Menú

La increíble historia de Lutz Pfannenstiel, el auténtico trotamundos del fútbol

Este exguardameta alemán es el único futbolista de la historia que ha jugado en las seis confederaciones que integran la FIFA.

0
Lutz Pfannenstiel, durante su etapa como jugador. | Cordon Press

Ha militado en 25 clubes diferentes, pasó más de cien días en prisión y fue declarado muerto en un campo de fútbol. Es la carrera del exguardameta Lutz Pfannenstiel. Su historia sencillamente extraordinaria, pese a que parezca una película, y la recoge en su libro Imparable: mis aventuras como trotamundos.

Pfannenstiel, que el próximo 12 de mayo cumplirá 42 años, es el único futbolista que ha jugado en las seis confederaciones que integran la FIFA; es decir, el único que ha jugado en cinco continentes. Se formó en el FC Bad Kötzting, a pocos kilómettos de su Zwiesel natal -junto a la frontera con la República Checa-, e incluso el Bayern de Múnich llegó a hacerle una oferta. Pero al final la cosa no salió bien por "extrañas circunstancias", como él mismo relata, y el joven Lutz, con apenas 19 años, acabaría haciendo las maletas para marcharse a jugar en el Penang FA, uno de los clubes más importantes de Malasia.

A partir de ahí, vueltas y vueltas por todo el mundo. Inglaterra, Bélgica, Malta, Sudáfrica, Singapur, Finlandia, Nueva Zelanda, Austria, Noruega, Canadá, Albania, Brasil y Namibia son los otros países en los que ha jugado Pfanninstel, quien, incluso antes de haber colgado las botas en 2011, fue entrenador de porteros de las selecciones nacionales de Cuba y Namibia. Y a ello hay que incluirle una etapa como entrenador del FC Bentonit Ijevan armenio.

Actualmente sigue viajando por el mundo como ojeador del Hoffenheim, de la Bundesliga, además de participar como analista en la televisión de su país. Por currículum que no quede, aunque se trate de equipos menores y en ligas con muy poco potencial.

El caso es que el exguardameta tuvo un inicio prometedor y llegó a ser internacional con la selección alemana sub-17. "Mi carrera fue normal al comienzo e incluso jugué con la selección alemana en la categorías inferiores, pero siempre fui un poco impaciente", dijo el jugador hace unos meses en una entrevista a la BBC en una entrevista.

Lutz Pfannenstiel, en una reciente entrevista televisiva. | Cordon Press

"Yo no planeé jugar para tantos equipos, sino que fueron las circunstancias que se iban dando. Que el entrenador fue despedido, que el equipo cayó en bancarrota... miles de cosas pasaron en mi carrera que no fueron tan agradables", relataba.

Más de cien días en prisión

Y entre esas cosas "que no fueron tan agradables", Pfannenstiel incluye una estancia en prisión durante 101 días. Ocurrió en 1997, en Singapur, mientras militaba en el Geylang United FC, al ser condenado por amaño de partidos.

"No creo que haya muchas prisiones tan rudas en el mundo. Estaba viviendo cómodo, haciendo de moderlo para Armani, con mi propio programa de televisión y el fútbol estaba bien, pero de repente una mañana me desperté en una celda y el mundo se me vino encima", revivía sobre esos más de cien días que pasó en la cárcel.

"Al final me dejaron en libertad: la condena fue anulada porque nunca pudo demostrarse el amaño. Fue sin duda el momento más difícil de mi vida, pero también en el que más aprendí", relataba el exjugador alemán a la BBC.

Declarado muerto en un campo de fútbol

Pero los infortunios de Pfannenstiel no acaban ahí. El 26 de diciembre de 2002, cuando jugaba en el Bradford de la Northern Premier League -la séptima categoría del fútbol inglés-, el cancerbero dejó de respirar tres veces tras sufrir un choque con un jugador del Harrogate Town en un partido del Boxing Day. "Mis pulmones colapsaron y no tuve pulso. Fui declarado muerto tres veces en el campo. Pero me desperté tres horas después en el hospital", afirma.

Aquella experiencia volvió a marcarle. Pfannenstiel siguió jugando al fútbol y a su pasión por el balón sumó su lucha por el medio ambiente. En 2009 creó el Global United Football Club, una organización que cuenta con el respaldo de varias estrellas del fútbol. "Quiero usar este deporte como un motor para luchar contra el calentamiento global. Considero que los futbolistas son un modelo a seguir que tiene un gran impacto en el mundo. Si hay gente que puede lograr entrar en la cabeza de los jóvenes o de las personas en las calles, éstos son los jugadores", expresó Pfannenstiel.

Lutz Pfannenstiel, promoviendo su organización Global United Football Club.

Así, entre sus fichajes para el Global United FC, se encuentran figuras de la talla de Zinedine Zidane, Ronaldinho, José Luis Chilavert y Lottar Matthäus.

A Lutz Pfannenstiel el mundo se le queda pequeño y su próximo reto es sumar a su palmarés un sexto continente y jugar un partido de fútbol en la Antártida, un lugar que la FIFA no ha podido conquistar.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco