Menú

Copa del Rey

Cospedal y Aguirre instan a tomar medidas extraordinarias para que no se pite el himno

La número dos del PP se suma a Aguirre. "No es una cuestión leve sino muy grave", dice la candidata por Madrid. Altos cargos comparten la queja.

70
La número dos del PP se suma a Aguirre. "No es una cuestión leve sino muy grave", dice la candidata por Madrid. Altos cargos comparten la queja.
María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP. | Archivo

Esperanza Aguirre lleva años diciéndolo. "Los ultrajes a la bandera o al himno son delito en el Código Penal. No se deben consentir y, por tanto, el partido se debe suspender", afirmó en 2012 ante la final de la Copa del Rey que enfrentó al Athletic de Bilbao y al FC Barcelona. Entonces, el Gobierno se puso de perfil -el deporte es "para disfrutar", esquivó Soraya Sáenz de Santamaría- y algunas voces del propio PP le corrigieron. "Vascos y catalanes se merecen jugar una final en Madrid", apostilló Antonio Basagoiti, quien fuera líder de los populares vascos.

Desde que la hoy candidata al consistorio abriera el debate, la pitada al himno o al monarca -que dio inicio en 2009- se ha repetido en diversas ocasiones. Y hay visos de que vuelva a ocurrir lo mismo el próximo 30 de mayo, cuando de nuevo se enfrenten ambos equipos en la final. Aguirre, de nuevo, ha instado a la suspensión. "El Rey y el himno, como la bandera, nos representan a todos y por lo tanto si se silban no es una cuestión leve sino muy grave", destacó en una reciente rueda de prensa en Génova 13. El Gobierno de Nicolas Sarkozy decidió cancelar de inmediato un partido si tales hechos se producían, tal y como se encargó de recordar a preguntas de los periodistas. Y aún remató: "Luego nos enteramos que los silbidos los había pagado, financiado o sufragado el niño de Pujol".

La novedad reside en que Aguirre ya no está sola en su demanda. "Si uno no quiere ir a ver la Copa del Rey, pues que no vaya. Y si un equipo no está conforme con jugar la Copa del Rey, que no la juegue. Así de claro", se pronunció este jueves María Dolores de Cospedal, que es la número dos del PP y presidenta de Castilla-La Mancha. Esto es, alguien de la entera confianza de Mariano Rajoy.

Para Cospedal, habría que desalojar a quienes insultaran a don Felipe y al himno de España, pese a que la medida pudiera ser "muy contestada" por determinados sectores. Una declaración que fue recibida con aplausos en un desayuno informativo en Cuenca, y que también comparte Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

En línea, altos cargos del partido en el Gobierno y barones autonómicos consultados por este diario que la fotografía les genera "bochorno", y que habría que tomar medidas "de una vez por todas". "No se puede permitir que unos cuantos se dediquen a insultarnos y que encima lo veamos por la televisión sin hacer nada", en voz de un presidente regional, en conversación informal. La mayoría de opiniones versan en el mismo sentido, pese a que algunos dirigentes admiten que el tema es "complejo" y pone al Ejecutivo ante una situación espinosa.

"La papeleta para el Gobierno es difícil pero, desde luego, si se toma la decisión de actuar, no dudo de que contaría con el apoyo de todo el Grupo Popular", en voz de un diputado. Este viernes, Sáenz de Santamaría preside el Consejo de Ministros, pero no se esperan decisiones al respecto. Aún no está ni concretada la sede del encuentro. En su día, la vicepresidenta abogó porque, en la final de la Copa, no se mezclen "unas cosas con otras".

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation