Menú

Oblak y Griezmann obran el milagro del Atlético en Londres (1-1)

Jugaron ante el Arsenal con uno menos durante más de 80 minutos por expulsión de Vrsaljko. Oblak salvó la goleada y Griezmann puso el empate.

0
Jugaron ante el Arsenal con uno menos durante más de 80 minutos por expulsión de Vrsaljko. Oblak salvó la goleada y Griezmann puso el empate.
Los jugadores del Atlético celebran el gol de Griezmann en el Emirates Stadium. | Cordon Press

Más que un tesoro o un premio estratosférico lo que logró el Atlético de Madrid en Londres ante el Arsenal debería catalogarse como milagro. Es la palabra que mejor resume la fe rojiblanca y lo visto en el Emirates Stadium porque defender con el alma y tener al mejor portero del mundo en tu portería la mayor parte de las veces sólo vale para perder por un resultado corto o para salir con el mínimo aliento de vida posible de cara al choque definitivo. El Atleti no sólo sobrevivió al partido, sino que terminó volteando la eliminatoria con un giro que nadie esperaba. Ni ingleses ni españoles lo vieron venir.

Antes del gol de Antoine Griezmann, la afición del Atlético ya pensaba en cómo remontar el 1-0 de la ida. Eso, si el 2-0 no llegaba antes del minuto 90 y convertía la vuelta en el primer gran desafío histórico de la joven vida del Wanda Metropolitano. Nadie vio venir el empate a uno porque todo hacía indicar que era imposible salvo que alguien bajase de los cielos con un obsequio para los rojiblancos. No hizo falta ayuda divina, pero casi.

El gol es el mejor reflejo de lo dicho anteriormente. Si se repasa el tanto de Griezmann se puede ver claramente que, aparte de la fe del francés, hay un componente de suerte que, como ocurre en todos los deportes, a veces sirve para cambiar el destino de un campeonato o en este caso de una semifinal de la Europa League. Balón largo, Griezmann se pelea con Koscielny que falla, el '7' rojiblanco se topa con Ospina aunque mantiene el esférico en el rechace, Mustafi se resbala en el intento de interceptar el balón y Antoine marca después de que la pelota tropiece en el propio central alemán. Ves la jugada 20 veces y no te la crees.

previews_0007.jpg

El 1-1 dejó helado al Emirates porque antes ardía de rabia al ver al otro salvador del Atlético de Madrid, Jan Oblak. El portero esloveno salvó goles con 0-0 en el marcador y con 1-0. Sacó manos imposibles, pies que sólo él y Ter Stegen están sacando esta temporada, desesperó a Welbeck, martirizó a los rivales y siempre mantuvo y sostuvo a su equipo en el partido y en la eliminatoria. Si llega a evitar el gol de Lacazette en el 61' apagan el estadio gunner y se van. Casi lo hicieron cuando repitió paradón en el 87'. Y sólo vale 100 millones de euros. Cerezo y Gil Marín empiezan a no saber dónde meterse.

Fue un partido con dos héroes, Oblak y Griezmann, pero también con un antihéroe, Vrsaljko. La expulsión fue rigurosa porque se dio en apenas nueve minutos de juego. Sin embargo, es poco entendible que el croata se juegue la segunda cartulina en una acción que sobraba tanto en la forma como en el timing. El criterio arbitral es muy discutible a veces, pero el jugador nunca debe pensar que los pactos no escritos siguen vigentes. Si el colegiado entiende que es doble amarilla la puede sacar a los diez minutos o a los 80 y el jugador poco puede decir.

previews_0007.jpg

Tampoco estuvo acertado Simeone cuando vio la roja por llamar "hijo de puta" al colegiado. El argentino sí tenía derecho a recriminar la doble amarilla al presenciar una dura falta del Arsenal cerca de su posición y también tuvo razones para criticar la decisión del francés Turpin de expulsarle, pero los insultos posteriores sobraron. Es todo intensidad, para bien y para mal. Lo bueno es que 9 de cada 10 veces es para lo primero.

Lo dicho: un milagro. ¿Y qué hay que hacer para conseguir uno así? Lo primero dejarse la vida como hicieron los 14 jugadores rojiblancos que saltaron al feudo inglés. Lo segundo, jugar en cualquier parte del campo como hizo Thomas o correr hasta la extenuación aunque no tengas el día en tu posición, caso de Koke. Y por último, tener a alguien que aparezca cuando se le necesita, es decir, tener una estrella. Griezmann tomó ese papel por fin esta temporada en un partido que puede valer un título. El Atlético pondrá casi 20 millones de euros para retenerle y esas cifras se exigen y te exigen. Si él asume eso y lo plasma con galones, no merecerá 20 sino 30.

Ficha técnica

Arsenal, 1: Ospina; Bellerín, Mustafi, Koscielny, Monreal; Xhaka, Ramsey, Wilshere; Özil, Welbeck y Lacazette
Atlético de Madrid, 1: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Godín, Lucas; Thomas, Saúl, Correa (Savic, m.75), Koke; Griezmann (Torres, m.85) y Gameiro (Gabi, m.65)

Goles: 1-0, m.60: Lacazette; 1-1, m.82: Griezmann
Árbitro: Clément Turpin (Francia). Roja por doble amomestación a Vrsaljko (ms.2 y 10). También expulsó al entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone (m.13)
Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Europa League disputado en el Emirates Stadium de Londres ante 59.066 espectadores, entre ellos unos 1.500 seguidores del Atlético de Madrid

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios