Menú

Groenlandia, el fútbol hasta los 25 grados bajo cero

No está reconocida todavía por la FIFA y pertenece a la NF-Board. Gronjkaer es su mejor jugador y su liga nacional se llama Coca Cola Gm.

0
No está reconocida todavía por la FIFA y pertenece a la NF-Board. Gronjkaer es su mejor jugador y su liga nacional se llama Coca Cola Gm.
Partido de fútbol sobre la nieve en Groenlandia. | Cordon Press

Hasta que la temperatura no sea inferior a los 25 grados negativos se puede jugar. Ése parece ser el lema para la práctica del fútbol en Groenlandia, uno de los lugares del mundo en los que es más complicado vivir, con 61.000 habitantes, según el censo de 2012, unas cifras similares a las de Irún, pero con un gran diferencia, la superficie, puesto que Groenlandia es el duodécimo país (perteneciente a Dinamarca) más grandes del mundo, con más de dos millones de kilómetros cuadrados, 89.000 veces más grandes que esta población guipuzcoana.

Hasta hace bien poco, la práctica del fútbol en este congelado país se limitaba a campos de tierra y en los meses estivales, cuando las temperaturas al sur del país llegan a ser positivas. Pero ahora, desde septiembre de 2010, las cosas están cambiando a mejor, puesto que en esa fecha se inauguró el primer campo de césped artificial, en Qaqortoq, y de la mano del presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Busca el reconocimiento de la FIFA

La visita del suizo fue un guiño a una federación independiente de Dinamarca, como lo es las Islas Feroe, que participa en competiciones FIFA y UEFA, o Escocia y Gales, también con selecciones propias, por poner unos ejemplos. Pero con Groenlandia, que consiguió su autonomía en 1979, y la mayor parte de sus competencias –salvo asuntos exteriores, seguridad y política financiera- en el 2008 todavía no se ha conseguido este objetivo. No lo tenía porque no había una buena superficie en la que practicar este deporte. Y no se consideraba una buena idea llevar a los Iniesta, Cristiano Ronaldo, Van Persie, Müller y compañía a jugar en campos de tierra. Algo influye, claro, el hecho de que más del 84 por ciento de su territorio esté completamente helado.

El Mundial VIVA y los Juegos de las Islas

Pero da pasos poco a poco, y tienen su selección propia. Y aunque todavía no está adscrita a la FIFA, está en trámites y sí pertenece a otras asociaciones como la NF Board (una asociación internacional de equipos de fútbol amateur que no están federados a la FIFA), donde hay 21 selecciones de territorios o provinicias que no tienen soberanía reconocida internacionalmente, como Laponia, Occitania, Tibet o la Isla de Pascua, con las excepciones de Mónaco y Kiribati.

Y estas selecciones se reúnen para jugar el Mundial VIVA, que ya cuenta con seis ediciones. La última, el pasado verano, la ganó la selección de Tamil Eelam, que pertenece a la tribu Tamil de Sri Lanka, que están por Canadá, Reino Unido y Suiza, ante Zanzíbar, y que se disputó en Provenza y Occitania. La próxima edición, en el 2016, se celebrará en Dos Sicilias (que comprende Nápoles y Sicilia). Destacar que no compiten todas, y que en la primera edición, en el 2006, Laponia ganó en la final por 21 a 1 a Mónaco.

Por cierto, que la selección de Groenlandia no ha competido todavía en una fase final de este mundial, pero los partidos de selección los juega en el estadio de Nuuk, la capital, con capacidad para 2.000 personas.

Eso sí, Blatter acepta que exista la NF-Board, pero no permitirá que se disputen partidos entre miembros de esta "federación" y miembros de la FIFA, por lo que habrá que seguir esperando para ver un Groenlandia -España de fútbol.

También está la FIFI Wild Cup, que se disputó en Alemania en el 2006, también para selecciones no reconocidas entonces por la FIFA como ellos, y Gibraltar, Tibet, República de Sankt Pauli (fue un nombre ficticio para el equipo anfitrión, el FC St. Pauli), República del Norte de Chipre y Zanzíbar. Groenlandia perdió los dos partidos del grupo.

Donde sí ha tenido más éxito ha sido en los Juegos de las Islas, una competición que se disputa cada dos años entre islas, con la única excepción de Gibraltar. Allí participa Groenlandia, que se mide a otras islas como Äland (Suecia), Islas Feroe, o Bermudas. En la última edición, en el 2013, perdieron la final ante esta última por 1 a 0. Y su éxito más destacado fue un empate en un amistoso ante Canadá en 1996.

Gronjkaer y la liga Coca Cola GM

Y es que aunque sea la isla del mundo, sacar grandes futbolistas es más que complicado. En la actualidad destaca Niklas Kreutzmann, que juega en el Aarhus Fremad danés. Su caso es extraño porque él nació en Dinamarca, pero en el 2003 decidió jugar para Groenlandia. Algo completamente contrario a su jugador más reconocido, Jesper Grønkjær, ex del Ajax, Chelsea y Atlético de Madrid, entre otros. Nació en Nuuk, pero siempre ha jugado bajo la bandera danesa, disputando dos mundiales, 2002 y 2010.

Eso sí, ninguno de ellos ha estado presente en la liga local, la Coca Cola GM, creada en 1958. Es el torneo oficial desde 1971 y se divide en tres partes, a fin de evitar incómodos desplazamientos, ya que allí las carreteras brillan por su ausencia. Por eso, primero se empieza por un torneo local, por cercanía geográfica para evitar largos desplazamientos; los ganadores pasan a una segunda fase, ya regional, y donde aumentan la distancia en los desplazamientos; y los finalistas van a la tercera fase, al campeonato nacional en sí.

Hay 16 equipos, tres de ellos de la capital, Nuuk, aunque en el estadio de césped artificial de la ciudad actúan cinco de ellos como locales. Los equipos más lauredos del país, el Madrid y Barcelona groenlandés son el Nagdlunguaq 1948, de Ilulissat, pero que juega en Nuuk, y el capitalino Boldklubben de 1967, con diez títulos cada uno. Así es el fútbol en Groenlandia, en uno de los lugares más inhóspitos del planeta.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios