Menú

Mundial de Fútbol

[an error occurred while processing this directive]

¿Cómo quedan los protagonistas del batacazo de la selección española tras el Mundial?

Julen Lopetegui, Luis Rubiales, Florentino Pérez y Fernando Hierro, señalados tras la eliminación de la selección española en octavos ante Rusia.

0
Florentino Pérez, Hierro, Rubiales y Lopetegui, señalados tras el Mundial de Rusia. | LD

Derrota contra octavos en Rusia, al caer en la tanda de penaltis, y para casa. La selección española queda eliminada de un Mundial en el que ha ido claramente de más a menos. Después de las buenas sensaciones ofrecidas en el estreno contra Portugal (3-3), el equipo de Fernando Hierro sufrió para ganar a una ultradefensiva Irán (1-0) y luego empató de milagro, VAR mediante, ante Marruecos (2-2) para terminar como primera del grupo B.

En octavos, contra Rusia, jugó uno de los peores partidos que se le recuerdan a la selección en mucho tiempo. Sin ideas, sin tirar a puerta y andando. España se estrelló contra los anfitriones en la tanda de penaltis después de haber jugado muy mal al fútbol. El merecido castigo para un equipo que ha dejado más sombras que luces en el torneo.

Sin embargo, más allá de lo estrictamente deportivo, a nadie se le escapa que la crisis en la selección española comenzó a 48 horas del comienzo del campeonato —y a 72 de su debut— con el caso Lopetegui. Todo empezó el pasado 12 de junio, día en el que el Real Madrid anuncia el fichaje del entonces seleccionador español, Julen Lopetegui, como su nuevo entrenador para las tres próximas temporadas tras la dimisión de Zinedine Zidane.

La noticia coge por sorpresa al nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, que convoca una rueda de prensa para el día siguiente en la que decide anunciar la destitución de Lopetegui y el nombramiento del entonces director deportivo de la entidad, Fernando Hierro, como nuevo seleccionador de manera interina. Entre los argumentos de Rubiales están las formas de un Julen Lopetegui que, según Rubiales, no le había comunicado las negociaciones con el Madrid, teniendo que enterarse de su marcha al club blanco por una llamada telefónica de Florentino Pérez.

Una vez desligado de la RFEF, el Real Madrid presenta al técnico vasco en un acto celebrado en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu. Allí, Florentino Pérez decide atizar sin piedad a Rubiales por la destitución del técnico guipuzcoano, asegurando que fue "una absurda reacción de orgullo mal entendido".

Desde entonces han corrido ríos de tinta sobre cómo quedan ahora las relaciones entre la Federación y el Real Madrid tras el caso Lopetegui, aunque Rubiales se ha encargado de negar la mayor y tratar de poner paz en todo este asunto, en entrevistas a varios medios, entre ellos esRadio.

España ha jugado muy mal al fútbol en Rusia, sí, pero no puede negarse que el terremoto Lopetegui también ha podido desestabilizar al vestuario de la selección española. En Libertad Digital analizamos cómo quedan ahora, tras decir adiós al Mundial, los cuatro grandes protagonistas del batacazo del equipo nacional: Fernando Hierro, Julen Lopetegui, Luis Rubiales y Florentino Pérez.

Fernando Hierro

El exjugador del Real Madrid aceptó el cargo de seleccionador quizá porque no le quedaba otra, pero ha demostrado que de momento le queda muy grande este traje y ahora su continuidad queda en entredicho. Ha hecho una brillante labor como director deportivo de la Federación, pero no ha sabido gestionar al equipo nacional desde el banquillo. Entre otras cosas, se le recrimina que haya seguido manteniendo en la portería a un guardameta como David de Gea, que ha transmitido muchas dudas entre los tres palos, y que, en el duelo de octavos contra Rusia, haya mantenido en el once a un futbolista en baja forma, David Silva,y no pusiera de titulares a Andrés Iniesta y Aspas, además de haber hecho los cambios bastante tarde. Un buen marrón para Hierro, cuya única experiencia como entrenador previa a este Mundial se limitaba al Real Oviedo, equipo al que fue incapaz de clasificar a los playoffs de ascenso a Primera División.

Julen Lopetegui

El malo de la película. Rubiales decidió destituirlo por una cuestión de orgullo, argumentando que no le había comunicado las negociaciones con el Real Madrid. Razón no le ha faltado al presidente de la RFEF, aunque no pocas voces se preguntan si quizá lo más conveniente hubiera sido mantenerlo en el puesto durante el Mundial. No le tembló al dirigente el pulso a la hora de echarlo y Lopetegui se puso enseguida el mono de trabajo para volcarse en su nuevo puesto de entrenador del Real Madrid. Como gran conocedor del fútbol base que es, el técnico guipuzcoano se ha interesado rápidamente por la cantera y está al tanto de todos los movimientos en las oficinas de Concha Espina. Ya empieza a conocer Valdebebas como la palma de su mano.

Luis Rubiales

Aquella rueda de prensa del 13 de junio de 2018, anunciando la destitución de Julen Lopetegui y el nombramiento de Fernando Hierro, se convirtió en un antes y un después en la selección española. El dirigente granadino ha demostrado en poco más de un mes bastantes más cosas que Ángel María Villar en 30 años al frente de la Federación Española. Pero quizá le haya podido el orgullo. Se le pidió que aguantase con Lopetegui hasta el final, pero él ha preferido apelar a los "valores" y la "convicción" para este relevo en el banquillo de la selección. ¿Seguirá Fernando Hierro? Toca recuperarse del batacazo y habrá que esperar unas semanas para dar respuesta a esta pregunta. Sin duda Rubiales se ha sentido traicionado y, con mano de hierro, ha demostrado que llega dispuesto a cualquier cosa para regenerar el fútbol español. Una ardua tarea por delante...

Florentino Pérez

Junto a Lopetegui, el gran señalado de la eliminación de la selección española. Pero, la verdad sea dicha, él no estuvo sobre el campo para jugar. Puede que las formas no hayan sido las mejores por parte del Real Madrid como entidad, pero la cuestión de fondo es totalmente legítima: Florentino Pérez se quedó descompuesto tras la inesperada marcha de Zinedine Zidane y pensó rápidamente en un relevo para planificar rápidamente la nueva temporada, pensando que la solución estaba en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Lopetegui puede que no actuara con limpieza, cierto, pero igualmente en el fondo estaba en el sueño entrenar al Real Madrid, el equipo de su vida. Un error tras otro que ha derivado en esta eliminación del Mundial. No es de recibo, pues, observar portadas como la de este lunes del periódico valenciano Superdeporte, que le pregunta a Florentino Pérez si ya está "satisfecho" tras la derrota de España. Sencillamente impresentable.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation