Menú

Neymar es la pata del banco de la MSN que cojea

En la directiva del Barça empieza a preocupar, y mucho, el bajo rendimiento del brasileño, que sólo lleva seis goles esta temporada.

0
En la directiva del Barça empieza a preocupar, y mucho, el bajo rendimiento del brasileño, que sólo lleva seis goles esta temporada.
Neymar, en un partido con el Barcelona esta temporada. | Archivo

¿Dónde está el Neymar que brillaba las dos últimas temporadas? ¿Dónde queda aquel jugador al que los rivales sólo podían frenar a base de faltas y patadas? Aunque Luis Enrique niegue la mayor —"su rendimiento está siendo altísimo, al mismo nivel de las dos temporadas anteriores", dijo el técnico asturiano sobre el brasileño la semana pasada, en la víspera del partido de Copa del Rey frente al Hércules—, el 11 azulgrana está protagonizando un pobre inicio de temporada y sus actuaciones en el campo ya han despertado ciertos recelos entre los directivos del FC Barcelona.

Y es que, frente a los números firmados en la temporada 2014/15 (39 goles y siete asistencias entre todas las competiciones) y la 2015/16 (31 y 20), el brasileño sólo ha marcado seis goles este curso en 18 partidos —cuatro en Liga y dos en Champions—. Aunque todavía no hay caso Neymar, la irregularidad del jugador no pasa desapercibida.

A Ney, cuyo precio real del fichaje sigue siendo todavía una incógnita, pese a que ya han pasado tres años y medio de su llegada al fútbol español —la última broma del presidente Josep María Bartomeu, asegurando que el coste total del fichaje del brasileño es de 22,5 millones de euros, no tiene desperdicio—, lo salva la cifra de asistencias, con un total de 13 pases de gol (seis en Liga y siete en Champions).

Además de su bajo rendimiento en el campo, en el club también preocupa el hecho de que el jugador haya visto ya ocho tarjetas amarillas este curso (cinco en Liga y tres en la competición europea) que le han provocado sendos partidos de suspensión en el campeonato doméstico y en el Viejo Continente.

Sorprende, además, esta regresión del futbolista de Mogi das Cruzes, que el próximo 5 de febrero cumplirá 25 años, teniendo en cuenta que a estas alturas de la temporada pasada ya había conseguido 16 goles y en la anterior, 14. En resumen, esta temporada Neymar necesita 267 minutos de juego para marcar un gol, cuando hace un año requería 112.

Para más inri, su sequía goleadora es más preocupante si se comparan sus números con los de los otros dos integrantes de la llamada MSN: Leo Messi y Luis Suárez. Y es que el argentino lleva ya este curso 23 goles y ocho asistencias, mientras que el uruguayo acumula 15 tantos y cinco pases de gol.

Cabe recordar que Neymar, el incontestable líder de la selección brasileña, firmó hace dos meses la ampliación de su contrato con el Barcelona hasta el 30 de junio de 2021, por tres temporadas más. El crack de la Canarinha pasa a tener un salario de 25 millones de euros netos por temporada —de momento, más de lo que gana Messi (emolumentos de 20 millones limpios al año) hasta que el astro argentino cierre su renovación— y su nuevo contrato establece una cláusula de rescisión ascendente: 200 millones de euros el primer año, 222 millones el segundo y 250 en las tres últimas temporadas.

Tampoco se puede olvidar que el jugador tuvo el pasado verano sobre la mesa una jugosa oferta por parte del París Saint-Germain, que incluía hoteles a su nombre y hasta un jet privado, aunque las altísimas exigencias de Neymar padre —un salario de 40 millones netos y el pago de la multa impuesta por la fiscalía brasileña— acabarían echando atrás la operación.

Sea como fuere, la involución experimentada por el brasileño en los últimos meses ha hecho saltar las alarmas en la planta noble del Camp Nou. De momento, no hay caso Neymar, pero en la directiva ya están con la mosca tras la oreja...

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios