Menú

España no despeja dudas y cae ante Francia en Saint-Denis

Un solitario gol de Remy le ha bastado a los bleus para derrotar a un rival al que parecía darle miedo chutar a puerta.

0
Un solitario gol de Remy le ha bastado a los bleus para derrotar a un rival al que parecía darle miedo chutar a puerta.
Paco Alcácer, Silva y Cazorla se lamentan tras el gol de Remy. | EFE

Nuevos aires para la selección, los viejos problemas de siempre. Con Iker Casillas en el banquillo, apostando Vicente del Bosque por David de Gea en la portería, los actuales campeones de Europa han sucumbido en Saint-Denis ante Francia, en su primer partido dos meses y medio después del fracaso en el Mundial.

Ya no están en el equipo español hombres Xavi Hernández, Xabi Alonso y David Villa, y el técnico salmantino se ha llevado a París hasta ocho caras nuevas, de las cuales hizo debutar a cuatro como internacionales absolutos: Carvajal, San José, Raúl García y Paco Alcácer, este último entrando en la segunda mitad, apenas unos minutos antes de que Loic Remy batiera la portería de De Gea.

¿Renovación? A medias. Sí en la convocatoria pero no en el bloque, que ha acabado pagando su apatía y, cuando quiso reaccionar, con Silva e Isco en el campo, ya era tarde, topándose además los visitantes con una sólida defensa liderada por Varane y Sakho.

Busquets, Koke y Cazorla formaron en el medio campo español, por detrás de Cesc y Raúl García, mientras que Diego Costa, aún sin poder marcar con la selección, seguía siendo la referencia arriba. Muchas miradas puestas en el jugador de Lagarto tras su pobre Mundial, como él mismo se encargaba de reconocer en los días previas. En el otro bando, Didier Deschamps apostó por el bloque que tan buen rendimiento le dio en Brasil, con los Benzema, Griezmann, Valbuena, Pogba, Matuidi... Ya no está en los bleus Franck Ribéry -uno de los grandes ausentes en la Copa del Mundo-, pero el técnico de Bayona parece haber dado con la tecla, encontrando un grupo que augura buenos tiempos para el fútbol francés.

En Saint-Denis, las fuerzas comenzaron igualadas entre dos pesos pesados del fútbol mundial, dos equipos que se han enfrentado en siete ocasiones en los últimos ocho años. Una vez roto el hielo, comenzaron las hostilidades y el partido se convirtió en un correcalles. Hasta que quiso España, intentando rebajar la euforia gala y tener la pelota en su poder. Lo consiguió el cuadro de Del Bosque, donde Carvajal, seguro atrás y presente arriba en más de una ocasión, se erigió en el mejor de los suyos.

España se encomendaba a la versatilidad de Cesc y a la clase de Koke a balón parado para tratar de sorprender a una Francia segura atrás. Llegaba arriba con cierto peligro pero le faltaba tirar a puerta. Y, claro está, si no chutas, es muy difícil que pueda llegar el gol. Con el 0-0 se llegó al descanso.

España perdió la pelota

Cambiaron las tornas a la vuelta de vestuarios y poco a poco fue Francia la que se hizo con la posesión de la pelota. Los galos, amparados en la seguridad defensiva, a la que se unieron Pogba -enorme partido del mediocentro de la Juventus- y Matuidi, poco a poco fueron adelantando líneas y llegando cada vez con más claridad a los dominios de De Gea. A Benzema, negado a puerta últimamente con el Real Madrid, se le anuló injustamente un gol por un fuera de juego que no era, mientras Valbuena, liberado, empezaba a crear cada vez más zozobra en la retaguardia hispana.

Y así llegaría el gol: a los 73 minutos, una buena jugada de equipo, iniciada por Valbuena y en la que también participaron Benzema y Matuidi -éste con un taconazo de lujo dentro del área-, acabó en un espectacular remate junto al palo del delantero Loic Remy, el último fichaje del Chelsea de Mourinho. Nada pudo hacer De Gea, limitándose a ver cómo la pelota entraba en su portería.

Del Bosque reaccionó y, en el carrusel de cambios, dio entrada a Isco y David Silva. Con la fantasía del andaluz y el canario, España ganó en presencia ofensiva. Se trataba de buscar a un Paco Alcácer, un tanto estático pero que tuvo una buena oportunidad para haber derribado la muralla de Lloris. No era el día: los tricampeones continentales acabarían hincando la rodilla en Saint-Denis, demostrando que aún tienen mucho que mejorar, a cuatro días de su primer partido oficial tras el Mundial (el lunes, ante Macedonia en el inicio de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016). La herida que dejó Brasil no ha podido restañarse, pero al menos no se ha hecho más grande.


Ficha técnica

Francia, 1: Lloris; Debuchy, Varane, Sakho, Évra (Digne, m.69); Sissoko (Schneiderlin, m.79), Pogba, Matuidi (Cabaye, m.69); Valbuena (Cabella, m.75), Benzema, Griezmann (Rémy, m.58)
España, 0: De Gea; Carvajal, San José, Ramos, Azpilicueta; Busquets (Iturraspe, m.46), Koke, Cazorla (Isco, m.78); Raúl García (David Silva, m.58), Cesc Fábregas (Pedro, m.69); y Diego Costa (Alcácer, m.69)

Gol: 1-0, m.73: Rémy
Árbitro: Alain Bieri (Suiza). Sin amonestados
Incidencias: Partido amistoso internacional disputado en el estadio de Saint-Denis (París) ante unos 80.000 espectadores. Antes del partido se rindió homenaje a los vencedores de la Eurocopa'84, en la que derrotaron en la final a España, muchos de los cuales estuvieron en el campo

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios