Menú

El Real Madrid supera al Gremio y sigue siendo el rey del mundo (1-0)

Un gol de falta de Cristiano al inicio de la segunda mitad permite a los blancos derrotar al Gremio. Octavo título para Zidane, que iguala a Molowny.

0

De nuevo en la cima, de nuevo haciendo historia. El Real Madrid se ha convertido en el primer club que gana dos Champions y dos Mundiales de Clubes de manera consecutiva. En su penúltimo partido de un año de ensueño, los blancos han derrotado al Gremio brasileño (1-0) para volver a reinar. Primero fue la Liga, luego la Champions y en agosto llegaron las Supercopas de Europa y de España. Ahora el equipo madridista pone el broche de oro con este quinto título, el Mundial de Clubes, confirmando que este 2017 es el mejor de sus 115 años de existencia.

Y lo ha hecho gracias a un gol de falta de Cristiano Ronaldo, sólo dos minutos después de que el árbitro mexicano Marvin Torrentera se tragara un penalti de Sergio Ramos a Ramiro. El portugués, flamante ganador del Balón de Oro, ha vuelto a demostrar que es decisivo en partidos importantes, en una final que ha terminado por dilucidar que el Real Madrid es el rey del mundo.

Nada que ver este partido con la semifinal que los blancos jugaron el miércoles contra el Al Jazira, uno de los peores equipos a los que se ha enfrentado en mucho tiempo, en un partido que fue sencillamente un esperpento. Esta vez el Gremio, campeón de la Copa Libertadores, se mostraba como un rival más serio para el Real Madrid, donde Zidane recuperó para la causa a jugadores como Sergio Ramos, Kroos y Carvajal, que volvieron al once. En el equipo se mantuvo Isco, cuyo juego siguió siendo muy intermitente, en detrimento de un Gareth Bale que se quedó nuevamente de inicio en el banquillo y que dejó sus destellos de calidad en los pocos minutos (14) que estuvo sobre el campo.

Y es que el Gremio de Renato Gaúcho —el técnico brasileño se había encargado de incendiar la previa al lanzar algún que otro dardo envenenado a Cristiano Ronaldo— salió con una presión asfixiante ante un Madrid que no se encontró nada cómodo en los primeros minutos. Le costó al campeón de Europa salir con la pelota jugada y hasta mediada la primera parte no pudo acercarse con peligro a la portería de Marcelo Grohe, como en una volea de Dani Carvajal o un remate cruzado de Luka Modric, elegido mejor jugador del torneo, que salió desviado por poco.

Isco no terminaba de aparecer y, cuando lo hacía, pecaba de falta de acierto en los últimos metros. Cristiano tampoco terminaba de estar cómodo, mientras que Benzema apenas tuvo protagonismo esta noche. En el otro bando, Luan, el jugador con más calidad de Gremio ante la ausencia de Arthur, se encontraba totalmente desasistido por sus compañeros. En este sentido, Varane resultó clave al secar en todo momento al jugador de Sao Paulo. Nada que ver el francés en la final con respecto al desastroso partido que había firmado en la semifinal ante Al Jazira.

El Madrid dominaba sobre el césped del Zayed Sports City Stadium, pero no pudo gozar de ocasiones claras en una primera parte floja y un tanto aburrida. Sin embargo, el panorama cambió a la vuelta de vestuarios y, tras el penalti de Ramos a Ramiro que se fue al limbo, el Madrid se adelantó pronto en el marcador. Fue con un gol de falta directa de Cristiano Ronaldo: el portugués coló la pelota por la barrera y la mandó junto al palo, adonde no pudo llegar Grohe en su estirada.

Con el marcador a favor, el campeón de Europa se desmelenó. Cristiano volvió a marcar, pero el tanto no subió al luminoso por un fuera de juego previo de Benzema, y, esta vez sí, los blancos empezaron a gozar de ocasiones claras. Un zapatazo de Casemiro desviado por el portero y un tiro al palo de Grohe pudieron haber aumentado la ventaja blanca, antes de que Zidane empezara a mover el banquillo dando entrada a Lucas Vázquez por un Isco muy intermitente.

El gallego dio más profundidad al equipo, que siguió cercando la portería de Grohe. Cristiano tuvo una buena ocasión para haber firmado su doblete particular y Bale, nada más entrar al campo por un inoperante Benzema, también lo intentó con un remate con el exterior bien desviado por el cancerbero brasileño, de lo mejor de su equipo esta noche. El Madrid estaba totalmente a placer ante un Gremio que se quedó pronto sin gasolina.

La copa estaba al caer. Los blancos no estaban dispuestos a perder la pelota y dejaron pasar los minutos para conquistar un año más el Mundial de Clubes, el tercero que logran en este formato y el sexto en total. Es el octavo título para Zinedine Zidane en menos de dos años, con lo que el francés iguala a Luis Molowny. Un nuevo éxito para el Rey de Europa y del mundo en este increíble año 2017.


Ficha técnica

Real Madrid, 1: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Lucas Vázquez, m.73); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.79)
Gremio, 0: Marcelo Grohe; Edilson, Geromel, Kannemann, Cortez; Michel (Maicon, m.84), Jailson, Ramiro (Everton, m.70), Luan; Fernandinho; y Lucas Barrios (Jael, m.63)

Gol: 1-0, m.53: Cristiano Ronaldo.
Árbitro: Marvin Torrentera (México). Mostró tarjeta amarilla a Casemiro (m.27), del Real Madrid
Incidencias: Final del Mundial de Clubes disputada en el Zayed Sports City Stadium de Abu Dhabi, lleno, con 35.500 espectadores en las gradas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios