Menú

El Real Madrid se clasifica para la final tras los goles de Benzema y Ronaldo en el descuento (0-2)

Benzema y Ronaldo marcaron en los descuentos de la primera y segunda parte. Cómodo encuentro del Madrid, que el domingo se medirá al Kashima.

0
Benzema y Ronaldo marcaron en los descuentos de la primera y segunda parte. Cómodo encuentro del Madrid, que el domingo se medirá al Kashima.
Zidane y Benzema. | EFE

El Real Madrid jugará el próximo domingo la final del Mundialito de clubes tras vencer al Club América de México. El equipo de Zidane, que acumula 36 partidos sin perder, venció por 2 a 0 gracias a los tantos de Karim Benzema y Cristiano Ronaldo en el descuento de la primera y segunda parte. Mientras la gente cuenta flores en el campo, Zidane gana partido.

El actual campeón de Europa no pasó demasiados apuros para derrotar al equipo que dirige Ricardo Lavolpe. El Real Madrid fue, en casi todas los tramos del partido, dueño del balón, del tempo del encuentro y de las mejores ocasiones. El resultado ajustado, debido solamente a la falta de puntería, impidió que los blancos pudieran disfrutar de su buen momento de forma y sobre todo, de resultados.

Es innegable que esta excelente racha de resultados con sólo dos derrotas en el 2016 está basada en una gran plantilla, una pizca de suerte y, por mucho que a algunos les cueste admitirlo, a un gran trabajo de Zidane. El técnico francés diseñó un buen plan ante los campeones de América donde no hubo falta de actitud o excesiva relajación, algo que suele aparecer cuando el rival es inferior. Este partido vale como prueba firme de que el Real Madrid quiere y desea este trofeo secundario.

El Madrid salió con su once tipo, con el que más cómodo se siente Zidane, salvo por la ausencia de Bale. El técnico volvió a apostar por su centro del campo tipo, con Kroos, Modric y Casemiro pese a que el brasileño sigue estando por debajo de su nivel y del resto del equipo y del buen hacer de Kovacic durante las últimas semanas, incluyendo los partidos en el Camp Nou y Vicente Calderón. Pese al inicio titubeante del Real Madrid, con un ritmo digno del que sufre jet lag, dieron la impresión de que cuando llegara esa marcha superior, el equipo español arrasaría. No llegó hasta ese extremo pero casi. El dominio de Kroos y Modric del centro del campo facilitó la labor. La dupla, que no había coincidido en el campo en los últimos partidos, creó el primer tanto en el último minuto de la primera parte. Modric, que estuvo soberbio con y sin la pelota, paso a Kroos y el alemán, como ha hecho toda su vida, con dos toques, uno para controlar y orientarse la pelota y otro para pasar, dejó sólo a Benzema. Tam simple y tan complicado. El francés anotó con una gran definición. Toque con el exterior para marcharse con el 1 a 0 en el marcador.

Haría mal el aficionado del Real Madrid en acostumbrarse y ver con cierta normalidad los excelentes partidos de Modric. Hay que valorar todo lo que hace cada día. Su regularidad en el notable-sobresaliente, está fuera de lo normal. Es una joya para el Madrid y para el fútbol cómo gestiona todo su fútbol. Cómo el equipo se mueve en función de sus cambios de ritmo, giros o pases. Cada vez recuerda más al mejor Xavi Hernández.

Las mejores ocasiones del América de México fueron resueltas más por Varane y Nacho que por Keylor Navas que apenas tuvo trabajo. Los dos centrales volvieron a verse las caras tras la exhibición del Vicente Calderón y, de nuevo, estuvieron a un gran nivel. Atentos y certeros al cruce, despejando balones claves y sin fallo en la salida del balón donde si estuvieron a un peor nivel Marcelo y Carvajal, más erráticos de lo normal, sobre todo en los últimos metros con centros o pases fallados en acciones claras de gol.

James Rodríguez sube escalones en la escala de Zidane. Fue el primer cambio del partido, por delante de Isco o Kovacic, por ejemplo. Morata entraría en el último cuarto de hora por Benzema. Casi todos los jugadores de ataque tuvieron ocasiones claras para sentenciar el partido. Cristiano Ronaldo gozó de la más clara. Un centro desde la derecha terminó en la cabeza del portugués que sólo tenía que empujarla a gol. Acabó despejando como un defensa porque Benzema, que estaba justo delante de él, lo despistó. El Balón de Oro pudo desquitarse con el 2 a 0 que también llegaría en el tiempo de descuento. Se hablará mucho, y con razón, de este tanto porque el arbitro, primero lo concedió, luego lo anuló por fuera de juego y, finalmente, y tras ver la repetición, subió al marcador. Cristiano, incluso sin el gol, ha sido el generador de jugadas del Real Madrid en el último tramo. Sus movimientos por dentro han creado espacios y jugadas para el resto. Sin estar a su mejor nivel, algo que puede que no vuelva a suceder, está mejorando en su nuevo rol como casi delantero centro.

El Kashima japonés, será el rival del Real Madrid el próximo domingo a las 11:30. Si el Real Madrid levanta el título, serán 37 partidos seguidos sin perder, dos derrotas de Zidane desde que es su entrenador y tres títulos en un 2016 que puede cerrarse con el tercer Mundialito en la historia del club. Son 4 meses de competición sin perder y con toda la plaga de lesiones que han sufrido.


Ficha técnica

Club América, 0: Muñoz; Valdez, Alvarado (Guerrero, m.54), Goltz, Aguilar, Samudio; Sambueza, Willian, Peralta; Romero (Arroyo, m.70) e Ibarra (Quintero, m.61)
Real Madrid, 2: Keylor Navas, Carvajal, Nacho, Varane, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos (James, m.72); Lucas Vázquez, Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.79)

Goles: 0-1, m.45: Benzema; 0-2, m.93: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Enrique Cáceres (Paraguay). Amonestó a Sambueza (m.22) y a Nacho (m.90)
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal del Mundial de Clubes Japón 2016 disputado en el estadio Internacional de Yokohama, ante 50.117 espectadores y con 7 grados de temperatura y un 58% de humedad. El partido fue precedido de un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente en Colombia del avión que trasladaba al equipo brasileño del Chapecoense

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios