Menú

Nacho Fernández, un futbolista en peligro de extinción

Pese a la competencia, declinó ofertas para marcharse del Madrid. Estudia INEF. Nunca se lesiona y acude a todos los entrenamientos voluntarios.

4
Nacho Fernández, un futbolista en peligro de extinción
Nacho Fernández celebra el gol ante el PSG | Archivo

"Es un tipo extraordinario. He visto pocos jugadores más profesionales que él", son las primeras palabras que salen de la boca de un empleado de Valdebebas cuando le preguntamos por Nacho Fernández, a quien le conoce prácticamente de toda la vida. No es familiar suyo. Simplemente han compartido el mismo lugar de trabajo desde hace 16 años, que es el tiempo que lleva Nacho en el Real Madrid. Lo dicho. Toda una vida.

Esta persona ha tenido la oportunidad de verle crecer personal y profesionalmente. Dice haber predicho su futuro a medias. No sabía que acabaría siendo jugador de la primera plantilla porque cree que estas cosas no se saben nunca pero sí que intuía que la fama y la popularidad no le iban a cambiar ni un ápice, como le suele pasar a la mayoría de los jugadores. "Sigue tomándose la profesión de futbolista muy en serio. Esa es la diferencia", afirma.

Nacho Fernández -25 años- es de esa clase de futbolistas que ha sido educado en Valdebebas. Como lo fue Raúl González Blanco. Transmiten una serie de valores que les hacen ser un ejemplo para los demás. En el Castila, el filial del Real Madrid se fijan en Ronaldo, James o Benzema. Son las estrellas del equipo. Pero también se miran en el espejo y piensan en Nacho. Es el reflejo del camino a seguir para triunfar en el Real Madrid. El central, que va a ser padre en breve de su segundo hijo, tuvo que tomar este pasado verano una decisión importante. De esas que cuando miras atrás, te puedes arrepentir o enorgullecer. Después de 16 años en el Madrid, tuvo ofertas importantes para abandonar el club que le había dado todo. Era marcharse o quedarse para competir con Sergio Ramos, Varane y Pepe. Casi nada. Una difícil decisión que tuvieron que tomar tres de sus mejores amigos.

Álvaro Arbeloa dejó el Real Madrid para marcharse al Deportivo de la Coruña y Liverpool antes de regresar. Dani Carvajal tuvo que irse un año de Erasmus a Alemania y Álvaro Morata, que está triunfando en la Juventus de Turín. Tres situaciones que Nacho conocía de primera mano y que podrían hacerle optar por dejar su casa tras muchos años. "Total, a los demás les ha ido bien", podría pensar. ¿Qué le haría quedarse? No fue el dinero desde luego. Fuera hubiera ganado y jugado más. La balanza estaba desequilibrada para que se quedara. "Es madridista hasta la médula", dicen.

La cuestión es que de esa decisión, no se ha podido arrepentir. Asegura estar pasando "su mejor momento en el primer equipo" y es normal. Está jugando tanto que ha sido convocado con España en las dos últimas citas de la selección nacional. Esta temporada ha disputado 12 partidos con el Real Madrid y esta noche ante el Malmö sumará su quinto consecutivo como titular de los nueve que ya acumula. Cuando termine el partido ante los noruegos, estará a sólo 90 de disputar los mismos minutos que jugó durante toda la pasada temporada.

Lo normal es que no llegue a esa marca este fin de semana con la vuelta de Sergio Ramos. Volverá al banquillo pero a él no le cambiará nada. Seguirá siendo el mismo jugador que asume que es uno más de un grupo, yendo a Valdebebas a ponerse el mono de trabajo absolutamente todos los entrenamientos voluntarios e incluso cuando el resto del plantel tiene el día libre. "Siempre está allí. Como el palo de la bandera", aseguran. Es distinto al resto. Por eso nunca se ha lesionado en toda su carrera. "Toco madera", decía en rueda de prensa. La realidad es que se cuida en todos los aspectos. Compatibiliza ser jugador del Real Madrid con sus estudios universitarios de INEF. Y es que todo influye. Por eso Nacho Fernández es "un tipo extraordinario". Un futbolista en peligro de extinción.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios