Menú

Eurocopa de Francia 2016

El oficio de Italia bien vale unos octavos de final (1-0)

Un gol de Éder en el minuto 89 le dio la victoria ante Suecia y el pase. Los suecos pidieron penalti en la última jugada.

0
El oficio de Italia bien vale unos octavos de final  (1-0)
Éder celebra su golazo ante Suecia. | EFE

La oportunidad más clara antes del gol llegó en el 83’, los delanteros de ambos equipos apenas aparecieron y el único tanto que subió al marcador se marcó en el 89’. Sí, hablamos de un partido de Italia. Sería una locura descubrir a estas alturas el oficio de los italianos, pero en esta Eurocopa hay demasiada falta de fútbol y los espectadores anhelan mucho más.

En el Italia-Suecia se vio lo que puede ser una constante hasta el final de la Euro. Los equipos no brillan en ataque, los delanteros apenas están dando de qué hablar y gana el que más pegada tiene. Si el juego no mejora y el campeón tiene que dominar ese estilo de fútbol, Italia es una de las máximas favoritas al título.

Ideas claras y falta de pegada

Italia es una selección que sabe a lo que juega. Te puede gustar más o menos, pero Antonio Conte ha conseguido que una selección más joven y en pleno proceso de renovación tenga las señas de identidad de la Italia de siempre. En la primera parte ante Suecia se pudo comprobar que si ganan la Eurocopa lo harán con oficio.

En los primeros 45 minutos no hubo ni una sola oportunidad que alterase los nervios de Buffon o Isaksson. Muchos centros al área, la mayoría defectuosos, balones largos para los delanteros y poco más. Fue un primer acto de exhibición para los centrales y tampoco es que dieran un recital defensivo digno de elogio.

Por Italia, lo más peligroso fueron los centros de Florenzi y Candreva mientras que por Suecia, Ibrahimovic se erigió como el único sueco capaz de crear cierta inquietud a sus rivales. Chiellini estuvo impecable en su labor de frenar al todavía jugador del PSG y no hubo posibilidades de ver de lo que es capaz Ibra.

En la segunda parte, nada nuevo que ofrecer a los asistentes en el estadio del Toulouse. Italia aceleró un poco más, pero nunca arriesgó en exceso en busca del 1-0. Suecia tampoco se atrevió a dar un paso hacia delante e incluso empeoró el poco fútbol exhibido en la primera mitad.

Pasaron los minutos y sólo destacó Candreva. El líder de la Lazio estuvo en todas la acciones ofensivas de Italia y fue el único que evitó los bostezos en la grada. Conte movió el banquillo y metió en el campo a Zaza, Motta y Sturaro. Tampoco se volvió loco a la hora de innovar el futuro técnico del Chelsea.

El partido parecía avocado a un nuevo 0-0 en una Eurocopa falta de emoción, pero el héroe del día aún tenía que aparecer. Fue Éder el autor del gol de la victoria en el 89’. Antes del tanto fue Parolo el que avisó con un cabezazo al larguero, pero la gloria llevaría el dorsal ‘17’ a la espalda. En un saque de banda, jugada muy italiana, la pelota acabó en los pies de Éder que lanzó la diagonal con potencia para superar a sus rivales y fusilar a Isaksson.

¿Partido malo? Sí. ¿Mal juego de Italia? Sí. ¿Victoria de Italia? Sí. ¿Posible penalti en la última jugada para Suecia? También. Se podrán decir muchas cosas del combinado de Conte, pero hay dos cosas irrefutables: están en octavos y suman dos victorias en dos partidos. En el bando perdedor, la Suecia de Ibra, que tendrá que sudar sangre ante Bélgica en la última jornada para verse en octavos.

Ficha técnica:

1 - Italia: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini; Florenzi (Sturaro, m.85), Parolo, De Rossi (Motta, m.74), Giaccherini, Candreva; Eder y Pellé (Zaza, m.60).

0 - Suecia: Isaksson; Lindelöf, Johansson, Granqvist, Olsson; Larsson, Ekdal (Lewiki, m.79), Källström, Forsberg (Durmaz, m.79); Guidetti (Berg, m.85) e Ibrahimovic.

Goles: 1-0, m.88: Eder.

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría). Amonestó a De Rossi (69) y Buffon (93) por Italia.

Incidencias: encuentro de la segunda jornada del Grupo E, disputado en el estadio de Toulouse ante 33.000 espectadores.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation