Menú

Valencia y Atlético se quedan sin pólvora en el duelo de aspirantes (0-0)

Duelo de máxima igualdad en el que brillaron la intensidad y el orden de ambos conjuntos. Los rojiblancos tuvieron las más claras.

0
Duelo de máxima igualdad en el que brillaron la intensidad y el orden de ambos conjuntos. Los rojiblancos tuvieron las más claras.
Carrasco en una contra del Atlético. | EFE

La salsa del fútbol son los goles, pero en algunas ocasiones y cuando los mismos no hacen acto de presencia, aparecen partidos que hablan muy bien de los dos contendientes en liza. Ese es el caso del encuentro que enfrentó a Valencia y Atlético en Mestalla. Los hombres de Marcelino y de Simeone se enfrentaban en un primer duelo de aspirantes a poder inquietar la supremacía de Real Madrid y Barcelona en la Liga y pese a no agredirse en su duelo directo, los dos técnicos sacaron conclusiones positivas.

Para el espectador neutral, el choque no tuvo demasiadas ocasiones y por lo tanto no fue divertido. Sin embargo, las aficiones de Valencia y Atlético volvieron a comprobar, sobre todo en el caso del conjunto ché donde más se echaba de menos, que sus respectivos equipos son muy difíciles de ganar, hecho que les convierte en dos plantillas capaces de aspirar a los puestos altos e incluso a soñar con algo más. Tienen calidad de sobra en los onces, ídem en el banquillo y la falta de pegada de la que carecieron en Mestalla no debe evitar ver que con el orden y la intensidad exhibidas, las expectativas puestas en valencianistas y rojiblancos son bien merecidas.

De momento, el Atlético ha salvado tres partidos consecutivos fuera, dos de ellos sin Griezmann, con cinco puntos de nueve posibles mientras que el Valencia ha hecho lo propio recibiendo a los colchoneros y visitando el Bernabéu. Si la regularidad se lo permite, mucho ojo a lo que puede suceder este año con Mestalla y el Wanda Metropolitano como escenarios.

Centímetro a centímetro

Con un Valencia que llegaba lanzado tras su empate en el Santiago Bernabéu, las órdenes del Cholo Simeone en Mestalla fueron muy claras: no dejar que ese optimismo se transformase en un asedio continuado desde el minuto uno. Gracias al músculo de Thomas en la medular para competir con Kondogbia y a la rapidez de Vietto, Carrasco y Correa arriba, el Atlético logró imponer su fútbol en los primeros diez minutos y ese punch inicial cogió por sorpresa al Valencia.

El equipo de Marcelino no esperaba a un rival tan agresivo y menos desde el inicio y tardó casi quince minutos en ofrecer algo en ataque. Carlos Soler apenas apareció y sólo la brega de Zaza y la verticalidad de Pereira lograron inquietar a los visitantes. Pese al buen inicio rojiblanco, el paso de los minutos igualó las fuerzas y sin demasiadas aproximaciones peligrosas para ninguno de los dos equipos ambos ya daban la sensación de encontrarse cómodos sobre el verde de Mestalla.

Igualadas las fuerzas, las ocasiones llegaron a base de destellos y los contragolpes del Atlético brillaron dentro de esos fogonazos. Por momentos, el Valencia tenía a todos sus jugadores, exceptuando al portero, dentro del campo madrileño, pero esa sensación de estar encerrando a su contrincante acabó en más contras colchoneras que en ocasiones valencianistas. Correa y Vietto tuvieron en sus botas las mejores oportunidades y Carrasco se unió a la pareja atacante para desesperar todo lo posible a Neto y compañía. El ‘pero’ para esos ataques fue la candidez de Vietto dentro del área y el exceso de conducción de Carrasco en la misma zona.

El choque no se rompería en la primera parte y tanto Valencia como Atlético dejaron la definición final del encuentro para el segundo acto. No llegaría tampoco en la reanudación ya que el despliegue físico de ambos no rompería jamás el cero en el luminoso. Al igual que al principio del choque, los hombres del Cholo salieron con más ganas en los minutos iniciales aunque seguía faltando pasar del "uy" al gol.

Cambios sin premio

Marcelino y Simeone tomaron cartas en el asunto para evitar el empate a cero final y de forma casi mimetizada fueron moviendo las fichas del tablero. Gaitán por Carrasco, Torres en el lugar de Vietto y Gameiro en el puesto de Correa. Esos fueron los movimientos del Cholo tras ver como Correa y Vietto no terminaban de materializar buenas ocasiones que nunca pasaron de ser eso, oportunidades. Por su parte Marcelino metió en el campo a Pereira, Santi Mina y Murillo por Guedes, Rodrigo y Garay (lesión).

Ni las variantes ni el titánico esfuerzo de todos los jugadores para buscar la victoria desnivelarían la contienda. La segunda parte tuvo momentos en los que el Atlético logró más presencia, otros en los que el pacto de no agresión parecía firme y en la recta final se vio a un Valencia más valiente a la hora de creer en la victoria. Tampoco esos arrenones cambiaron las cosas.

Oblak casi no tocó el balón. Sí se pudo comprobar lo buen portero que es Neto y esa estadística final hace más merecedor al Atlético del triunfo por la dureza en los golpes intercambiados. El problema para Simeone es que en fútbol no vale sólo con amagar, hay que machacar y ni su equipo ni el de Marcelino acabaron con el rival que tenían enfrente.

Sin goles, pero con buenas sensaciones. El orden y la dureza de Valencia y Atlético darán que hablar y más cuando reaparezca Griezmann. Lo hará en Champions.

Ficha técnica:

0 - Valencia: Neto, Montoya, Gabriel Paulista, Garay (Murillo, m.73), Gayà, Kondogbia, Parejo, Carlos Soler, Andreas Pereira (Guedes, m.61), Zaza y Rodrigo (Santi Mina, m.70).

0 - Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Savic, Lucas Hernández, Filipe Luis, Thomas, Saúl, Koke, Carrasco (Gaitán, m. 60), Correa (Gaeiro, m.72) y Vietto (Fernando Torres, m.64).

Árbitro: José Luis González González (colegio de Castilla-León). Amonestó por el Valencia a Montoya

Incidencias: Partido disputado ante 45.000 espectadores que presenció en el palco el ex jugador argentino del Valencia Pablo Aimar. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los valencianistas fallecidos durante la pasada temporada.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios