Menú

Copa del Rey

¿Quiénes son los culpables de la alineación indebida del Real Madrid?

Megía Dávila, Chendo y el propio Cheryshev, en el punto de mira.

7
Denis Cheryshev, en la picota. | EFE

El Real Madrid, un club con más de 500 millones de presupuesto, cometió un error imperdonable que le va a dejar fuera de la Copa del Rey a las primeras de cambio. A pesar de que Emilio Butragueño, tras el partido, intentó justificar el caso Cheryshev señalando a la Federación Española de Fútbol y al Villarreal por no haber "avisado de la sanción que acarreaba Cheryshev", los últimos culpables están dentro del conjunto merengue.

Megía Dávila es asesor en temas arbitrales. Lleva en el Real Madrid desde 2009 y debería preocuparse de este tipo de cosas. De hecho, su cargo se justifica, precisamente, para estar ahí, justamente, en estas situaciones.

Lo mismo sucede con el delegado del equipo, Miguel Porlán Chendo. Es un hombre muy querido en el entorno madridista, y sus amigos intentan eximirle de responsabilidad, pero el delegado en todos los equipos del mundo tiene como competencia estar al tanto de los jugadores que no están disponibles por sanción para el partido de turno. No sólo pasear la banda del Bernabéu debería ser la función de un Chendo, al que quizás tantos años en el cargo, desde 1999, han hecho relajarse en demasía.

  • El ejemplo del Celta

Desde Libertad Digital y esRadio nos hemos puesto en contacto con un delegado de Primera División, Vlado Gudelj, que ejerce dicho cargo en el Celta de Vigo. Gudelj lo deja claro.

"Yo no sé cómo funcionan otros equipos, pero en el Celta, yo como delegado, debo ocuparme de los jugadores sancionados. Tengo la ayuda de Atilano -otro mítico exjugador del equipo olívico que trabaja para el club-, y ambos nos reunimos entre semana para analizar con detalle este tipo de situaciones. Quiénes han sido amonestados, quiénes no pueden jugar el siguiente partido por haber sido sancionado..."

Si en un equipo como el Celta, con 30 millones de presupuesto, hay dos personas encargadas de mirar con lupa qué jugadores el entrenador no podrá alinear la siguiente jornada, en el Real Madrid, con más de 500 millones de presupuesto, no debería ser menos. Parece evidente que Megía Dávila vendría a ser el Atilano del Celta, mientras Chendo sería el Vlado Gudelj. Puede que el Madrid tenga en su estructura alguna otra persona encarga de estos asuntos, pero parece evidente que Chendo, como delegado, debería ser una de ellas.

La última responsabilidad, y no menos importante, es la del propio Cheryshev. El ruso debería conocer su situación, interesarse por ella. Cómo ocurrió con el Osasuna, caso idéntico al de Cheryshev, un precedente que deja KO al Real Madrid. El juez que trató la alineación indebida de Unai García, sancionado de la temporada anterior, el juez que trato el asunto lo deja claro: "La manifiesta alineación indebida de un jugador que, en última instancia, debería haber sido prudente conocedor de su propia situación personal".

El dichoso fax de las oficinas del Bernabéu

A pesar de que ninguno de los tres responsables del asunto se percataron de la situación, el Madrid tuvo una última oportunidad para evitar la catástrofe. Una persona externa al Real Madrid, el excolegiado y actualmente analista futbolístico Emilio Rosanes, intentó ponerse en contacto, sin éxito, con las oficinas del Bernabéu. Llamó por teléfono, aunque nadie le cogió el teléfono, y además mandó un fax.

Recordemos que el Madrid no pudo cerrar el fichaje de David De Gea porque la documentación del traspaso llegó tarde a la Liga de Fútbol Profesional. En aquella ocasión, el fax también fue protagonista de otra situación surrealista. Igual en Concha Espina deberían comenzar a plantearse cambiar el aparato...

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation