Menú

Amenaza de huelga en la Liga

Los clubes ya se plantean parar si el Gobierno no apueba el decreto para la venta centralizada de los derechos televisivos.

16
Los clubes ya se plantean parar si el Gobierno no apueba el decreto para la venta centralizada de los derechos televisivos.
Javier Tebas, presidente de la LFP. | Cordon Press

Los problemas en el fútbol español no dejan de crecer. A la ya sabida guerra entre el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, con el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, y el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, ahora se une el malestar de los clubes por un decreto gubernamental que no ha dejado de retrasarse para ordenar la venta centralizada de los derechos televisivos.

Liga y CSD, unidos en la causa contra la Federación y Villar, ahora viven con tensión por el nerviosismo y la preocupación que ha generado en los clubes el retraso de la medida. Tanto es así, que en la última asamblea de la Liga, los clubes alzaron la voz, con el único voto encontra del Athletic, y exigieron a Tebas que diese un ultimátum al Gobierno antes de tomar otras medidas que llevarían irrevocablemente a una huelga en el fútbol nacional.

Entre otras cosas, Tebas se ganó el favor de quienes le llevaron a la presidencia por abanderar el movimiento para que la venta de derechos televisivos fuese más equitativa. A excepción de Real Madrid y Barcelona, todos los equipos están disconforme con el reparto de un pastel en el que los dos grandes se han llevado casi todo. Hasta ahora, los derechos se vendían de forma individual, es decir, cada club negociaba por su cuenta con el operador de televisión que más fuerte pujase y Madrid y Barça era los clubes más codiciados. En este contexto, los operadores dedicaron la mayor parte de los recursos hacia los clubes más importantes y el resto se tuvo que conformar con lo que quedaba.

El ejemplo de la Premier League

El malestar entre los equipos más pequeños y los de Segunda División fue forjando un movimiento para cambiar el reparto. Además, la fórmula ha demostrado que los ingresos están muy por debajo del espejo en el que mira la Liga: la Premier League. El modelo inglés prevé un reparto televisivo centralizado. Dicho de otro modo, si alguien quiere contar con los derechos de los equipos más importantes, debe comprar todo el paquete que incluye a los equipos más pequeños. De este modo, se gestiona un reparto más igualitario y los ingresos de los clubes más perjudicados crecen.

La LFP tiene claro que el cambio de modelo es necesario así se lo hizo saber al CSD. Sin embargo, el enfrentamiento entre los tres estamentos que representan el fútbol nacional ha enfriado la decisión de Gobierno. Cardenal no ha conseguido resolver el problema y el decreto prometido para antes de Navidad todavía no ha llegado.

La paciencia de los clubes se ha agotado. La viabilidad de algunos de ellos, depende de que cuanto antes aumente lo que perciben por la emisión de sus derechos televisivos y, además está previsto que también se introduzca la posibilidad de que la propia Liga pueda ejercer como entidad para ofrecer financiación a clubes en una situación grave.

Tebas ha pedido paciencia a los clubes pero sabe que el tiempo se agota y se ha quejado públicamente. Cree que tras la venta de los derechos de la Premier league para las próxima tres temporadas a Sky Sport y BT por 5.136 millones de libras (6.946 millones de euros), la liga empeiza a perder una importante suma porque todavía no está en el mercado. Si no se desbloquea la situación, el fútbol español está dispuesto a ir a la huelga.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios