Menú

¿Qué fue de Julien Faubert, uno de los grandes fiascos del Real Madrid?

Con 33 años, el que fuera jugador del Real Madrid en la temporada 2008/09 decide probar fortuna en el FC Inter Turku finlandés.

0
Julien Faubert, junto a Alfredo Di Stéfano en su presentación con el Real Madrid en febrero de 2009. | Cordon Press

Julien Faubert (Le Havre, Francia, 1 de agosto de 1983) aterrizó en Chamartín hace ocho años como un interesante refuerzo para el Real Madrid de cara a la segunda mitad de la temporada 2008/09. El jugador francés, que actuaba en la demarcación de extremo derecho, llegó procedente del West Ham. Contaba con 25 años por aquel entonces y se incorporó al conjunto blanco, dirigido por Juande Ramos, en calidad de cedido.

La entidad madridista, presidida entonces por Vicente Boluda, pagó al West Ham la cantidad de 1,5 millones de euros por los cinco meses de cesión y se guardó una opción de compra para la campaña 2009/10 por 6,1 millones de euros por un futbolista que terminó por ser un absoluto fiasco, como ya lo habían sido en su día Spasic, Perica el Átomo Ognjenovic, Rambo Petkovic, Edwin Congo o Pablo García, por citar algunos nombres de infausto recuerdo para la afición madridista.

El caso es que las participaciones de Faubert con la camiseta blanca se cuentan con los dedos de una mano: un total de 60 minutos en dos partidos de Liga —ante el Racing de Santander y el Athletic de Bilbao— tras un debut "gris" frente al conjunto cántabro, como el propio Juande Ramos había reconocido en sala de prensa. Más allá de su paupérrima actuación en los terrenos de juego, el jugador protagonizó momentos esperpénticos fuera de ellos, como cuando faltó a un entrenamiento al pensar erróneamente que tenía el día libre o cuando se quedó dormido en el banquillo durante un partido frente al Villarreal en El Madrigal.

La puerta de salida estaba abierta para el jugador galo: el Madrid no ejerció la opción de compra y Faubert volvió al West Ham con el rabo entre las piernas.

Lo cierto es que Faubert nunca fue la primera opción del Real Madrid en aquel mercado de invierno de la temporada 2008/09, pues los blancos querían fichar a toda costa a Antonio Valencia —hoy en el Manchester United de José Mourinho— que por entonces jugaba en el Wigan Athletic. "El último día del mercado de fichajes el Madrid quería fichar a Antonio Valencia, pero no lograron un acuerdo. Nosotros nos encontrábamos en el hotel esperando, esperando, esperando y pensando: 'Ojalá salgan mal las negociaciones con Valencia'. Al final del día nos dijeron: 'Estamos hartos de Valencia, nos piden 35 millones, así que fichamos a Julien'", reveló el agente de Faubert, Yvan Le Mée.

Lo cierto es que Faubert nunca fue un talentoso jugador, sin gol ni demasiada capacidad de desborde. Tras haber iniciado su carrera profesional en 2002 en las filas del Cannes, dos años después se marchó al Girondins de Burdeos, donde permaneció tres temporadas. De esas tres campañas en el conjunto occitano, la mejor fue la última (2006/07), consiguiendo marcar tres goles en la Ligue 1 francesa y otros dos en la Champions, lo que despertó el interés de varios equipos británicos.

Faubert pudo haber recalado en el fútbol escocés, pero finalmente hizo las maletas con destino a Londres para jugar en el West Ham de la Premier League por 6 millones de libras. Pero el 17 de julio de 2007 se llevó un duro varapalo: en un amistoso de pretemporada frente al Sigma Olomouc checo, el jugador sufrió una rotura del tendón de Aquiles que le obligó a estar de baja durante seis meses. Finalmente pudo debutar con los hammers el 12 de enero de 2008, aunque su primera temporada en el fútbol inglés estuvo marcada por las constantes lesiones, jugando sólo ocho partidos entre la Premier y la FA Cup.

De ahí, al Real Madrid en el primer semestre de 2009 y, tras su decepcionante a la par que intrascendente paso por la Liga española, Faubert volvió al conjunto londinense, en el que permaneció hasta 2012 para ser traspasado al Elazigspor turco. El galo regresó después al Girondins de Burdeos, donde estuvo las dos siguientes temporadas (2013-15) y de ahí dio el salto al fútbol escocés, vistiendo la camiseta del St. Johnstone Football Club y del Kilmarnock FC, conjunto con el que disputó nueve partidos en tres meses y con el que finalizó contrato el pasado 30 de junio.

Julien Faubert se encontraba desde entonces sin equipo. En julio pasado intentó sin éxito fichar por el Aris Salónica, de la segunda división griega, y hace dos meses se entrenó con el Créteil francés, que milita en la National —tercera categoría del país galo—.

Pese a su inactividad a nivel de clubes, el futbolista de Le Havre sí ha jugado en los últimos siete meses cuatro partidos oficiales con Martinica, selección con la que es internacional desde 2014 y que participará el próximo verano en la Copa de Oro 2017.

Ahora le llega el último tren a Faubert, que con 33 años y medio ha decidido fichar por el FC Inter Turku, equipo de la primera división finlandesa con el que ha estado varios días a prueba. El galo es un futbolista que cae bien por su simpatía, pero lo que se dice calidad...

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco