Menú

Europa League

El Metropolitano se disfraza de Vicente Calderón para rugir y llegar a la final de Lyon (1-0)

Diego Costa marcó el único tanto tras una exhibición de Griezmann. El francés fue el líder absoluto del equipo y dejó KO al Arsenal de Wenger.

0
Diego Costa marcó el único tanto tras una exhibición de Griezmann. El francés fue el líder absoluto del equipo y dejó KO al Arsenal de Wenger.
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el gol de Diego Costa contra el Arsenal. | EFE

Dijo Diego Pablo Simeone a principio de temporada que el Metropolitano necesitaba generar su propia historia. El Cholo quería regalar a su afición momentos de "pertenencia" en el nuevo estadio y el coliseo rojiblanco ya tiene su primer gran recuerdo. No lo vivió en la Champions, pero la afición del Atlético de Madrid decide lo que para ella es tocar la gloria y la hinchada rojiblanca demostró ante el Arsenal que ansía su tercera Europa League como si de la primera se tratase. Ellos mandan y ellos quieren ganar todo lo que se pone por delante. ADN cholista.

Simeone vio el partido desde la grada y allí nervioso cual león enjaulado vio al príncipe de su equipo rugir como rugió todo el estadio durante los 90 minutos. Diego Costa marcó el gol, Vitolo dio un recital, todo el equipo estuvo de sobresaliente, pero lo de Antoine Griezmann es, siendo esta su versión, para pagarle 30 millones y no 20 si es que los pide.

El Atlético de Madrid supo sufrir, pero sobre todo impuso un gen ganador que el Arsenal perdió con Wenger hace mucho tiempo. Parecen vasos comunicantes en ese sentido. El Atlético no es Brasil en los 70 y sigue ganando con coraje. El Arsenal juega muy bien, pero despedirá a su longevo técnico sin poder quitarse la etiqueta de equipo blando. Lyon ya espera al Atlético, que jugará su quinta final europea con Simeone a la cabeza.

El Calderón estuvo en el Metropolitano

El Atlético saltó al césped con el ímpetu habitual que proporciona la grada del Vicente Calderón. Sí, repito, Vicente Calderón, porque los aficionados que llenaron el Wanda Metropolitano trajeron consigo la esencia de las grandes noches en la ribera del Manzanares. Era noche grande en Madrid y pese a cambiar de vecindario, el hincha rojiblanco quería sentirse como en casa. Lo logró.

Después de unos primeros compases con mucho respeto por ambas partes y con la lesión inesperada por dura y por tonta de Koscielny, el Arsenal se apoderó del Atlético. Ganó las batallas en el centro del campo y con los rojiblancos continuamente en facetas defensivas se pudo ver ese quinteto que ha dado entrada en esta recta final de temporada el Cholo Simeone. Vitolo se incrustó en el flanco izquierdo para tapar a Bellerín y el trío Lucas, Godín-Giménez se hartó de tapar huecos ayudados por el centro del campo. Özil, Wilshere, Lacazette… Todos se atascaron.

Igual que pasó en Londres, pero con 11, el Atlético supo sufrir cuando debía con la participación de todo el equipo. Griezmann y Costa, los primeros en defender y los más rápidos para salir como balas en busca del contragolpe. El Arsenal se acercó en varias ocasiones al área de Oblak, pero los hombres de Wenger se olvidaron de disparar. Apuntaron con el cañón gunner, sin embargo, nunca abrieron fuego.

Avanzó el partido y sin sentirse herido, el Atlético de Madrid fue adelantando metros. Del minuto 32 al 45, el partido fue totalmente rojiblanco. Aparecieron en facetas ofensivas los mismos que se habían matado en defensa y en cuanto Griezmann olió balón, el peligro se hizo patente. En un pase de escuadra y cartabón, el francés dejó a Diego Costa franco para marcar y cuando uno huele la pelota y el otro la sangre sólo hay un resultado: gol. Además, el 1-0 llegó cuando más duele, al filo del descanso. Costa adelantó a los colchoneros en el descuento y el Metropolitano se vino abajo.

Resistencia para llegar a Lyon

Tocó sufrir en la segunda parte porque nadie pasa a una final europea, sea cual sea la competición, paseándose. El Atlético resistió todos los ataques del Arsenal que, otra vez más, fueron con balas de fogueo. ¡Qué poca sangre tiene el equipo de Wenger! Tuvieron el balón, volvieron a dominar y nada de nada. Mucho humo y poco fuego. En las áreas sólo mandó un equipo y si contamos las ocasiones reales estuvo más cerca el 2-0 que el 1-1.

El Metropolitano siguió rugiendo cada vez que Koke, Saúl, Gabi, Vitolo, Griezmann o Diego Costa sacaban la casta que tiene que tener un equipo ganador. Ni siquiera el gladiador Costa aguantó tanto esfuerzo y acabó pidiendo el cambio porque sus gemelos dijeron basta. Ovación para Vitolo, aplausos para Torres, ídem para Correa y pitido final con celebración por todo lo alto.

El Atlético y sus aficionados quieren la Europa League. Van a por ella. El 16 de mayo la tendrán a un paso en Lyon. De momento, el Metropolitano se disfrazó por primera vez de Vicente Calderón.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 1: Oblak; Thomas (Savic, m.92), Giménez, Godín, Lucas; Saúl, Gabi, Koke, Vitolo (Correa, m.74); Griezmann y Diego Costa (Fernando Torres, m.83)
Arsenal, 0: Ospina; Bellerín, Mustafi, Koscielny (Chambers m. 11), Monreal; Xhaka, Ramsey, Wilshere (Mkhitaryan m. 69); Özil, Welbeck; y Lacazette

Gol: 1-0, m.45+3: Diego Costa
Árbitro: Gialucca Rocchi (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Wilshere (m.42), Monreal (m. 59) y Mustafi (m.78), del Arsenal; y a Saúl (m.70) y Diego Costa (m.78), del Atlético
Incidencias: Partido de vuelta de semifinales de la Europa League disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid ante 64.196 espectadores. Asistieron al encuentro Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores; Rafael Catalá, de Justicia; Juan Ignacio Zoilo, de Interior; José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes; David Aganzo, presidente de la AFE; Julen Lopetegui, seleccionador español de fútbol, y el tenista Rafa Nadal

0
comentarios

Servicios