Menú

Bundesliga

¿El cambio de nombre de un estadio más emotivo de la historia del fútbol?

El SV Darmstadt ha tenido un gesto que quedará para la historia. Los lilas han bautizado su estadio con el nombre de un hincha que murió de cáncer. 

0
El SV Darmstadt ha tenido un gesto que quedará para la historia. Los lilas han bautizado su estadio con el nombre de un hincha que murió de cáncer. 
Los autobuses urbanos de Darmstadt ya lucen el nuevo nombre del estadio del equipo de la ciudad | Twitter

El mundo del fútbol, cada vez más modernizado y donde el negocio prima, en muchas ocasiones, por encima del sentimiento, aún nos sorprende con historias que ponen la piel de gallina y que recuerdan lo grande que es este deporte.

En la Bundesliga, el modesto SV Darmstadt ha rebautizado su estadio con el nombre de un hincha de los lilas que murió en marzo pasado. El Merck-Stadion am Böllenfalltor muta su nombre y pasará a denominarse este curso futbolístico 16/17 Jonathan Heimes, seguidor del equipo de la pequeña ciudad teutona, al que un cáncer privó de animar a su otro amor para siempre.

El estadio acogerá con ese nombre los partidos del primer equipo durante esta temporada en homenaje a Johnny. La compañía farmacéutica que estampaba su nombre sobre el del viejo campo de Böllenfalltor, con capacidad para 17.000 espectadores, cederá el espacio durante un curso para honrar la memoria de Heimes.

"Ahora estamos jugando en el salón de Johnny, lo que es una motivación en sí mismo. Queremos seguir en lo más alto esta temporada y esta conexión nos empujará todavía más. Cualquier seguidor del Darmstad que se identifique con nosotros lo hará también con Johnny", explica el capitán, Aytac Sulu, a la web del club alemán.

Además, el patrocinador principal de la camiseta, Software AG, se ha comprometido a retirar su marca de la elástica lila durante el partido homenaje que el club le dedicará a Heimes. En su lugar los jugadores portarán camisetas especiales que se subastarán para recaudar fondos para la fundación Heimes de lucha contra el cáncer.

En el mundo del fútbol hemos visto, en numerosas ocasiones, cómo se bautiza un estadio con el nombre de un presidente, entrenador o jugador mítico de un equipo, pero en pocas ocasiones un club renombra su estadio con el nombre de un hincha del equipo. Gesto que, sin duda, dignifica el deporte rey.

Temas

0
comentarios