Menú

Ni Neymar, ni Mbappé, ni Hazard, ni Kane: el Real Madrid no fichará a ningún galáctico

Tras la venta de Cristiano Ronaldo, el club presidido por Florentino Pérez no acometerá ningún fichaje que ronde los 200 millones de euros. 

0
Neymar, Mbappé y Kane bajo la mirada de Florentino | Montaje @JMRojasRecio

Ni el padre de Neymar, ni el jeque del Paris Saint-Germain, ni el spur Levy, ni el magnate Abramovich, ninguno de ellos recibirá una lluvia de millones del Real Madrid en este periodo estival. Los blancos lo tienen claro: la política de fichajes de los últimos años ha funcionado y así lo avalan las tres Champions consecutivas. Neymar y Mbappé seguirán jugando en el PSG, Kane perforando las redes de la Premier y Hazard no verá su sueño cumplido porque ninguno será jugador del Real Madrid.

La primicia la dimos en El Primer Palo con Juanma Rodríguez: el Real Madrid no se va a gastar 200 millones en una operación este verano. Según ha podido saber el Grupo Libertad Digital, tras la salida de Cristiano Ronaldo el club presidido por Florentino Pérez no acometerá el fichaje de ningún jugador ya considerado como galáctico. Fuentes del Real Madrid confirmaron esta información y lo dejaron claro: "Decidimos hace unos años que la política de fichajes era otra y la salida de Cristiano no va a cambiar nuestros planes".

Vinicius, Odriozola y Lunin junto a Rodrygo que no llegará a Madrid antes del mes de enero, son los fichajes con los que podrá contar Lopetegui. Los movimientos del Real Madrid en los últimos veranos dibujan un perfil plagado de jóvenes estrellas llamadas a impactar súbitamente en el planeta fútbol, pero para eso necesitan minutos. Así que la apuesta es evidente: jóvenes estrellas y cantera.

Los cedidos que vuelven también jugarán un papel importante en este remozado Real Madrid. Ødegaard, De Tomás y el posible retorno de James (aunque la ESPN dice que no se producirá), serían soluciones con gente de la casa. Buenos jugadores que han salido a probar otras experiencias y que ahora pueden volver con solvencia para desempeñar un rol más activo en la plantilla del ex seleccionador nacional.

¿Y Courtois?

En las oficinas blancas se da prácticamente por cerrada la plantilla a la espera de las sensaciones de Lopetegui tras el retorno vacacional de los internacionales. Aunque no se pueden descartar dos escenarios: la venta de algún jugador que pudiera provocar que el Real Madrid saliera al zoco a pegarse con el resto, o la irrupción de una oportunidad de mercado. Y ahí es donde aparece el nombre de Thibaut Courtois

courtois-familia.jpg

Las informaciones que llegan hasta la redacción de Libertad Digital, y que ha contado Sergio Valentin, avalan el fichaje inminente del gran portero belga del Chelsea. Pero además llegaría en forma de ganga por una cantidad no superior a los 40 millones de euros. Eso implica que el Real Madrid sí que se plantearía una operación muy beneficiosa en esta desmedida inflación que vive el fútbol. El ex del Atlético es uno de los tres mejores porteros del mundo, quiere vivir en Madrid y, por lo tanto, no pretende renovar con el conjunto londinense. Eso quiere decir que o le venden ya o lo pierden el año que viene.

La BMR será la nueva terna galáctica

La salida de Cristiano no deja ningún vacío. Ronaldo se marcha cinco minutos antes de que empiecen las rotaciones, los descansos, las sustituciones y, por lo tanto, las malas caras del portugués. Su gol por partido de media durante nueve años, una cifra que lo sitúa como el mejor en la historia del Real Madrid, no implica que eso fuera a continuar con casi 34 años. Por lo que la convicción en la casa blanca giraba en torno al problema que hubiera supuesto tener en la plantilla a un jugador veterano que quisiera seguir acaparando protagonismo. La salida de Zidane y la venta de Cristiano crean la oportunidad de la reconstrucción, pero con una base sólida: Bale, Modric y Ramos serán los galácticos, uno por línea.

Bale-Modric-Ramos.png

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation