Menú

Míchel: "Negocié con tres equipos de Primera División y con dos selecciones, pero no salía en las quinielas"

El entrenador, sin equipo desde abril tras ser destituido por el Marsella, ha hablado con Juanma Rodríguez en El Primer Palo.

5

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El Primer Palo (26/07/16): La tertulia - Entrevista a Michel El Primer Palo

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "El Primer Palo (26/07/16): La tertulia - Entrevista a Michel" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Míchel: "Negocié con tres equipos de Primera División y con dos selecciones, pero no salía en las quinielas"
Míchel, durante su etapa en el Olympique de Marsella. | Archivo

"Suena Míchel... en esRadio". Así presentaba Juanma Rodríguez al técnico José Miguel González del Campo en El Primer Palo, el programa deportivo nocturno de esta casa. Míchel ha reconocido que no le gusta aquello del "suena Míchel", pero más que nada porque "parece que uso a la prensa para que me coloquen".

De hecho, el técnico y exjugador del Real Madrid ha revelado que "en muchas de las quinielas que salen no me nombran y a veces he estado muy cerca" de entrenar a un club para el que su nombre no había sonado. En este sentido, Míchel ha ido más allá al desvelar que "he negociado con tres equipos y medio de Primera División y con dos selecciones, y no salía en las quinielas". Eso sí, en ningún momento ha querido desvelar de qué clubes y federaciones nacionales se trataba.

Una de esas selecciones pudo haber sido la española, pues su nombre también figuraba en las quinielas junto a los de Julen Lopetegui, Joaquín Caparrós y José Antonio Camacho. Finalmente la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha apostado por Lopetegui, a quien Míchel define como "un gran entrenador, como también lo puede ser Caparrós", y ha escurrido el bulto cuando Juanma Rodríguez le preguntaba si él podría ser el sucesor de Vicente del Bosque en el banquillo nacional. 

"Hablar de eso ahora sería gratuito. Sería darme una publicidad que no me interesa. Soy bastante discreto. Este año he negociado con tres equipos y medio de la Liga española; dos de ellos prefirieron a otro, escogiendo muy buenas opciones. También tuve la posibilidad de entrenar a dos selecciones y no se ha enterado nadie", insistía un Míchel que daba la cara por el nivel de los entrenadores españoles al asegurar que "todos tenemos muy buen nivel".

Míchel repasaba su trayectoria como jugador y, sobre todo, como entrenador, tras haber pasado por los banquillos de Rayo Vallecano, Real Madrid Castilla, Getafe, Sevilla, Olympiacos y Olympique de Marsella, de donde fue despedido el pasado mes de abril. Pero el madrileño dice guardar "buen recuerdo" de todos los clubes por donde ha pasado, "incluso de Marsella". "Desafortunadamente encontré a una persona en ese club (Olympique) que me ha hecho mucho daño, pero era la consecuencia lógica de la marcha del equipo", dice un Míchel que recuerda que el que fuera su ayudante, Rafa Alkorta, continúa en el club de la Ligue 1, sin función alguna al margen de lo que es acompañar al equipo en los desplazamientos, en lo que "no es un trato acorde ni con lo que se merece él ni con lo que es un club como el Olympique de Marsella".

Míchel nunca ha escondido que algún día le gustaría entrenar al Real Madrid, y Juanma Rodríguez le ha insistido sobre este asunto en los micrófonos de esRadio. Pero el técnico, de 53 años, dice que se ve "como entrenador de cualquier equipo". "Tengo una experiencia suficiente como para afrontar cualquier reto en cualquier circunstancia. La mejor demostración que ha roto con todos los clichés ha sido Zidane. Hay entrenadores que, por su conocimiento o por su estatus en la élite, tampoco necesitan de tanto. Los futbolistas son buenos y tienen buena condición para ayudar al entrenador. Pero no sólo para el Madrid, sino para cualquier equipo. A mí se me acerca más al Madrid por mi condición de madridista, pero esto mismo vale para cualquier equipo (...) Perfectamente podría entrenar algún día al Real Madrid, pero como yo otros 50.000 más", ha dicho Míchel.

Asimismo, el técnico niega haber tenido algún problema en alguna ocasión con Florentino Pérez, "ni con cualquier otro presidente". "¿Cómo es aquello de que una mentira repetida muchas veces se convierte en una verdad? Pues en ese caso pasa así", dice Míchel. "Si algún día entreno al Madrid o a la selección, no creo que mi problema pueda ser la relación con los presidentes".

"De mí hablan mejor los vestuarios que los periodistas", insistía el preparador a la hora de argumentar por qué no le gusta el "suena Míchel", desvelando también que ha tenido alguna oferta para entrenar en el extranjero pero que "mi decisión es entrenar en España". "Me apetece volver a entrenar en la Liga española porque es la mejor. De una selección estuve cerca pero no salió. En las quinielas no se decía mi nombre y sí estaba", apunta.

Míchel, que dice que el dinero nunca ha sido problema a la hora de decantarse por un equipo o por otro -"tal vez sí lo hubiera sido más en mi época de jugador", señala al respecto de las cuestiones económicas-, insinúa que prefiere ser entrenador de un club, en el trabajo diario, al de una selección. En cualquier caso, también niega que el de seleccionador sea un trabajo fácil y dice en este sentido que "a las selecciones hay que entrenarlas, no sólo seleccionarlas".

Asimismo, el preparador madrileño ha repasado la actualidad del fútbol y dice que le parece "excesivo" que la Juventus de Turín haya pagado más de 90 millones de euros por el fichaje de Gonzalo Higuaín. "Estamos todos locos", dice. "También los 120 millones por Pogba, los 80 millones por James, los 60 por André Gomes.... Al final, esto es un negocio que yo cada vez entiendo menos", añade.

Asimismo, da la cara por Louis van Gaal, despedido del Manchester United después de que el equipo ni siquiera se haya clasificado para la Champions League tras un gran desembolso en fichajes. "Han gastado 380 y tantos millones de euros y el equipo está en el mismo sitio. Critican a Van Gaal como entrenador, pero si acaso habría que criticarlo como mánager. Mira ahora por ejemplo a Mourinho: 200 millones más y después de la primera derrota necesitaba cuatro jugadores más. Entramos en una dinámica tan extradeportiva y tan comercial con esto de los fichajes y con estos desembolsos que es muy difícil adaptarse a eso", afirma.

Por último, Míchel desvelaba por qué ha salido ahora a la palestra, concediendo a esRadio su primera entrevista radiofónica en mucho tiempo, y no antes. "Estaba en momentos de negociación y no quería salir en el momento de la selección. Los que teníamos muchas, menos o ninguna posibilidad de ir a la selección... o cuando era entrenador o definitivamente iba a tener que esperar, como me va a pasar ahora", zanjó el técnico español, que lleva ya tres meses de vacaciones forzadas -dos de ellos en la isla de Ibiza- y de momento sigue sin encontrar equipo para la próxima temporada.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios