Menú

Clos Gómez, una designación para el clásico Barcelona-Real Madrid que levanta ampollas

El colegiado aragonés, con quien nunca ha perdido el conjunto azulgrana, es el elegido para pitar el duelo del 3 de diciembre en el Camp Nou.

0
El colegiado aragonés, con quien nunca ha perdido el conjunto azulgrana, es el elegido para pitar el duelo del 3 de diciembre en el Camp Nou.
Clos Gómez volverá a pitar un Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid. | Archivo

Carlos Clos Gómez es el elegido. El Comité Técnico de Arbitros (CTA) de la Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció este miércoles la designación del colegiado aragonés para el partido de la decimocuarta jornada de LaLiga Santander que el FC Barcelona y el Real Madrid disputarán el sábado 3 de diciembre (16:15 horas) en el Camp Nou.

Una designación que ha levantado ampollas en buena parte de la afición madridista, al tratarse del colegiado de Primera División que menos le gusta.

Clos Gómez, nacido en Zaragoza en junio de 1972, afronta su undécima temporada en Primera, categoría en la que ha dirigido más de 200 partidos.

El del 3 de diciembre será el cuarto Clásico entre madridistas y azulgranas que pitará el aragonés. Los tres que ha dirigido hasta el momento se han saldado con dos victoria para el Barcelona -Supercopa (3-2) y Liga (3-4)- y un empate en la Copa del Rey (1-1).

Se trata, además, de un árbitro con el que el Barça nunca ha perdido. Y es que Clos Gómez ha dirigido a los azulgranas en 20 ocasiones, con un saldo de 17 triunfos culés y tres empates, con un porcentaje de victorias del 92 por ciento. Además, Closha pitado cuatro penaltis a favor del conjunto azulgrana y dos en su contra.

Un porcentaje de triunfos que se reduce bastante con el Real Madrid, concretamente al 54%. Y es que el zaragozano ha pitado a los blancos en 27 encuentros, con un balance de 18 victorias madridistas, cinco empates y cuatro derrotas.

Lo cierto es que Clos Gómez ha sido protagonista en varios encuentros en los que ha pitado al Real Madrid. De hecho, se trata del mismo árbitro que hace seis años pitó un partido contra el Sevilla en el Santiago Bernabéu, tras el cual José Mourinho salió a rueda de prensa con un folio donde había escrito los 13 errores que, según él, cometió el colegiado en ese encuentro.

Desde entonces, la relación del colegiado maño con el Madrid ha estado cargada de polémica. Se trata también del mismo árbitro que pitó la final de Copa del Rey en 2013 entre el conjunto blanco y el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu, del que expulsó a Kaká en cinco minutos contra Osasuna en Pamplona por dos amarillas y del que anuló tres goles legales al Real Madrid de Bernd Schuster en un derbi contra el Atlético.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios