Menú

La gran mentira de la prensa catalana sobre el Wanda Metropolitano

Acusan a la afición del Atlético de un recibimiento hostil al Barcelona por portar banderas españolas y pitar a Piqué. No hubo ni un sólo incidente.

0
Acusan a la afición del Atlético de un recibimiento hostil al Barcelona por portar banderas españolas y pitar a Piqué. No hubo ni un sólo incidente.
Portada L´Esportiu | @lesportiucat

Libertad Digital fue testigo directo de todo lo que sucedió en el Wanda Metropolitano con el partido entre Atlético de Madrid y Barcelona como plato fuerte de la jornada número 8 de la Liga Santander. Antes, durante y después del choque no hubo noticias sobre incidentes entre aficiones y ni siquiera se respiró un ambiente de ira o de hostilidad contra el equipo catalán una vez comenzado el partido más allá de la presión propia de un estadio que recibe a un rival directo.

En algunos sectores de la prensa catalana no opinan igual y califican de hostil el recibimiento al equipo de Messi, Piqué, Suárez y compañía. Algo que nada se asemeja con lo que en realidad pasó en el Metropolitano. Hubo pitos y la mayoría focalizados en la figura de Piqué, pero esos silbidos no son nuevos en las gradas rojiblancas. Las continuas declaraciones y los gestos del central han provocado que en los últimos años sea pitado en la mayoría de los campos españoles y el Wanda Metropolitano, al igual que el Vicente Calderón en su día, no fue ni es una excepción.

El diario L´Esportiu es un claro ejemplo de como el simple hecho de llevar una bandera de España se considera un recibimiento hostil en algunos sectores de Cataluña. El diario ilustra su portada con una foto de Suárez y con el titular "les hacen callar". A estas palabras añaden que el Metropolitano ofreció un ambiente "absolutamente hostil con Cataluña".

Más allá de algún insulto aislado, cosa que pasa en todos los estadios de fútbol del mundo, la afición del Atlético de Madrid y los seguidores del Barcelona que acudieron al Metropolitano tuvieron un comportamiento ejemplar. Sonó el famoso "Viva España" de Manolo Escobar, "Cataluña es España" y se honró la memoria del piloto recientemente fallecido en una accidente de avión el pasado día 12 de octubre. No hubo nada más que reseñar pese a los intentos de la prensa catalana de convertir al equipo de Valverde en un mártir del independentismo.

Fuera del estadio, familias con camisetas de ambos equipos se hicieron fotos junto al estadio y se pudo ver en total armonía a seguidores de Atlético y Barcelona transitando por los alrededores del Metropolitano sin que se notase un ambiente de intranquilidad. La Policía controló en todo momento los accesos y los aledaños del estadio, y salvo los problemas de accesibilidad al recinto que vienen siendo continuados desde su estreno, nada afectó al devenir del partido. Incluso se llegaron a ver banderas de Cataluña unidas a otras de España y muchas camisetas del Barcelona con el nombre de Iniesta, jugador que fue ovacionado cuando fue sustituido.

El resumen es muy sencillo: el Metropolitano vivió un partido plácido entre Atlético y Barça y la única tensión que se vivió fue la del resultado final. Si algo de crispación hay que destacar fue la reacción de algunos seguidores cuando Luis Suárez anotó el empate a uno y dedicó una celebración más que innecesaria a un estadio que sólo intentó convertir su campo en lo que es, territorio visitante y no local para un equipo grande como el Barcelona.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios