Menú

Pini Zahavi, el desconocido agente israelí que también sacó tajada por el traspaso de Neymar

Este agente de futbolistas, de 74 años, se embolsó 12 millones de euros en comisiones por llevar al brasileño al Parque de los Príncipes.

0

¿Quién es Pini Zahavi? Su nombre puede que no diga mucho a los aficionados al fútbol, sobre todo en España, pero lo cierto es que se trata de uno de los intermediarios claves en muchos de los grandes negocios en la Premier League, como por ejemplo la compra del Chelsea por parte de Roman Abramovich, en el año 2003, o el fichaje de Rio Ferdinand por el Manchester United —un año antes—, a cambio de 46 millones de euros.

Este agente israelí, de 74 años, dio un paso más el pasado verano al convertirse en pieza clave en las reuniones entre el entorno de Neymar y el París Saint-Germain para que el delantero brasileño abandonase el Barcelona y acabara fichando por el club francés, a cambio de 222 millones de euros. Así lo desvela este martes el diario L’Equipe, añadiendo que Zahavise embolsó una cantidad cercana a los 12 millones por ejercer de intermediario entre el dueño del PSG, Nasser Al-Khelaifi, y el padre del futbolista, Neymar Senior.

Zahavi no tiene el tirón mediático de otros agentes como Jorge Mendes, Mino Raiola o Jonathan Barnett —este último, representante de Gareth Bale—, pero lo cierto es que también suele llevarse una buena tajada con algunos de los grandes traspasos del fútbol mundial. "Pongo en contacto a jugadores con clubes y a inversores con clubes, nada más. Reúno a la gente y me pagan mi comisión". Así es cómo se define Zahavi, el hombre en la sombra de la operación más grande de la historia del deporte rey.

Pini Zahavi empezó muy joven como periodista deportivo, pero pronto entendió que en esta profesión no se iba a hacer rico. Así fue cómo aprovechó sus contactos para empezar a buscarse las habichuelas por otro lado. "Mi forma de hacer negocios era moverme de un periódico a otro cada cuatro o cinco años. Eso te permite conseguir un mejor salario. ¡No quería seguir siendo un periodista deportivo pobre!", relató Zahavi al diario The Guardian en 2006.

Pero ese trabajo como agente le costó varias críticas por parte de algunos periodistas. "Constantemente me atacaban compañeros de profesión, así que por un tiempo aparté mi trabajo como agente. Muchos periodistas hacen negocios: con dinero, personas o noticias. Pero a mí me atacaban porque iba de cara", lamenta un Zahavi que, a finales de los años 70, decidió apartar definitivamente el periodismo para dedicarse a ser agente.

Y desde luego que mal no le ha ido: su primer trabajo fue llevar al defensa israelí Avi Cohen desde el Maccabi Tel Aviv al Liverpool en 1979 por unas 200.000 libras de la época.

Su carrera ha sido meteórica desde entonces. Rio Ferdinand es uno de los jugadores que le catapultaron a la fama, ya que él se encargó de llevarle del West Ham al Leeds United y años después cerró su traspaso al Manchester United, moviendo 54 millones de euros entre ambas operaciones y ganando 1,3 millones limpios para él sólo en comisiones.

El salto definitivo de Zahavi se produjo en junio de 2003, cuando Roman Abramovich compró el Chelsea por 170 millones de euros. El agente israelí metió entonces el pescuezo y se calcula que ganó cerca de 6 millones gracias a los fichajes que los blues realizaron en aquella primera temporada del magnate ruso en Stamford Bridge (Hernán Crespo, Makelele, Adrian Mutu, Verón, Damien Duff...).

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios