Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Multimillonario y amigo personal de Putin: así es el siniestro presidente del PAOK

Ivan Savvidis, el hombre más poderoso de Salónica, es dueño de dos complejos hoteleros, de un grupo de comunicación y del puerto de la ciudad.

0
Ivan Savvidis, el siniestro presidente del PAOK de Salónica con una pistola en el campo.

El presidente del PAOK de Salónica, Ivan Savvidis, ha pedido perdón este martes por su actuación el pasado domingo, cuando invadió el césped del Estadio de La Tumba, durante el partido de la Liga griega contra el AEK de Atenas, portando una pistola para protestar por la anulación de un gol, como quedó demostrado cuando se quitó el abrigo sobre el campo y dejó a la vista el revólver que llevaba en la cintura.

"Quiero disculparme con todos los seguidores del PAOK y todos los aficionados del fútbol en Grecia y en el resto del mundo", ha dicho en una carta abierta a la afición Savvidis, cuya acción ha provocado que el Gobierno de Grecia haya decidido suspender la Liga de manera indefinida.

La invasión del terreno de juego ocurrió justo después de que el árbitro Georgios Kominis anulara por fuera de juego un gol del caboverdiano Fernando Varela en el tiempo añadido, lo que hubiera situado al conjunto de Salónica como líder del campeonato en detrimento del AEK, que entrena el español Manolo Jiénez.

"Me disculpo por lo que sucedió, está claro que no tenía derecho a salir al campo así. Mi reacción emocional se debe a la situación negativa generalizada que reina en el fútbol griego últimamente y a todos los acontecimientos inadmisibles que tuvieron lugar poco antes del final del partido entre PAOK y AEK", continuó. Según Savvidis, la decisión de anular el gol e interrumpir el partido podía generar una situación incontrolable y su actuación sólo pretendía "proteger a decenas de miles de aficionados del PAOK de las provocaciones, enfrentamientos o posibles víctimas humanas".

Además, afirmó no haber amenazado a nadie y ser un "rehén de la clase dirigente corrupta del fútbol". "Estoy luchando y seguiré luchando a pesar de los ataques recibidos a todos los niveles por un fútbol más justo, con árbitros honorables en todos los partidos, para que los títulos se ganen en los estadios y no en las salas de los tribunales. De nuevo pido perdón", ha afirmado en su carta Savvidis, sobre quien pesa una orden de detención por parte de la Policía griega y que deberá responder ante la Justicia por los hechos ocurridos en el Estadio de La Tumba.

Un hombre hecho a sí mismo

Pero, ¿quién es Ivan Savvidis? Iván Ignátievich Savvidis —según su pasaporte ruso— es el dueño del PAOK desde hace seis años, pero también es el hombre más poderoso de Salónica y una de las personas más ricas de Rusia, ya que es dueño de múltiples empresas relacionadas con la industria tabacalera, cárnica y agrícola.

Nacido en una aldea del sur de Georgia en 1959, Savvidis fue soldado en el Ejército Rojo. Después de hacer el servicio militar se instaló en Rostov del Don, ciudad donde ingresó en la Fábrica Estatal de Tabaco del Don. Allí comenzó como simple obrero en 1980, pero fue escalando posiciones hasta ser nombrado en 1993 como director general de la fábrica —ya empresa privada con el nombre de Tabaco del Don—, de la que hoy es dueño.

En 1999 entró en política y, desde 2003 hasta 2011, fue diputado en el Parlamento ruso por el partido Rusia Unida, liderado por Vladimir Putin. El presidente ruso tiene una relación estrecha con sus multimillonarios, y Savvidis no iba a ser menos: de hecho, el actual presidente del PAOK de Salónica recibió en 2008 la condecoración del Mérito a la Patria.

Después de abandonar la política rusa, en 2012 se mudó a Salónica y allí compró el PAOK, un club histórico que estaba en una delicadísima situación, con el objetivo de devolverle la grandeza perdida. Savvidis logró entonces la doble nacionalidad griega y rusa, y rápidamente entró en la lista Forbes de los más ricos del mundo.

Este peculiar multimillonario, que está casado, tiene dos hijos y es un conocido patrocinador de la iglesia ortodoxa —entre otras cosas, financia peregrinajes de fieles rusos de origen griego—, posee negocios en industrias cárnicas, agrícolas y pesqueras, así como empresas de distribución y de alimentación.

Savvidis es dueño de dos complejos hoteleros —Makedonia Palace y Xenia Palliuri—, de un grupo de comunicación y del puerto de Salónica. Asimismo, también apoya económicamente a la Federación Internacional de Ajedrez y a la Federación de Billar de Rusia. Todo un personaje Ivan Savvidis, que ha puesto el fútbol griego patas arriba...

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. ¿Por qué es tan peligrosa la 'trampa' que prepara el Pacto de Toledo sobre las pensiones?
    2. Tamara Gorro comparte su desnudo integral más reivindicativo
    3. Sánchez respalda a una "quemadísima" Delgado que deja KO al Gobierno
    4. El misterioso trabajo de Adriana Lastra a los 14 años
    5. Ana Pastor tumba la 'enmienda caciquil' de Sánchez e incendia al PSOE
    0
    comentarios

    Servicios