Menú

El Barcelona rescinde el contrato a Sergi Guardiola horas después de ficharlo por insultar a Cataluña y el club

"Hala Madrid, puta Cataluña" es uno de los polémicos tuits que escribió Sergi Guardiola hace dos años.

0
"Hala Madrid, puta Cataluña" es uno de los polémicos tuits que escribió Sergi Guardiola hace dos años.
Sergi Guardiola, durante su etapa en el Eldense.

Las redes sociales las carga el diablo, como Sergi Guardiola ha podido comprobar en sus carnes. Este futbolista balear, que hasta ahora militaba en las filas del Alcorcón, tiene el dudoso honor de ser uno de los fichajes más cortos de la historia del FC Barcelona, que lo había contratado para su filial.

El Barça B anunció su fichaje a las 19:46 horas de este lunes y decidió rescindir su contrato apenas dos horas y media después, a las 22:10. ¿El motivo? Los mensajes ofensivos que el propio Guardiola había escrito hace dos años (finales de octubre de 2013) en su cuenta de Twitter.

Así, el jugador publicó mensajes como "yo no pondría a Messi en mi equipo, estropea el juego del equipo", "Hala Madrid, puta Cataluña" u "Hoy puta Cataluña y siempre Hala Madrid".

Sergi Guardiola, de 24 años y natural de Manacor (Mallorca), quiso borrar estos comentarios en Twitter nada más consumar su fichaje por el Barcelona. Pero algunos tuiteros han sido más rápidos que él y han hecho pantallazos de sus polémicos mensajes para colgarlos con celeridad en esta red social, llevando a la entidad azulgrana a rescindir enseguida su contrato.

Esta circunstancia no es nueva en el Barcelona, ya que hace unos años la dirección general rescindió el contrato de un trabajador que se había incorporado después de comprobar que en su Twitter había escrito mensajes contrarios a la junta.

Se trata de del ingeniero Daniel Cana Moya, que fue contratado el 20 de marzo de 2014 por el Barça como Project Manager Online, en el área de Ticketing-Operaciones, y unos mensajes suyos fueron el detonante para que el por entonces director general, Antonio Rossich, decidiese rescindir su contrato, aduciendo que no había superado el período de prueba, tras una trayectoria de quince años en un puesto similar en Madrid.

En el mundo del fútbol, el Deportivo no contrató a Julio Rey el año pasado después de descubrir lo que la entidad gallega entendió como un mensaje injurioso contra la institución. "Puta Depor. Puta Riazor", escribió el extremo, que vio así truncado su fichaje por el Fabril, filial del conjunto blanquiazul.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios