Menú

Cristiano Ronaldo le sirve al Real Madrid para derrotar al Kashima y ganar el Mundial de Clubes (4-2)

El Kashima rozó la gloria, pero Cristiano apareció en la prórroga. Magnífico partido de Benzema. No funcionó la defensa de tres de Zidane.

0
El Kashima rozó la gloria, pero Cristiano apareció en la prórroga. Magnífico partido de Benzema. No funcionó la defensa de tres de Zidane.
El Real Madrid, campeón del Mundial de Clubes 2016. | Cordon Press

"No esperábamos que jugaran así de bien", dijo Cristiano Ronaldo tras el partido. No aprendemos. Seguimos despreciando e infravalorando todo aquello que no conocemos. Aunque nos pase cientos de veces. Incluso si el desconocido ha conseguido llegar a una final. El Kashima, equipo japonés, desmontó muchos prejuicios sobre el fútbol asiático y demostró otra vez que si un equipo, incluyendo el Real Madrid, se confía, te puede complicar. Sólo así se puede explicar cómo el actual campeón de Europa, con su tremenda plantilla, con su histórica racha, acabó pidiendo la hora para poder respirar y aclarar ideas en la prórroga. Los últimos minutos no tuvieron a Sergio Ramos como protagonista, sino a Keylor Navas, que con dos intervenciones decisivas impidió que el Kashima imitara a Oliver y Benji convirtiéndose en campeones del mundo.

¿Cómo llegó el Real Madrid hasta ese punto de angustia? Uno: relajación tras el 1-0 de Benzema. Dos: falta de intensidad durante muchos minutos. Tres: el cambio de Lucas Vázquez, uno de los más destacados, para dar entrada a Isco. Cuatro: el cambio de sistema de Zidane con tres defensas. Cinco: la valentía del Kashima, con un fondo físico espectacular. Y no fue otro resultado porque el árbitro le perdonó la expulsión a Sergio Ramos al no mostrarle una segunda amarilla que parecía clara.

El equipo japonés no sólo fue velocidad y entrega. Con sólo estas dos habilidades es casi imposible plantar cara al Real Madrid. El Kashima también fue orden y rigor táctico. Y, entre esas líneas tan bien ordenadas, el que mejor se movió y entendió el partido fue Karim Benzema. Fue una exhibición en todas las facetas. Volvió a ser ese delantero-mediapunta que tan bien le sienta a sus compañeros y en especial a Cristiano Ronaldo, que acabaría firmando un hat-trick pese a su discretísimo partido en los primeros 90 minutos.

El Real Madrid comenzó con el botón apretado. Ese botoncito tan importante en el que pone 'modo serio'. Por eso comenzaron siendo superiores. Kroos y Modric con el volante. Conducción sensata. Lucas Vázquez y Benzema daban los volantazos con conexiones precisas y desequilibrantes. Sería el francés el autor del primer gol. Disparo de Modric, mal despeje del portero y Benzema anotaba a placer. Sólo tenía que empujar la pelota. Con el 1-0 a los ocho minutos y siendo el Kashima el rival, el botón 'modo serio' se volvió a pulsar para desactivarlo y así llegó el castigo a la relajación. Un centro lateral quedó muerto en el área tras el mal despeje de Varane. Zurdazo cruzado y empate al borde del descanso.

El gol fue clave para el furor con el que salió el Kashima en la segunda parte. A los siete minutos, mal despeje de Ramos y zurdazo de Shibasaki, que firmaba un doblete de mérito pero con cierta ayuda de Keylor Navas en el segundo tanto. La acertada conexión entre Lucas y Benzema se volvió a repetir en el tanto del empate. Penalti claro sobre el gallego y gol de Ronaldo. Ni el haber visto las orejas al lobo, ni que el partido estuviera empatado, fueron suficientes para que el Real Madrid espabilara. Con Lucas y Benzema a un nivel excepcional, el primer cambio de Zidane se retrasó más de lo habitual. En el 83, dio entrada a Isco por Lucas. Un cambio complicado de entender visto el nivel del gallego y, sobre todo, viendo lo mal que le estaba sentando el cambio de sistema al Real Madrid.

Tras el 1-2, Zidane optó por una defensa de tres, con Varane, Casemiro y Ramos, y dos carrileros largos con Marcelo y Carvajal. Un sistema que descolocó por completo al Real Madrid, que lo pasó realmente mal tras la entrada de Isco. Keylor Navas salvó dos goles claros y en la prórroga apareció Cristiano Ronaldo para eliminar cualquier duda y una posible derrota vergonzosa.

Marcó el tercer y cuarto goles de la manera en la que él es más eficaz, mejor jugador y, por lo tanto, ayuda más a su equipo. Cristiano Ronaldo tiene que olvidarse de bicicletas, tacones y virguerías. Está para tocar el balón una o dos veces. Para disparar o para controlar y disparar. De la primera forma marcó el 3-2, tras una brillante asistencia de Benzema, y de la segunda manera firmó el definitivo 4-2.

El Real Madrid pone punto y final a un año glorioso con tres títulos que se han decidido en la prórroga. La Champions League ante el Atlético de Madrid, la Supercopa de Europa ante el Sevilla y ahora el Mundial de Clubes frente al sorprendente Kashima. Dejan los blancos un 2016 en el que sólo han perdido dos partidos —en Liga frente al Atlético de Madrid y en la Champions contra el Wolfsburgo—. Con el 'modo serio' pocos equipos pueden plantarle cara. El Madrid convierte partidos asequibles en épicos. Es divertido, pero peligroso.

Ficha técnica

Real Madrid, 4: Keylor Navas; Carvajal, Sergio Ramos (Nacho, m.108), Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric (Kovacic, m.106); Lucas Vázquez (Isco, m.80), Cristiano Ronaldo (Morata, m.112) y Benzema
Kashima Antlers, 2: Sogahata; Nishi, Ueda, Shoji, Shuto; Endo (Ito, m.102), Shibasaki, Ogasawara (Fabricio, m.67), Nagaki (Akasaki, m.114); Kanazaki y Doi (Suzuki, m.88)

Goles: 1-0, m.8: Benzema; 1-1, m.44: Shibasaki; 1-2, m.52: Shibasaki; 2-2, m.60: Cristiano Ronaldo, de penalti; 3-2, m.98: Cristiano Ronaldo; 4-2, m.104: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Janny Sikazwe (Zambia). Amonestó a Sergio Ramos (m.55), Casemiro (m.100) y Carvajal (m.102), del Real Madrid; y a Shuto (m.58), Fabricio (m.93), del Kashima
Incidencias: Final del Mundial de Clubes 2016 disputado en el Estadio Internacional de Yokohama ante 68.742 espectadores y con 10 grados de temperatura y un 82% de humedad. El partido fue precedido de un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente en Colombia del avión que trasladaba al equipo brasileño del Chapecoense

En Deportes

    0
    comentarios