Menú

El Real Madrid evoluciona su juego y arrasa al Sevilla (5-0)

El Real Madrid firmó su mejor partido de la temporada y vuelve a ilusionar. Tantos de Nacho en el 2', Kroos, Archaf y doblete de Ronaldo. 

El Real Madrid firmó su mejor partido de la temporada y vuelve a ilusionar. Tantos de Nacho en el 2', Kroos, Archaf y doblete de Ronaldo. 
Piña madridista en el Bernabéu. | EFE

Poco hay que comentar de la segunda mitad. El partido ya estaba totalmente definido al descanso cuando el Real Madrid se iba a vestuarios con un escandaloso 5 a 0 que hace soñar, de nuevo, a la parroquia blanca. Y es que no se disfrutaba tanto en el Bernabéu desde la Supercopa de España ante el Barcelona en verano. Estamos en diciembre pero más vale tarde que nunca. Este sí es el nivel del Madrid. Por eso se le ha criticado tanto y de manera justa. Porque el equipo podía y debía jugar mejor.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron maravillosos por parte del equipo de Zidane que sacó sobresaliente en todas las clases de fútbol y matrícula de honor en su asignatura favorita: el contraataque. El escenario fue el más favorable para ello. A los dos minutos, en un saque de esquina, Nacho marcó el gol más rápido de la Liga al aprovechar un error de Muriel al despejar hacía su portería. A raíz del primer tanto, el Sevilla no se arrugó, fue arriba, tuvo incluso más la pelota que el Real Madrid pero la gran ejecución de los locales al espacio tras pérdida o robo de la pelota, fue matando poco a poco a los andaluces que sufrieron el día más efectivo del Madrid.

Sin Sergio Ramos, Varane, Carvajal, Casemiro y Bale por sanción o lesión, el Real Madrid goleó al Sevilla, quinto clasificado y entre los 16 mejores de Europa. El debate sobre si hay plantilla para competir, es absurdo. Nacho y Vallejo, sobre quien estaban puestas más las miradas por no haber coincidido previamente, estuvieron excelentes en todas las facetas. Al corte, anticipación, balón aéreo, salida de balón, duelos individuales... Archaf, casi obligado a jugar por las bajas, estuvo al mismo nivel y firmó su mejor partido, el primero en el que demuestra que tiene nivel de primera división. Daba la sensación de que, jugara quien jugara hoy, iba a hacerlo bien porque el Madrid, por fín, fue una maquina en la que se veía que las piezas si estaban engrasadas.

La piezas en la defensa, encajaban. En el centro del campo, también. Por dentro, con Kroos y Modric. Acertados, a diferencia de otros días, con el uno contra uno, con la elección de la mejor opción de pase y la llegada al área contrario donde vio puerta, además, el alemán. Las bandas, también encajaban. Lucas y Asensio partieron desde fuera pero daban opciones por dentro. Movilidad. Ambos estuvieron participativos y en el caso de Asensio, a raíz de su extraordinaria jugada con asistencia incluida en el 2 a 0 a Cristiano, evolucionó a un nivel superior, algo que no se veía, en él, desde hacía bastantes semanas. Se desató. Se huele que tiene un techo superior al resto.

Las piezas en la delantera, también encajaban por primera vez esta temporada. Benzema y Cristiano, son probablemente, la pareja más compatible al contragolpe. La lectura de ambos a la hora de bajar a recibir, asociarse, oxigenar, abrir a banda o correr a la espacio, fue perfecta. El francés no marcó, tuvo un poste y un par de ocasiones más pero jugando así, eso no importa. El portugués, hasta se retiró 15 minutos antes de que terminara el partido. Zidane vio que era la oportunidad idónea para ello: había marcado un doblete –uno de penalti tras manos de Jesús Navas- el partido estaba resuelto, el domingo viajan a Emiratos Árabes y la afición tenía ganas de ovacionarle tras ofrecer su quinto balón de oro.

El Madrid, en conjunto, fue arrollador, pero no sólo por su calidad, también por su intensidad. Otra de las diferencias respecto a otros encuentros. El ritmo de los blancos pesó más que la superioridad numérica o de posesión del Sevilla porque hasta el 2 a 0, a los 23 minutos, el partido del Madrid no era mucho mejor que los anteriores. Pero como pasa en todos los equipos, los goles dan paso a un mejor juego. Por muchas razones, entre ellas, porque la moral de una u otra plantilla sube o disminuye en función de quien marca o recibe un tanto.

Más claves de esta mejorada versión del Real Madrid. Ronaldo, Benzema, Kroos y Modric, los que suelen jugar por dentro, siempre tenían una opción de pase o apertura a banda para, a continuación, romper al espacio. El Madrid hizo el campo largo y ancho y el Sevilla solía llegar siempre tarde. Un Sevilla, que por otro lado, es excesivamente dependiente del balón. Están tan cómodos con él como incómodos sin él. La defensa tiene un nivel muy justo o insuficiente y encima no suele haber ayudas y el repliegue es lento y tardío. Da la sensación de que este Sevilla ya no es aquel equipo vigoroso, intenso, que no regala nunca tres puntos. En el último año y medio se ha ido transformando en un equipo sin identidad.

Y la gran pregunta que envuelve todo análisis del Real Madrid últimamente. ¿Juegan mejor sin Isco? Sin el malagueño es complicado pensar que el Madrid hubiera logrado el doblete de Liga y Champions. Cada partido es una historia diferente. Hoy el Sevilla buscó al Madrid arriba y por eso hubo espacios y posibilidad de jugar con más velocidad. Si el Sevilla se hubiera encerrado en su área, quizá esos que piden su suplencia, se hubieran acordado de su magia en espacios reducidos. La temporada pasada, Isco, se ganó un puesto con merecimiento y quizá, ahora, otros compañeros se han ganado estar por delante de él. Simplemente depende del partido, del rival y del momento de forma de cada jugar.

Ficha técnica:

5 - Real Madrid: Keylor Navas; Achraf, Nacho, Vallejo, Marcelo; Modric (Ceballos, m.71), Kroos (Marcos Llorente, m.63), Lucas Vázquez, Marco Asensio; Cristiano Ronaldo (Isco, m.75) y Benzema.

0 - Sevilla: Sergio Rico; Mercado, Kjaer, Lenglet, Carole; Pizarro, Banega (Krohn Dehli, m.81), Franco Vázquez (Geis, m.71); Navas, Nolito (Sarabia, m.57) y Muriel.

Goles: 1-0, m.3: Nacho. 2-0, m.23: Cristiano Ronaldo. 3-0, m.31: Cristiano Ronaldo de penalti. 4-0, m.38: Kroos. 5-0, m.42: Achraf.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó a Jesús Navas (31) y Banega (37) por el Sevilla.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 15a jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 76.924 espectadores. Cristiano Ronaldo dedicó al madridismo su quinto Balón de Oro y posó en los prolegómenos con todos sus galardones sobre el césped.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador