Menú

La moda de las renovaciones: ¿por qué tantas en tan poco tiempo?

Cristiano, Bale, Neymar, Modric, Carrasco... los clubes tiran de chequera para garantizarse la continuidad de sus principales cracks por muchos años.

0
Cristiano, Bale, Neymar, Modric, Carrasco... los clubes tiran de chequera para garantizarse la continuidad de sus principales cracks por muchos años.
Cristiano, Neymar, Bale, Simeone, Modric... algunas de las renovaciones realizadas en lo que llevamos de temporada 2016/17. | LD

Cerca de 40 renovaciones de contrato se han registrado en el fútbol español desde el pasado 1 de julio. Especialmente llamativo es lo de los tres grandes del fútbol español (Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid), con las mejoras de contrato de algunas de sus principales estrellas. Cristiano Ronaldo, Bale, Neymar, Modric, Kroos, Carrasco... y aún habrá más porque, por ejemplo, el Barça tiene previsto mejorar en las próximas semanas la vinculación laboral de Messi, Luis Suárez e Iniesta, mientras que el Madrid seguramente haga lo propio con Isco y Pepe.

Sin olvidar que en otros equipos como el Sevilla (Vitolo e Iborra) o el Villarreal (Manu Trigueros) también se han renovado algunos contratos. Chocante es lo que ha ocurrido con Mikel Oyarzabal, que ha firmado dos renovaciones en apenas seis meses con la Real Sociedad: en febrero pasado amplió su contrato hasta junio de 2011 y en agosto lo hizo hasta 2022, viendo incrementada su cláusula de rescisión hasta los 50 millones de euros, aunque en algunos "casos especiales" puede llegar hasta los 60 millones. Toda una declaración de intenciones por parte del club txuri-urdin para que su nueva estrella no se vaya al eterno rival, el Athletic de Bilbao.

Las renovaciones se han puesto de moda y nunca antes el fútbol español había registrado tantas, sobre todo teniendo en cuenta de que acabamos de alcanzar el primer tercio de la temporada. Entonces, la pregunta es: ¿por qué tantas renovaciones en tan poco tiempo?

La primera respuesta parece lógica: algunos futbolistas terminaban contrato a corto o medio plazo (2017 y 2018) y la idea era atarlos lo antes posible. Otra es que las tendencias están cambiando y algunos dirigentes manirrotos -por llamarlos de alguna forma-, como Florentino Pérez, han modificado la estrategia, pasando de realizar ingentes desembolsos (101 millones de euros por Gareth Bale, 96 millones por Cristiano Ronaldo, 80 por James...) a renovar a sus principales estrellas. Eso sí, tampoco precisamente a precio de saldo precisamente.

Con Ramos empezó todo

Todo comenzó por la renovación, en verano de 2015, de un Sergio Ramos que se vio tentado de fichar por el Manchester United. Florentino quería retener a toda costa al sevillano y le ofreció el contrato de su vida: 10 millones de euros hasta el año 2020.

En lo que llevamos de la presente temporada, el Real Madrid ha renovado a nada menos que seis futbolistas: primero Marco Asensio (2022), luego Toni Kroos (2022), Luka Modric (2020), Lucas Vázquez (2021), Gareth Bale (2022) y Cristiano Ronaldo (2021). Llamativo resulta lo del crack portugués que, pese a no atravesar precisamente su mejor momento de forma, queda ligado con el club blanco hasta junio de 2021, con el jugador habiendo cumplido ya 36 años.

Pero Cristiano dijo, tras la firma de esa renovación, que éste no sería su último contrato con el Madrid. El portugués, que pasa a tener una ficha de 23,6 millones de euros netos por temporada, también ha renovado su vinculación con Nike con un contrato vitalicio que le reportará cerca de 24 millones anuales. En total, entre el Madrid y la multinacional estadounidense, CR7 ingresará unos 50 millones de euros al año, a lo que hay que sumar otros emolumentos procedentes de más compañías.

cristiano-florentino-madre.jpg

Barça: ¿para cuándo Messi?

El Barça, por su parte, también está tirando la casa por la ventana con las renovaciones. Tras Sergio Busquets (2021) y Javier Mascherano (2019, en lo que será su último contrato con la entidad azulgrana), el último en ampliar su vinculación laboral con el club ha sido Neymar. El brasileño, a quien el París Saint-Germain quiso fichar el pasado verano con una jugosa oferta que incluía un sueldo de 40 millones anuales netos, hoteles con su nombre y hasta un jet privado, ve ampliado su contrato hasta 2021, con un salario de 25 millones de euros anuales. De esta forma, el de Mogi das Cruzes se convierte ahora mismo en el jugador mejor pagado del Barça, incluso por delante del propio Leo Messi, aunque se trata de algo circunstancial, pues el astro argentino, que acaba contrato en 2018, será el siguiente en renovar, en principio al menos por cuatro temporadas más y con un salario cercano a los 40 millones netos.

Tras Leo, los siguientes en renovar serían, por este orden, Andrés Iniesta, Ivan Rakitic, Luis Suárez y Marc André-Ter Stegen. Como Messi, el manchego acaba en contrato en junio de 2018, mientras que los del croata, el uruguayo y el cancerbero alemán terminan un año después, en 2019. Asimismo, hace unas semanas se había apuntado especulado con que también renovase Jeremy Mathieu, aunque esta posibilidad parece cada vez menos probable, teniendo en cuenta el escaso protagonismo del central francés, ya con 33 años, a las órdenes de Luis Enrique.

El extraño caso de Simeone: una renovación a la baja

Así pues, Madrid y Barça parecen verse inmersos en una nueva Guerra Fría, en este caso con las renovaciones de sus estrellas como protagonistas. Y ello cobra más sentido en el caso de los blancos y del Atlético de Madrid, que, a expensas de lo que diga el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), deben afrontar la sanción de la FIFA de no poder inscribir futbolistas durante dos ventanas de mercado por las irregularidades en la transferencia de jugadores menores de 18 años. Es decir, ni Madrid ni Atlético podrán fichar hasta el 1 de enero de 2018, de ahí que quieran atar a sus grandes estrellas.

En el caso del Atlético de Madrid, después de asegurarse la continuidad de Fernando Torres por una temporada más -el Niño, con bastante más peso la pasada temporada que en la actual tras la llegada de un delantero como Kevin Gameiro-, el club pasó a atar a algunos de sus principales referentes. Todo comenzó con la renovación de la gran estrella colchonera, Antoine Griezmann, que el pasado 23 de junio firmó su renovación con el Atlético de Madrid hasta 2021, ascendiendo su cláusula de rescisión a los 100 millones de euros.

Y, tras el delantero galo, un jugador que cada vez está haciendo más sombra a Leo Messi y Cristiano Ronaldo en la lucha por el trono mundial, luego les llegó el turno a Gabi Fernández y Yannick Carrasco: a sus 33 años, el centrocampista español renueva por una temporada más, hasta junio de 2018, mientras que el joven extremo belga lo hace hasta 2022, subiendo igualmente su cláusula a los 100 millones, como en el caso de Griezmann.

Sin embargo, la gran, a la par que extraña, renovación en el Atlético de Madrid esta temporada ha sido la de su entrenador, un Diego Pablo Simeone que tendrá un importante incremento salarial -de 6 millones de euros anuales a 7,5 millones-, aunque ve reducido el número de años de contrato: de 2020 a 2018-. ¿Por qué? Se trata de una pregunta para la que sólo el Cholo parece tener respuesta.

Cabe recordar que, hace más de un año y medio, en marzo de 2015, el argentino renovó su contrato con la entidad del Manzanares hasta 2020, ampliándolo por tres temporadas más, pues el anterior finalizaba en 2017.

Y de repente, el pasado mes de septiembre nos encontramos con una situación inédita en el fútbol español y hasta mundial: Simeone quiere poner fin a su relación contractual con la entidad dos años antes de lo estipulado inicialmente. Una renovación a la baja, en cuanto al número de años de contrato se refiere. Lo nunca visto. "Hemos bajado el contrato hasta 2018, pero puedo renovar en dos años", fue la única respuesta que el preparador bonaerense dio al respecto a preguntas de la prensa. El telón de fondo, una posible llamada de la selección argentina, que podría ser el gran anhelo del Cholo. Sin embargo, aún queda mucho para que Simeone acabe su contrato con el Atlético, por lo que habrá que esperar.

cerezo-godin-simeone.jpg

Athletic: con Laporte pero sin Oyarzabal

Además de las ya citadas renovaciones, casi en un tiempo récord, de Mikel Oyarzabal con la Real Sociedad, otros históricos del fútbol español también han ampliado los contratos de sus mejores jugadores en estos tres últimos meses, como es el caso de Vitolo e Iborra en el Sevilla, Manu Trigueros en el Villarreal o Mikel Vesga y Susaeta en el Athletic de Bilbao, siguiendo así los pasos de un Aymeric Laporte que, en junio pasado, habría renovado con los leones hasta 2020, con una cláusula de rescisión de 65 millones de euros, para dar calabazas a dos poderosos de Europa que andaban tras sus pasos: el FC Barcelona y el Manchester City de Pep Guardiola.

El Celta también se ha movido bien con las renovaciones de Sergi Gómez, Tucu Hernández y Hugo Mallo, mientras que el Real Betis garantizaba de golpe y porrazo la continuidad de su delantera titular ampliándoles el contrato a Rubén Castro y Álex Alegría. El mismo día en ambos casos. Mientras, el Valencia ataba a su jugador más prometedor, Fran Villalba, hasta 2020 ante un posible interés de algunos grandes clubes europeos, entre ellos el Real Madrid. Y Osasuna, por su parte, tuvo un bello gesto con el veterano Javier Flaño (32 años), a quien ha decidido renovar el contrato hasta 2018 tras la grave lesión en la rodilla izquierda que le va a mantener alejado de los terrenos de juego al menos hasta el próximo mes de febrero.

Al igual que Simeone, otro entrenador de Primera División que ha renovado con su club esta temporada es el Pitu Abelardo, que en agosto pasado renovó con el Sporting de Gijón hasta junio de 2020.

Son los principales casos de renovaciones en la LigaSantander, donde hay clubes que aún tienen que revisar las situaciones de jugadores que terminan contrato el 30 de junio de 2017, como es el caso de Pepe y Burgui en el Real Madrid; Jordi Masip en el Barcelona; Miguel Ángel Moyá, Tiago y Fernando Torres en el Atlético de Madrid; o Aritz Aduriz y Gorka Iraizoz en el Athletic de Bilbao, por poner algunos ejemplos.

La gallina de los huevos de oro

La otra pregunta del millón es: ¿de dónde sacan este dinero los clubes para hacer tantas renovaciones y, además, a precios astronómicos? Buena parte de la culpa la tienen las televisiones. Gracias al nuevo reparto de los derechos audiovisuales de la Liga, que es la gallina de los huevos de oro del fútbol español. Y es que la previsión de ingresos de los 20 clubes de Primera División para esta temporada 2016/17 asciende a un total de 1.573 millones de euros, frente a los 973 millones que percibieron la pasada campaña y los 687,8 millones del curso anterior. En cualquier caso, las cifras están todavía muy lejos de los 3.577 millones de la Premier League inglesa, que es sin duda alguna el campeonato más rico del fútbol mundial, gracias en buena medida al número de abonados que pagan por ver los partidos por televisión (cerca de 15 millones en todo Reino Unido),

Aunque clubes como el Sporting de Gijón y la UD Las Palmas pueden ver multiplicados hasta por 14 sus ingresos gracias al nuevo reparto de los derechos televisivos, la diferencia con Inglaterra aún es abismal. Y es que el club que menos cobra en la competición inglesa, el farolillo rojo de la Premier, se lleva cada año 75 millones de euros, apenas 27 millones menos que el Atlético, tercero en discordia tras los siempre poderosos Barça y Madrid (152,5 millones para los azulgranas y 145 para los blancos).

"Si en 2021 no pasamos de seis a nueve millones de abonados a la televisión de pago, nuestras mejores estrellas se marcharán a la Premier". La frase, pronunciada hace apenas unos días por el presidente de la Liga, Javier Tebas, en los Desayunos Deportivos de Europa Press, no está elegida al azar porque es ese año cuando vencen los contratos de las principales estrellas de nuestro campeonato.

Los clubes de LaLiga Santander se han puesto manos a la obra con renovaciones multimillonarias, pero aún queda mucho camino por recorrer. Lo que está claro es que la tendencia ha cambiado y que de los desembolsos ingentes se ha pasado a realizar cada vez más ampliaciones de contrato a precio de oro. Y más en clubes como el Real Madrid o el Atlético ante la sanción de la FIFA. El fútbol español se está poniendo las pilas, pero tiene una ardua tarea por delante para no seguir viéndose a la sombra de una Premier League cada vez más poderosa, gracias básicamente a las televisiones.

tebas.jpg


Renovaciones en la temporada 2016/17

Real Madrid: Marco Asensio (2022), Kroos (2022), Modric (2020), Lucas Vázquez (2021), Bale (2022) y Cristiano (2021)

FC Barcelona: Busquets (2021), Mascherano (2019) y Neymar (2021)

Atlético de Madrid: Fernando Torres (2017), Gabi (2018), Carrasco (2022) y Diego Pablo Simeone (entrenador, 2018)

Sevilla: Nico Pareja (2019), Vitolo (2020) e Iborra (2020)

Villarreal: Manu Trigueros (2022)

Celta: Sergi Gómez (2019), Tucu Hernández (2020) y Hugo Mallo (2021)

Athletic de Bilbao: Susaeta (2019)

Real Sociedad: Oyarzabal (2022) y Zurutuza (2019)

Valencia: Doménech (2022) y Fran Villalba (2020)

Betis: Rubén Castro (2019) y Álex Alegría (2021)

Espanyol: -

Deportivo de La Coruña: -

Málaga: Rosales (2019)

Granada: -

Sporting: Meré (2020), Pichu Cuéllar (2019) y Abelardo (entrenador, 2020)

Las Palmas: Jonathan Viera (2021), Aythami (2021) y Roque Mesa (2020)

Alavés: Sergio Llamas (2019)

Osasuna: Javier Flaño (2018), Roberto Torres (2019) y Oier Sanjurjo (2019)

Eibar: -

Leganés: Szymanowski (2018)

Jugadores que terminan contrato en 2017

Real Madrid: Pepe y Burgui

FC Barcelona: Masip

Atlético de Madrid: Moyá, Tiago, Fernando Torres y Siqueira

Sevilla: Trémoulinas y Kron Dehli

Villarreal: Barbosa, Bonera, Jaume Costa y Jokic

Celta: Planas y Señé

Athletic de Bilbao: Iraizoz, Kepa, Elustondo, Saborit, Aketxe, Susaeta y Aduriz

Real Sociedad: Xabi Prieto y Mikel González

Valencia: Fede Cartabia y Rafa Mir

Betis: Cejudo, Alex Martínez y Joaquín

Espanyol: Demichelis, Salva Sevilla y Víctor Álvarez

Deportivo de La Coruña: Lux y Fernando Navarro

Málaga: Weligton, Duda, Charles, Juankar y Ochoa

Granada: Kelava, Javi Márquez, Cuenca y D. Barral

Sporting de Gijón: Xavi Torres y Carlos Castro

Las Palmas: Javi Varas, Lizoain, Bigas, David García, Dani Castellano, Javi Castellano, Montoro, Boateng, El Zhar y Momo

Alavés: Raúl García, Kiko Femenía, Toquero y Barreiro

Osasuna: Mario y Bonnin

Eibar: Dos Santos, Ramis, Luna y Jota

Leganés: Serantes, Víctor Díaz, Sastre y Toni

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios