Menú

El Real Madrid sella su pase a octavos tras vencer a un PSG que fue mejor (1-0)

Nacho marcó el gol, pero las mejores ocasiones fueron para los franceses. Los blancos ya están en octavos. Lo peor, la lesión de Marcelo.

0

1-0... "y nada más". Horrible versión del Real Madrid, que en uno de sus peores partidos de la temporada se ha impuesto al París Saint Germain para aferrarse al liderato de grupo en la Champions. Ambos llegaban invictos al duelo del Santiago Bernabéu, y el equipo de Laurent Blanc pierde ahora esa condición. Pero desde luego que no lo mereció. Los franceses fueron mejores, especialmente en una primera mitad en la que no hubo color, y gozaron de las oportunidades más claras. Fue un auténtico milagro que el equipo parisino no marcara esta noche en el coliseo blanco.

Gol de Nacho, el actor con el que nadie contaba, y gracias. Los blancos pudieron haber ampliado su renta en la segunda mitad, con buenas oportunidades de Isco y Toni Kroos, pero también Di María, en su vuelta al Bernabéu -el Fideo fue recibido con indiferencia-, pudo haber logrado el empate al final con un lanzamiento de falta que se estrelló en el larguero.

Lo mejor, el resultado; lo peor, sin duda, la lesión de Marcelo. El lateral brasileño, que estaba siendo el mejor jugador del Madrid en este primer tercio de temporada junto a Keylor Navas, se rompió. Sus isquiotibiales dijeron "basta". A los 32 minutos tuvo que salir del campo, dejando su puesto a Nacho, y ahora el 12 blanco es seria duda para el clásico del 21 de noviembre contra el Barcelona.

En nada se pareció este Madrid al que venía de bordar el fútbol hace dos semanas en el Parque de los Príncipes, especialmente en la primera parte (0-0). Benítez volvió a contar con Keylor y Sergio Ramos, ausentes ante la UD Las Palmas, aunque la gran novedad en la convocatoria fue la presencia de James Rodríguez. El colombiano volvía a la lista dos meses después y, aunque se esperaba que pudiera tener minutos en la segunda mitad, finalmente se quedó sin jugar. El próximo domingo, ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, podría ser la fecha de su regreso. En el otro bando, Laurent Blanc recuperó a David Luiz, ausente en el primer choque ante los blancos.

Superioridad del PSG desde el inicio

El PSG salió muy enchufado y no tardó en buscarle las cosquillas al Madrid, sobre todo con Cavani moviéndose de forma incesante y encontrando muchos espacios. Los blancos sufrían como nunca, su centro del campo no funcionaba y los delanteros eran una isla. Hasta le vinieron bien los parones que se registraron con el susto que dio Isco, que tuvo que ser atendido en la banda tras sufrir una brecha en la cabeza, y con la lesión de Verratti al torcerse el tobillo. El italiano, dolorido, tuvo que salir del campo y dejar su puesto a Rabiot, todo desparpajo, una de las mayores promesas del fútbol francés.

Avisó primero Matuidi y no tardó en aparecer Ibrahimovic. A diferencia del duelo en París, el sueco sí estuvo a la altura esta noche en el Bernabéu y en la primera parte tuvo dos ocasiones buenísimas para haber abierto el marcador. En una de ellas, casi logra sorprender a Keylor con un disparo dentro del área que llevaba toda la intención del mundo.

El Real Madrid estaba siendo superado. Isco, Modric y Kroos no daban señales de vida, como tampoco un Cristiano Ronaldo que se desesperaba constantemente -su único disparo a puerta fue un disparo lejanísimo que se marchó a las nubes-, mientras que Casemiro, que se estaba destapando como uno de los mejores futbolistas blancos en este inicio de temporada, estaba teniendo su peor noche de largo. Ante este panorama, tal vez había que encomendarse a Marcelo, que siempre desborda con su velocidad por el costado izquierdo. Pero hasta eso salió rana: el brasileño decía basta tras haberlo jugado todo en Liga y a la media hora se lesionó. En su lugar entró Nacho, y lo suyo fue llegar y besar el santo: sólo llevaba tres minutos en el campo cuando el canterano se aprovechó de un rechace para sorprender a Trapp en su salida sin sentido.

De ahí al final de la primera parte, asedio francés sobre la portería de Keylor Navas. Rabiot, en dos ocasiones consecutivas -una de ellas fue un disparo al palo-, Ibrahimovic y Cavani buscaron el empate, pero la diosa fortuna se alió con el Madrid para que, al final de los primeros 45 minutos, el electrónico del Santiago Bernabéu siguiera reflejando el 1-0.

Gran partido de Di María

Duro castigo para un PSG que no cambió la cara tras el paso por vestuarios. Di María, que hizo un gran partido, siguió buscándole las cosquillas a sus excompañeros. Alejado de la presión fue el mejor. El Fideo siguió brillando en la segunda mitad, en la que Ibrahimovic y Cavani dieron un paso atrás después de haber creado muchísimo peligro en la primera.

Era muy complicado que el Madrid jugase peor que en la primera parte. Los blancos mejoraron en la reanudación, coincidiendo también con el desgaste físico de un PSG que lo había dado todo en el primer acto. Los blancos, que mejoraron con la entrada al campo de Lucas Vázquez, tuvieron dos buenas ocasiones tras el intermedio en las botas de Isco y Toni Kroos. La réplica llegó en las botas de Di María. A dos minutos del final del tiempo reglamentario, el argentino estrelló un lanzamiento de falta en la cruceta. Hubiera sido el merecido empate del campeón de la Ligue 1.

Al final, como reza el tiular de esta crónica: "Baño francés, victoria blanca". Eso fue lo mejor, el resultado, junto al récord de imbatibilidad que superó Keylor Navas y la clasificación matemática para octavos de final -gracias también a la goleada del Shakhtar Donetsk sobre el Malmoe (4-0)-, dando además un paso de gigante para acabar primeros de grupo. Lo peor, además de la lesión de Marcelo, el pobre juego exhibido en una noche para el olvido.

Ficha técnica

Real Madrid, 1: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Nacho, m.32); Casemiro, Kroos, Modric; Isco (Kovacic, m.82), Jesé (Lucas Vázquez, m.63) y Cristiano Ronaldo
París Saint Germain, 0: Trapp; Aurier, Thiago Silva, David Luiz, Maxwell; Verratti (Rabiot, m.17), Motta, Matuidi (Lucas Moura, m.75); Di María, Ibrahimovic y Cavani

Gol: 1-0, m.35: Nacho
Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Mostró tarjeta amarilla a Aurier (m.45) y David Luiz (m.67), del PSG; y a Casemiro (m.88) y Keylor Navas (m.90), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo A de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 83.500 espectadores. Primer lleno de la temporada. Presenció el encuentro en el palco de honor el rey Juan Carlos, sentado junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios