Menú

Baraja: "Ahora mismo estoy centrado en el Rayo y no pienso en el Valencia"

El entrenador rayista está focalizado en su nuevo equipo y no quiere pensar en el banquillo de Mestalla sin "merecerlo" antes.

0
Baraja: "Ahora mismo estoy centrado en el Rayo y no pienso en el Valencia"
Rubén Baraja en un entrenamiento con el Rayo. | Quique Hernández / Rayo Vallecano

Rubén Baraja vive el día a día y su presente está ligado de forma tajante y absoluta, desde hace dos jornadas, al Rayo Vallecano. El cuadro madrileño ha depositado su confianza en un entrenador joven, pero preparado gracias a su experiencia en la cantera del Valencia y en el Elche, club al que entrenó la pasada temporada.

Baraja atendió en exclusiva al Grupo Libertad Digital en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano para repasar la actualidad más inmediata en torno a su nueva aventura como entrenador y para hablar de otros temas relacionados con su carrera. La afición del Valencia, equipo en el que fue leyenda como jugador, le ve como su futuro técnico, pero el míster vallisoletano apela al respeto por la profesión centrándose ahora en cumplir los objetivos que Vallecas le exige para luego, si se da el caso, merecer un puesto mayor.

Pregunta: ¿Considera un inicio duro el enfrentarse a dos equipos tan hechos como el Lugo y el Huesca?

Respuesta: Sí, pero eso no es excusa para nosotros. El primer partido en Lugo no dimos la sensación de poder ganar, pero sí de empatar. Veníamos de una dinámica difícil y el Lugo es un conjunto complicado porque combina bien un buen juego con su capacidad de desgaste debido a su estilo. Ante el Huesca, el equipo realizó una primera parte muy completa con cinco ocasiones claras para irnos al descanso con otro resultado y ese primer acto es el que yo quiero ver en mi equipo. En la segunda parte fue complicado jugar ante un equipo con diez y nos faltó frescura, algo que se va ganando con el paso de los partidos.

P: ¿Es el peor momento para visitar el campo del Levante?

R: Más allá de los resultados, que son lo más importante, tenemos que ir al campo del líder con la convicción de que vamos a hacer un buen partido y competir. El Levante está bastante bien, quizá no en su mejor momento y tenemos que ir allí para tratar de hacer las cosas muy bien y tener la posibilidad de ganar.

P: ¿Ganar en Levante podría ser un punto de inflexión que les haga despegar?

R: Cuando llegas a un equipo que está en un mal momento hay tres aspectos que son vitales. Primero, a través del entrenamiento, elevar la intensidad, algo que ya se está viendo. En segundo lugar, tu mensaje debe llegar claro y conciso. Y por último lograr un pensamiento positivo que nos haga hacer un ‘click’ y cambiar la dinámica. Mejor escenario que el campo del Levante no vamos a tener. Me comentabas que tenemos una de las mejores plantillas, pero hay que tener a todos los jugadores en un buen estado de forma para demostrarlo. Conseguir eso conlleva un proceso para introducir a jugadores que han tenido pocos minutos o que estaban fuera del equipo. Hay que construir un bloque y todo ello sin olvidar los resultados.

P: ¿Qué Rayo se encontró al llegar? ¿Mal en lo anímico o mal en lo físico?

R: A nivel psicológico, el equipo estaba mal por la falta de resultados. Eso es lo que te da o no la confianza para hacer las cosas bien. También hay jugadores que vienen de no jugar y para que tengan el nivel que nosotros queremos deben de ir sumando minutos. Cuando estás en un equipo con tantas posibilidades hay que tener en cuenta todo eso. Vamos a intentar poner un once competitivo cada semana y con opciones para todos.

P: ¿Sus buenas y malas experiencias en Valencia o Atlético de Madrid le permiten aplicar los criterios de motivación adecuados para salir de esta mala situación?

R: Mi punto de partida siempre es la exigencia más allá del lugar que ocupemos. El nivel de compromiso también deber ser alto. A partir de ahí buscaremos el once más adecuado. En los entrenamientos debemos tener esa intensidad para transmitirla después a los partidos. En el fútbol, no se vive de lo que hayas hecho en el pasado. Vivo del presente y quiero resultados ya. Jugadores como Miku o Javi Guerra no han tenido continuidad, por poner un ejemplo, y mi trabajo es meterlos dentro del grupo y exigirles rendimiento.

P: ¿Le preocupa la portería por la lesión de Toño?

R: Son circunstancias que se van dando durante la temporada. Lo más importante para mí es tomar decisiones, es decir, prepararnos para tener siempre una solución cuando nos pase algo así. Tendremos que buscar un portero más para tener competencia y así mantener el nivel de los dos que ya tenemos.

barajadaniblancodavidvinuesa.jpg

P: Pedía en su presentación competitividad, armonía con la afición y ser un equipo difícil de ganar. ¿Ha visto algo de esa filosofía en el tiempo que lleva como entrenador del Rayo?

R: Lo que ya agradecí el otro día en el primer partido que jugamos en casa fue la presencia de la afición en un día bastante feo para ir al estadio. Estoy viendo que la gente apoya al equipo y lo hizo incluso con el 0-1. Luego pudimos remontar, pero con el 2-2 también pude ver que la gente tiene esa incertidumbre y esas dudas que son lógicas ahora mismo. Lo que quiero es que la gente vea en nuestro equipo la idiosincrasia de este club y que seamos uno con la afición.

P: ¿Cómo ve la categoría de forma general?

R: Es una categoría muy igualada. Hoy en día cualquier detalle hace la diferencia. Los equipos se preparan bien, físicamente están a un buen nivel y eso nos obliga a lograr cuanto antes nuestra mejor versión. Debemos construir un equipo a partir de eso. Tenemos que tener paciencia y esperar la dinámica buena que nos haga meternos en el lugar que ocupan los mejores. Pase lo que pase, no quiero que nos abandonemos en los partidos. Busco eficacia, ser un equipo y acertar cuanto antes en este sentido.

P: ¿Hay que mandar un mensaje de tranquilidad antes de hablar continuamente de ascender?

R: Mi obligación es estar un poco al margen del ambiente que haya en la afición. Entiendo lo que nos piden, pero nuestra mejora debe ser en el día a día y en el siguiente partido. A partir de ahí iremos llegando al lugar que nos dé nuestro trabajo. El año pasado, el Girona tenía 19 puntos en el corte de Navidad, jugó la promoción y rozó el ascenso a final de curso. Soy optimista, pero necesitamos cambiar la dinámica para que todos nos enganchemos a ella. Me veo con fuerzas para afrontar cualquier situación.

P: Tenía claro el objetivo y el equipo al que venía cuando aceptó la propuesta del Rayo. No es algo que le haya cogido por sorpresa, ¿verdad?

R: El análisis que haces cuando no estás entrenando es buscar un equipo que se adapte a tu forma de ver el fútbol y el Rayo era una de las opciones que me gustaban. Dije que sí sabiendo dónde estoy y la exigencia que tengo aquí. Lo que no soy es un mago que tiene una varita y lo soluciona todo rápidamente. Prometo trabajo, exigencia y compromiso para aspirar a lo que todos queremos conseguir.

P: ¿Está viendo en el Rayo esa esencia de club humilde y trabajador que se ve siempre desde fuera?

R: Es un club que tiene sus principios muy claros. Todo el mundo suma, se siente parte del equipo y representa los valores del barrio de Vallecas: gente que trabaja con humildad y que se esfuerza por conseguir las cosas. Esos son también mis valores.

P: ¿Cuándo cree qué se verá el nivel físico que usted quiere de su equipo?

R: Lo más importante es la exigencia, la predisposición del grupo para mejorar y las características de los jugadores para ponerse en forma cuanto antes. Algunos lo harán más rápido y otros más lento. A través de eso y de los minutos buscaremos la mejor versión de cada uno. Creo que en dos o tres semanas, cercanos a las fechas navideñas, veremos ese nivel físico que queremos para competir.

P: ¿Ha encontrado implicación en el grupo?

R: No me puedo quejar en ese sentido. Yo me baso en la exigencia, en el día a día, las ganas por estar aquí… Mi idea pasa por poner a los mejores con un buen rendimiento de ellos y el que yo vea que no rinde o que no ha aprovechado sus opciones dejará su lugar a otro compañero. Me gusta la competencia sana y que todos se sientan partícipes. La predisposición está siendo muy buena y los chicos han entendido ese concepto.

P: ¿Qué se va a hacer con la portería para sustituir a Toño?

R: El plazo por una lesión grave es de dos semanas. Tenemos que buscar un portero con el perfil que nosotros queremos y debemos hacerlo con paciencia esperando el momento adecuado.

P: ¿Qué plazos le quedan a Baena para volver?

R: Lo normal es que después de seis meses haya uno en el que tengas molestias y creo que a final de año estará con total disponibilidad.

P: ¿Qué papel tendrá la cantera en su proyecto en el futuro más cercano?

R: La cantera para mí es muy importante. Me he criado como entrenador en la cantera del Valencia y sé lo que es. Trataremos de confiar en los chavales, pero la situación actual hace que los jugadores con más peso y veteranía tengan más presencia. Ya llegará su momento cuidando las dinámicas.

P: Fuera del Rayo, ¿cómo ve al Valencia de Prandelli con toda la presión que se transmite en el que fue tu club?

R: Ser entrenador no es fácil en ningún equipo. Siempre he pensado que es una de las profesiones más complejas que existen porque dependes de muchas cosas. Es cierto que el Valencia es un club con unas exigencias muy altas, más aún actualmente por el inicio de temporada que han tenido, y eso lo están notando los jugadores. La gente te exige estar con los mejores. Creo que Prandelli se sabe manejar en este tipo de situaciones y hay que mandar el mensaje adecuado. Ahora toca competir cada semana y no pensar en el pasado. No se puede vivir de ello. Es momento de vivir la realidad e ir creciendo poco a poco.

P: ¿Qué le parece esa tendencia actual en clubes como Real Madrid, Atlético o Barcelona que buscan leyendas como Zidane, Simeone, Luis Enrique o Guardiola para sus banquillos?

R: Influye positivamente. Haber sido un jugador referencia como esos nombres que citas en esos equipos o yo mismo en el Valencia ayuda, pero las cosas no vienen sin una preparación anterior. Son gente muy preparada, que han tenido suerte de llegar ahí en un momento adecuado, pero luego han dado los resultados que se exigían cuando les ficharon. En mi caso, mi carrera y la del Valencia están yendo por caminos separados y tengo que centrarme en el Rayo Vallecano. Para llegar a un banquillo tan importante como el de Mestalla hay que crecer mucho y hacerlo con humildad. Ahora mismo estoy centrado en el Rayo y no pienso en el Valencia. Quiero que les vaya bien y si algún día llega esa oportunidad que lo haga porque me lo haya ganado.

P: ¿Cómo ve la irrupción en Primera de su exjugador en el Elche y ahora en Osasuna, Sergio León?

R: Es un chico que llegó a Elche tras hacer una buena media temporada en el Llagostera y es un futbolista que necesita confianza y cariño del entrenador. Él se hizo importante con nosotros a través de la exigencia y el trabajo que le pedí y nos dio. Eso, sumado a su carácter y a su hambre por marcar le han llevado a Primera División.

P: ¿Qué le parece la nueva imagen del fútbol profesional español?

R: Se ha dado un cambio a nivel económico con el conocimiento de los equipos de lo que pueden gastar o no. Eso no adultera la competición y provoca que no se vean denuncias por impagos. De cara al exterior genera una gran imagen y somos la mejor liga del mundo. Tenemos equipos en finales de Champions y de Europa League y eso nos deja en un gran lugar.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios