Menú

La intensidad del Atlético destroza a un Real Madrid sin alma en el derbi

Los colchoneros acabaron con un conjuntoblanco desdibujado gracias a los goles de Tiago, Saúl, Varane en propia puerta y Mandzukic.

82
Los colchoneros acabaron con un conjuntoblanco desdibujado gracias a los goles de Tiago, Saúl, Varane en propia puerta y Mandzukic.
Tiago celebra el primero gol del Atlético. | EFE
Repaso del Atlético de Madrid al Real Madrid. No hay otra forma de decirlo. Ganó, goleó, sometió y desesperó a su rival. Lo hizo con su intensidad, la habitual, no la de la segunda parte ante el Barcelona, y se encontró a un rival sin espíritu, perdido desde el inicio y con la sensación de haber caído derrotado por menos goles de los que podía haber encajado si el Atlético hubiese estado más acertado.

Hubo una época en la que el Atlético temblaba en los primeros minutos de cada derbi. Los goles del Real Madrid caían con una rapidez que desmontaba, una y otra vez, al conjunto rojiblanco que siempre acababa hincando la rodilla. De ahí que se buscara "rival digno" para estos partidos. Ahora todo ha cambiado. Es el Atlético el que suele golpear antes y lo hace con mucha contundencia y a las primeras de cambio. El equipo de Ancelotti nota la ansiedad incluso con 0-0 debido a los pocos espacios que encuentra y más con un 1-0 en contra a los trece minutos.

Comenzó mal el Real Madrid, otra vez atascado en los inicios, arrancó muy bien el Atlético y pasó lo que pasó. Centro del Atlético, Griezmann no llega en primer lugar, sí lo hace Mandzukic y es Tiago el que aprovecha el pase y el desconcierto de la zaga blanca para anotar el primer tanto ante un Casillas incapaz de evitar el tanto luso.

Simeone y los suyos tenían aún más mérito porque el primer golpe anímico en contra fue para ellos. Koke se retiró nada más comenzar con problemas físicos y entró Saúl. Bendito problema para el Cholo que vio como cambiar canterano por canterano le iba a dar el 2-0. Gran jugada de Siqueira y Saúl, siempre atento a las oportunidades que se le dan, llevó el delirio a las gradas con una chilena que dejó parado nuevamente a Casillas.

Cánticos a Casillas

Con el Calderón animando irónicamente a Iker y desquiciando a Cristiano Ronaldo, el Real Madrid intentó tirar de Isco para remontar, pero el andaluz sólo recibía el balón en el centro del campo, casi nunca en posiciones de peligro, y no había manera de crear. Le faltaba alma al Real Madrid. Bale y Cristiano cambiaron las bandas. Tampoco funcionó. Con los visitantes fuera de sitio llegó la polémica. Primero con un fuera de juego de Griezmann y luego con la famosa mano de Khedira a disparo de Godín, que ya se encontró con un codazo del alemán al inicio. 2-0 al descanso y menos mal pensaban los blancos.

En la segunda mitad el color siguió siendo rojiblanco. El Real Madrid, con Jesé y sin Khedira, tuvo unos primeros minutos mejores que en el primer acto, no era difícil, pero rápidamente recuperó el control el Atlético que se aprovechó de un rival caótico y sin orden. Si Griezmann hubiese estado más acertado en tres acciones casi consecutivas, el 3-0 habría llegado antes. Tiago, de cabeza y con todo a favor, también perdonaría al Real Madrid. Sería la última vez que dejaran escapar vivo a su contrincante.

Antes de llegar a la hora de partido, otro gol, otra estocada más. Arda marea a la defensa al borde del área, balón al segundo palo para Saúl y el canterano, protagonista del 2-0, prolongaba para que Griezmann le robara la cartera a Varane y marcara el tercero. Ahí, si no lo había hecho ya antes, se acabó el partido, al menos para el Real Madrid. El Atlético quería más.

Ancelotti ondeó la bandera blanca quitando a Isco y poniendo a Illarramendi. Nunca hubo magia en el Madrid, pero sin el ‘23’, la hubo aún menos. A partir de ahí, el miedo madridista a recibir una goleada mayor fue adrenalina en vena para un Atlético que podía destrozar a su oponente. Perdió a Saúl, otro jugador por lesión, pero las entradas de Raúl García y Torres aún le dieron más empaque en busca del 4-0, que llegó en la recta final. El Niño puso el centro y Mandzukic, la puntilla. El croata y Griezmann, ovacionado en el cambio, maravillaron al Calderón en un gran choque. Todo lo contrario que el ataque del Madrid porque Moyá tuvo la mejor entrada del choque y vio tranquilo el encuentro.

Con el pitido final, el Calderón estalló y celebró por todo lo alto otra nueva victoria ante el Real Madrid. Otro triunfo, que esta vez fue por goleada y que tardará en olvidarse por la ribera del Manzanares y también por el Bernabéu. Si no se encuentran en Champions, los rojiblancos habrán ganado cuatro de los seis partidos que han jugado ante el Real Madrid, más dos empates. El Cholo y su intensidad reinan en los derbis.

Ficha técnica

Atlético de Madrid, 4: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Arda, Gabi, Tiago, Koke (Saúl, m. 9 (Raúl García, m. 70)); Griezmann (Fernando Torres, m. 77) y Mandzukic.
Real Madrid, 0: Iker Casillas; Carvajal, Varane, Nacho, Coentrao; Khedira (Jesé, m. 56), Kroos, Isco (Illarramendi, m. 68); Bale, Benzema (Chicharito Hernández, m. 73) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 1-0, m. 14: Tiago, de tiro raso tras una dejada atrás de Mandzukic. 2-0, m. 17: Saúl, de chilena a centro de Siqueira. 3-0, m. 67: Varane, en propia meta. 4-0, m. 89: Mandzukic cabecea un centro de Fernando Torres.
Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amonestó a los locales Gabi (m. 45), Arda Turan (m. 49), Raúl García (m. 51, cuando estaba calentando en la banda), Godín (m. 54) y Mandzukic (m. 82) y al visitante Kroos (m. 29).
Incidencias: partido correspondiente a la vigésima segunda jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 54.000 espectadores. Lleno.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios