Menú

La diferencias entre Zidane y la directiva del Real Madrid

Zidane y la directiva vuelven a chocar por sus opiniones. La directiva quiere a Kepa ya, y el técnico, no. No es la primera vez que sucede algo así.

0
Zidane, con Florentino Pérez. | EFE

El pasado miércoles, Kepa pasaba reconocimiento médico con el Real Madrid. Era el último paso antes de pagar la cláusula de rescisión de 20 millones de euros. El último tramite de una operación compleja y complicada para el portero que ha rechazado varias propuestas de renovación del Athletic de Bilbao y cuya afición se está poniendo en contra de él, un futbolista que ha crecido en la cantera de Lezama. Dos días después, el sábado, Zidane afirmaba en rueda de prensa que "no necesito un portero". La diferencia de opinión entre el técnico y la dirección deportiva es evidente y, lo que es más importante, es pública. Y no es la primera vez que sucede. Eso sí, las anteriores ocasiones fueron de puertas para dentro.

Tras ganar todos los títulos disputados salvo una Copa del Rey y la Liga que dirigió desde el mes de enero a su llegada, Zidane ha ganado todos los títulos posibles. Unos éxitos que le han valido para tener un peso determinante en las decisiones relativas a traspasos. Una persona que trabaja en el día a día en el departamento deportivo afirma que "Zidane es el entrenador que recuerda que más fuerza tiene en los fichajes". La portería ha sido el tema en el que más discrepancias han existido entre entrenador y directiva.

El pasado verano, cuando el Real Madrid tenía un acuerdo bastante avanzado con David de Gea, Zidane apretó el freno y avisó: "Mi portero es Keylor Navas", dijo rotundo. Tal fue su defensa que el club tuvo que frenar una operación que ya intentaron una temporada antes. Y es que desde la planta noble nunca se ha terminado de confiar ciegamente en Keylor Navas. De ahí que, otra vez, vuelvan a intentar el fichaje de otro portero, Kepa. Una operación aceptada y sugerida por Llopis, entrenador de porteros y del cuerpo técnico de Zidane. El francés acepta su llegada pero no ahora, como pretende el club. Tal es su defensa de Keylor Navas, a no cambiar la armonía del vestuario, que no ha dudado en llevar la contraria a la directiva en una sala de prensa. Y volvió a hacerlo este domingo tras perder en Balaídos: "No quiero fichajes", afirmó.

Estas diferencias podrían perjudicar a Kepa que no quiere continuar en el Athletic de Bilbao y que no puede ir al Real Madrid porque Zidane no le quiere. ¿Qué hará el Real Madrid? No hay respuesta en la casa blanca, todavía.

No es la primera vez que la dirección deportiva y el entrenador no piensan igual. Pasará en muchos equipos, pero ha pasado en el Real Madrid en los últimos meses. Zidane frenó la contratación de Mbappé o de cualquier otro delantero cuando en la planta noble había informes que dejaban claro la necesidad de reforzarse tras la salida de Morata y Mariano. Según un directivo del Real Madrid, "Zidane no quería ni vender ni fichar pero no quiso fichar tras vender". También ha pasado en otras situaciones como la de Marcos Llorente. No es un jugador del agrado de Zidane pero sí es una apuesta del club. Ven en él un jugador de futuro. Y algo parecido ha pasado con Dani Ceballos. Zidane no se opuso a su fichaje pero no fue una petición suya, fue una oportunidad de mercado, una apuesta de la directiva por un futbolista joven, con futuro y a un gran precio.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco