Menú

Copa del Rey

La resistencia del Barcelona se impone al coraje del Sevilla para conquistar la Copa (2-0)

El equipo azulgrana se llevó la Copa del Rey marcando los dos goles en la prórroga. Mascherano fue expulsado en la primera parte y el Sevilla perdonó.

83
La resistencia del Barcelona se impone al coraje del Sevilla para conquistar la Copa (2-0)
El Barça gana la final de las esteladas

Muy pocas veces un equipo verá al Barcelona defender en su campo ante sus continuos ataques. Bien es cierto que el equipo azulgrana no suele quedarse en inferioridad, todo lo contrario, pero en la ocasión que más caro le pudo costar una roja en contra, los hombres de Luis Enrique no fallaron en defensa.

El Sevilla tuvo al Barcelona y a la Copa del Rey en el bolsillo durante más de una hora de juego, pero le faltó rematar y eso ante un equipo como el catalán se suele pagar caro. La Copa, los pitos y las esteladas fueron del Barcelona y sus aficionados, el orgullo y los aplausos para el Sevilla.

Partido táctico y expulsión de Mascherano

Primer acto característico de una final con dos equipos igual de tranquilos y sin una presión añadida por lograr su único título de la temporada. Sevilla y Barcelona no quisieron enseñar los dientes desde el minuto uno y se fueron estudiando en los primeros compases del encuentro para ir adelantando líneas con seguridad, sin riesgos.

Las oportunidades llegaron con cuentagotas y sólo Luis Suárez, un disparo defectuoso de Coke y un centro que despejó con los puños Ter Stegen animaron la final en su inicio.

Con un Sevilla bien plantado a la hora de defender y salir a la contra, el Barcelona se encomendó a los latigazos de Messi y a la creatividad de Rakitic e Iniesta. De la MSN, el que menos apareció fue Neymar y cuando lo hizo eligió mal de cara a portería. El equipo de Luis Enrique no hacía daño y el Sevilla empezó a ganar confianza a base de contragolpes. Si el Barcelona fallaba, Gameiro y compañía estaban allí para aprovecharlo.

El partido necesitaba algo que rompiese la igualdad y ese punto de inflexión llegó con la roja a Mascherano. Fue tan clara la tarjeta que el argentino ni protestó y cuando un central como Mascherano no protesta una expulsión es que no hay ninguna duda del acierto del colegiado. Gameiro fue el protagonista de la acción ganando la partida al defensor azulgrana que se vio obligado a pararle con un agarrón en la frontal del área.

La afición del Sevilla apretó de lo lindo desde el fondo norte del Calderón porque sabía que era el momento de buscar el primer tanto. Ter Stegen lo evitó en la misma falta que se originó tras la roja a Mascherano. El alemán voló para sacar una gran mano y evitar el tanto hispalense. El equipo de Emery estaba ante una oportunidad de oro para llevarse la Copa, pero la locura de la segunda parte y la prórroga le arrebataron su particular doblete.

El Barcelona salió vivo

En la reanudación se pudo ver claramente que para el Barcelona el partido se había convertido en una prueba de supervivencia. El equipo azulgrana se echó hacia atrás en busca de mantener su portería a cero para buscar el milagro en alguna jugada aislada de su MSN.

En el bando sevillista, el tener tan cerca la oportunidad de superar al Barcelona no le permitió soltarse al cien por cien y esas dudas a la hora de jugarse el todo o nada en busca del gol salvaron al cuadro de Luis Enrique. El Sevilla hizo un gran partido y todo podía haber acabado de forma diferente si un balón al poste de Banega hubiese tenido otro destino.

Al Barcelona se le comenzaron a acumular los problemas con la lesión de Luis Suárez y la afición azulgrana empezó de verdad a pensar en una tragedia copera para finalizar la temporada. El Sevilla lo intentó mientras su rival se defendía con uñas y dientes gracias a la mejor versión de Gerard Piqué. El central azulgrana y Andrés Iniesta fueron los mejores del Barcelona.

Emery intentó evitar la prórroga metiendo a Konoplyanka en la segunda parte, pero no hubo manera. El Sevilla fue acumulando cansancio sin resultados y la expulsión de Banega en los minutos finales del tiempo reglamentario dio al Barcelona más que una bomba de oxígeno, le dio la final.

Jordi Alba, héroe culé

En el tiempo extra todo lo que había ocurrido en el partido perdió su color sevillista para tornarse azulgrana. Tuvo que aparecer Messi y su visión estratosférica para filtrar un balón perfecto para que Jordi Alba se anticipase a su marcador y cruzase la pelota superando a Sergio Rico. Tanto remar para morir en la orilla pensaban los sevillistas y al final tuvieron razón.

Con el 1-0 poco sirvió que Emery metiese en el campo a Fernando Llorente. El Barcelona había sabido sufrir y no iba a dejar escapar la Copa. Neymar sentenció el choque en el 123' y todo acabó en el Vicente Calderón. Justo antes, Carriço dejó a su equipo con nueve.

No hubo doblete para el Sevilla y sí para el Barcelona. La afición andaluza despidió a sus jugadores como merecían mientras en el fondo sur los azulgranas celebraron un título que convierte la temporada en un nuevo éxito para el equipo de la Ciudad Condal. Sólo sobraron los pitos, como siempre. Y, en esta ocasión, también las esteladas.

Ficha técnica

FC Barcelona, 2: Ter Stegen; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba (Sergi Roberto, m.120); Rakitic, Sergio Busquets, Iniesta (Rakitic, m.46); Messi, Luis Suárez (Rafinha, m.57) y Neymar
Sevilla FC, 0: Sergio Rico; Mariano (Konoplyanka, m.78), Ramí, Carriço, Escudero; Krychowiak, Banega; Coke, Iborra (Llorente, m.105), Vitolo; y Gameiro

Goles: 1-0, m.96: Jordi Alba; 2-0, m.122; Neymar
Árbitro: Del Cerro Grande (Comité madrileño). Expulsó con roja directa a Mascherano (min. 36) por parte del Barcelona y por parte del Sevilla a Banega (min. 90). Y a Carriço, por doble amarilla en el 121. Mostró cartulina amarilla a Rami (min. 73), Vitolo (min. 75), Iborra (min. 91), Konoplyanka (min. 101), Escudero (min. 103) y Gameiro (min.114) por parte del Sevilla y a Jordi Alba (min. 87), Neymar (min. 88), Dani Alves (min.88) e Iniesta (min. 88) por parte del Barcelona.
Incidencias: Final de la Copa del Rey 2015/16 disputada en el estadio Vicente Calderón ante cerca de 55.000 espectadores. Presenciaron el partido desde el palco el rey Felipe VI y la reina Letizia, además del ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar; el presidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont; la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; y el seleccionador español de fútbol, Vicente del Bosque

Lo más popular

0
comentarios

Servicios