Menú

La jugada de Larrea para quedarse al frente de la Federación

Larrea ha decidido de manera unilateral que se vote la moción de censura contra él, en jornada de Copa del Rey. Cada ausencia es un voto a su favor.

0
Larrea ha decidido de manera unilateral que se vote la moción de censura contra él, en jornada de Copa del Rey. Cada ausencia es un voto a su favor.
Juan Luis Larrea. | Archivo

El 25 de julio, Juan Luis Larrea fue nombrado nuevo presidente "en funciones" de la Federación Española de Fútbol. Cubría, de manera temporal, el puesto del investigado Ángel María Villar. Desde entonces, el todavía máximo mandatario del fútbol español ha demostrado con cada acción o declaración que no tiene intención de que su paso por el sillón más importante de La Ciudad del Fútbol de Las Rozas sea temporal. Más bien lo contrario.

"¿Elecciones? ¿A qué te refieres?", es la respuesta de Larrea ante la pregunta sobre unas posibles elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol. Él no entiende que haya que repetir una votación pese a que el TAD haya admitido el recurso de revisión del CSD para que se repitan las elecciones en la RFEF, o que Ángel María Villar esté inhabilitado por la Operación Soule. Pese a la férrea defensa de Larrea, la Comisión Electoral de la RFEF ha admitido la moción de censura presentada por Rubiales.

Este jueves, la Federación Española de Fútbol se ha visto obligada a convocar una Asamblea General Extraordinaria para debatir y votar la moción de censura, impulsada por Luis Rubiales contra Larrea. El todavía presidente ha perdido apoyos, su fuerza política es cada vez más débil y pese a que se le van acabando las salidas para permanecer en el Trono de Hierro de la RFEF, Larrea, como si fuera Cersei Lannister, se ha sacado una carta de la manga.

Larrea, de manera unilateral y sin contar con la Junta Directiva, ha convocado la Asamblea para el martes 16 de enero del 2018. Ese día está previsto que haya jornada de competición, de Copa del Rey y Liga de Fútbol Sala. Dichos partidos van a comprometer la presencia de muchos asambleístas, algo que podría estar buscando Larrea con este movimiento. ¿Por qué? Muy sencillo. Cada asambleísta que no se presente es un voto a favor de Larrea y un voto menos a favor de la moción de censura.

Ante esta situación, Luis Rubiales ha tomado la decisión de presentar recursos ante la Comisión Electoral de la RFEF y ante el TAD. El comunicado dice así:

"En relación a la Convocatoria de la Asamblea General en Sesión Extraordinaria de la Real Federación Española de Fútbol del próximo 16 de enero, quiero manifestar que:

-La fecha que ha decidido, de manera unilateral y sin contar con la Junta Directiva el presidente interino de la RFEF, Juan Luis Larrea, cercena los derechos de voto de muchos asambleístas evitando su concurrencia y participación en un día en el que hay competición programada de Copa de Su Majestad el Rey de Fútbol, así como, jornada liguera en la competición de fútbol sala.

- Esto comprometería gravemente la asistencia de la mayor parte de los asambleístas de fútbol sala así como de los futbolistas, entrenadores, árbitros, e incluso clubes que participen, ese día o el siguiente, en la Copa de Su Majestad el Rey de Fútbol.

- Hay que garantizar y facilitar el derecho al voto y no entorpecerlo y dificultarlo.La votación en la que se puede elegir a un nuevo presidente del fútbol español tiene que ser democrática y favoreciendo la participación, y con esta convocatoria, el resultado de la misma quedaría totalmente desvirtuado al promover la falta de asistencia de tan importante número de asambleístas. Recordemos que la falta de asistencia equivale a un voto negativo y quien convoca es parte interesada en que así sea.

- Por tales motivos, mañana día 1 de diciembre, presentaré simultáneamente recursos ante la Comisión Electoral de la RFEF y ante el TAD, para que, a la mayor brevedad, se corrija esta anomalía, y así, la votación se desarrolle por cauces democráticos propios de un Estado como el español. Ha de realizarse un lunes por la tarde (día habitual de descanso) sin que en dicha fecha se vea comprometida la asistencia de ninguno de los 139 miembros que forman parte de la Asamblea General de la RFEF, ya que con la elección de la fecha actual, y de manera consciente, se imposibilita y cercena el derecho al voto de muchos asambleístas, y se deja de manifiesto la enorme falta de respeto y consideración hacia el fútbol sala y resto de asambleístas afectados.

- Se ha de adaptar el calendario para que la votación se produzca en una fecha en la que no haya competición ni ese día ni el siguiente. Lo contrario sería una injusticia perfectamente evitable y un agravio arbitrario del derecho fundamental de voto de los asambleístas, que de no ser corregido de inmediato se convertiría en un acto malintencionado con efectos irreparables injustos y graves, promovidos desde un patente abuso de poder del presidente interino.

Estoy seguro que la Comisión Electoral de la RFEF y/o el TAD promoverán con su decisión la participación democrática.

Luis Rubiales.

Candidato a la Presidencia de la RFEF".

Juan Luis Larrea ya explicó esta semana que "Ángel María Villar no debería salir por una moción de censura. No estoy a favor de ella".

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia