Menú

Sergi Barjuán, nuevo entrenador del Almería, debutará en el Camp Nou

El técnico catalán estaba libre desde el pasado verano tras haberse desvinculado del Recreativo de Huelva.

0
El técnico catalán estaba libre desde el pasado verano tras haberse desvinculado del Recreativo de Huelva.
Sergi Barjuán, durante su presentación con el Almería. | EFE

Sergi Barjuán, exjugador del Barcelona y del Atlético de Madrid, se ha convertido en el nuevo entrenador de la UD Almería hasta el final de la presente temporada, según ha anunciado este lunes el club andaluz. Curiosamente, el técnico catalán se estrenará en el cargo en el partido del próximo miércoles frente al Barça en el Camp Nou.

Sergi, que debutó como entrenador en el fútbol profesional dirigiendo al Recreativo de Huelva durante dos temporadas (2012-14), tiene ante sí el reto de buscar la permanencia con el equipo rojiblanco, donde releva al destituido Juan Ignacio Martínez.

Nacido en Las Franquesas del Vallés (Barcelona) el 28 de diciembre de 1971, e internacional en 56 ocasiones, el catalán llega a la UD Almería después de que debutara como técnico en el segundo equipo del FC Barcelona de categoría juvenil, en el que estuvo dos años, el mismo periodo que ejerció en el banquillo del Recreativo.

Como entrenador del Decano, Sergi Barjuán completó una primera temporada honrosa, en la que acabó como decimotercer clasificado, para demostrar su mano en la siguiente campaña, la 2013-14, en la que acabó octavo y con los mismos puntos, aunque peor 'golaverage', que el Córdoba, que jugó la fase de ascenso y subió a Primera.

El nuevo técnico del equipo rojiblanco sucede a Juan Ignacio Martínez, que fue el entrenador de la UD Almería entre las jornadas decimosexta y vigésimo novena, con un balance de cuatro victorias, tres empates y siete derrotas, hasta su destitución el domingo pasado tras caer goleado el día antes en Almería ante el Levante (1-4).

Esta derrota ante un rival directo en la lucha por salvar la categoría ha situado a los almerienses en puestos de descenso, al ser antepenúltimos con 25 puntos, a uno de la permanencia.

Sergi es el tercer entrenador del Almería esta temporada después de Francisco Rodríguez, quien estuvo en el cargo entre la primera y la decimocuarta jornadas, con dos victorias, cuatro empates y ocho empates, y del citado Juan Ignacio Martínez.

Además, entre la destitución de Francisco y la llegada de Martínez, Miguel Rivera, técnico del filial (Segunda B), también dirigió al cuadro rojiblanco de forma interina en el partido frente al Real Madrid en la primera vuelta.

"Podemos salvar esto"

En sus primeras declaraciones como entrenador, Sergi dice que ha aceptado la oferta del club andaluz porque cree que puede "salvar esto", en alusión a la permanencia, para lo cual pidió "unión, sacrificio y trabajo".

"Casualidades de la vida", destacó Sergi, que señaló que le hubiese gustado debutar en otro sitio y apuesta por "plantarle cara" al Barcelona: "El Almería no tiene que tener miedo ni respeto en el Camp Nou, porque tiene más que ganar que perder".

Pese a estar antepenúltimo con 25 puntos, el nuevo técnico de la UD Almería consideró que en la plantilla rojiblanca hay materia prima y que "es un equipo que explotando las virtudes de sus jugadores tiene que estar más arriba".

Añadió que el objetivo que se plantea para estas cruciales nueve jornadas estriba en el hecho de que "todos saquen el máximo de sí, que todos remen hacia el mismo lado, porque en estas situaciones cualquier pequeño problemilla merma mucho a toda la plantilla".

También recalcó que las bases principales deben ser "la unión, el sacrificio y el trabajo, e intentar sacar el máximo de cada uno es importante para poder conseguir el objetivo final, que es sacar al Almería adelante y salvarlo".

Según Sergi, por haberse criado en el Barcelona su nuevo equipo no intentará imitar el estilo de juego del conjunto blaugrana. "El sello está puesto ya. Los jugadores están los que están y sabemos a lo que tenemos que jugar", subrayó.

Explicó que lo más importante en este momento es "conseguir que todo el equipo esté muy juntito" y hacer "con rapidez, y haciendo daño, las transiciones", para lo cual cree que el Almería tiene "jugadores muy rápidos".

El entrenador barcelonés sí calificó como una "lacra" el alto número de goles que encaja el Almería, por lo que uno de sus retos es "intentar que sea menor". "Eso, al final, es trabajo, es sacrificio, es unión, y si tenemos tiempo de ir trabajando más conceptos, los trabajaremos", precisó.

"Todos unidos tenemos que ser fuertes aquí, en nuestro estadio, para conseguir las victorias, lo que pasa es que esto no viene solo, hay un trabajo detrás y tenemos que ir trabajando día a día y entender todos que es un proceso que es rápido y que tenemos que aplicar lo más rápido posible, porque el fútbol no para", advirtió.

Sergi tiene claro que no hay nada perdido: "Hay muchos equipos implicados y hay alguno que piensa que ha salido y puede ser que caiga, y al final el trabajo nuestro es conseguir que día a día la mejora sea a nivel de encontrar un estilo adecuado para el máximo rendimiento de los jugadores".

Sergi llega a Almería con Ramón de Quintana como segundo entrenador. Su ayudante, nacido hace 43 años en Gerona, fue defensa central de equipos como Figueras, Osasuna, Rayo Vallecano, Mérida y Cádiz, subió a Primera en la campaña 1994-1995 con el Rayo y en la 2004-2005 con el Cádiz, en el que se retiró como futbolista en 2008

En Deportes

    0
    comentarios