Menú

Premier League

Adebayo Akinfenwa, la 'bestia' del fútbol inglés

Este corpulento delantero del AFC Wimbledon es el jugador más conocido del fútbol inglés al margen de la Premier League.

0

A simple vista, nadie diría que se trata de un futbolista, sino que su apariencia es más bien la de un talonador de rugby (también conocido como hooker o cuarto tercera). Estamos ante una auténtica mole, un jugador que, con su aspecto físico, es imposible que pueda dejar indiferente a alguien.

Con sus 108 kilos de peso y 1,80 metros de estatura, con un índice de masa corporal de 31,3 –a partir de 30 se considera obesidad, el delantero Adebayo Akinfenwa (Islington, Londres, 10 de mayo de 1982) es la gran sensación de la Sky Bet Football League 2 cuarta división del fútbol inglés no sólo por su impresionante aspecto físico, sino también por sus goles.

El ariete, que tiene nacionalidad inglesa y nigeriana, destaca no sólo por su descomunal fuerza, sino también por su potencia, su movilidad en el área rival aunque parezca mentira y un poderoso remate de cabeza. De momento, esta temporada ha marcado 13 goles con el AFC Wimbledon, por el que fichó el pasado verano, y lleva más de 160 en sus más de trece años de carrera.

Apodado The Beast por razones obvias, Akinfenwa es un auténtico obseso del gimnasio y de las pesas, siendo capaz de levantar 180 kilos en press de banca, que es tres veces el peso de uno de sus compañeros de equipo, el centrocampista Sammy Moore.

Se trata del futbolista inglés más conocido al margen de la Premier League y su cuenta oficial de Twitter tiene más de 146.000 seguidores, multiplicando casi por cinco el número de followers de su actual club (unos 31.800).

Trotamundos del fútbol

Criado en la cantera del Watford, Adebayo impresionó desde el principio, tanto a los rivales como a los propios compañeros y sus entrenadores. En 2001 hizo las maletas y se marchó a Lituania para fichar por el FK Atlantas de Klaipeda por consejo de su cuñado y al mismo tiempo agente, que residía en el país báltico. Tras dos años en Lituania, el delantero regresó a Reino Unido para jugar en el Barry Town galés.

Pero esa temporada, la 2003/04, fue un auténtico deambular para Akinfenwa, al estar en cinco equipos diferentes en nueve meses: tras el Barry Town, fichó por el Boston United en octubre y allí estuvo sólo un mes antes de recalar en el Leyton Orient, también por un mes; en diciembre se marchó al Rushden & Diamonds y en febrero volvió a cambiar de aires, fichando por el Doncaster Rovers hasta final de temporada.

Por fin, en la siguiente temporada, Akinfenwa pudo encontrar la anhelada estabilidad en el Torquay United, de la League One, marcando 14 goles en 37 partidos, aunque el equipo descendió a la League Two y el jugador volvería a hacer las maletas. El futbolista ficha por el Swansea City y allí permanece durante dos temporadas: tras un primer año bastante bueno, en el que el cuadro galés se quedó a las puertas de lograr el ascenso a la Football League Championship –segunda división, Adebayo vivió una fatídica segunda temporada en Swansea, que se agravó con una lesión en el tobillo izquierdo que lo tuvo alejado de las canchas durante varios meses.

Otra vez a hacer las maletas: Adebayo se marcha entonces al Millwall y de ahí pasa al Northampton, donde marca un total de 37 goles en dos etapas. El Gillingham fue su último equipo antes de fichar el pasado verano por el AFC Wimbledon, su actual club.

La anécdota de la camiseta de Gerrard

El pasado 5 de enero, en partido de la tercera ronda de la FA Cup, Akinfenwa pudo cumplir el sueño de jugar en Kingsmeadow contra el equipo del que es seguidor, el Liverpool, y frente a uno de sus grandes ídolos, Steven Gerrard. Como era previsible, el cuadro de Neal Ardley cayó frente a los pupilos de Brendan Rodgers (1-2) y quedó eliminado, pero al menos Adebayo consiguió marcar el gol de su equipo y encima se llevó la camiseta de Gerrard, que hizo los dos goles visitantes. "Si alguien le pide la camiseta a Gerrard, vamos a tener un problema", le había advertido el día anterior a sus compañeros en el vestuario. Cualquiera le iba a desobedecer...

En julio pasado, Akinfenwa ya había recibido los elogios de José Mourinho tras un partido de pretemporada que enfrentó al AFC Wimbledon con el Chelsea (victoria de los blues por 2-3, con más sufrimiento del esperado). Akinfewna no marcó, pero rápidamente captó la atención del entrenador portugués, que no dudó en destacar la movilidad del ariete londinense en el área pequeña.

"Debería comer más"

Más allá del fútbol, el jugador ha hecho sus pinitos como empresario lanzando su propia línea de ropa bajo el nombre de Beast Mode. El 'modo bestia', dice él mismo, es "una filosofía de vida que consiste en desafiar las limitaciones que los demás te ponen".

Casado desde hace 18 años y padre de cuatro hijos, Adebayo es un fervoroso creyente que lee a menudo la Biblia.

En cuanto a su alimentación, no sigue una dieta especial y confiesa que le gusta la pasta. "Mi mujer es de familia caribeña y nigeriana", cuenta, "y suele cocinar arroz y patatas, aunque mi entrenador personal dice que debería comer más".

0
comentarios

Servicios