Menú

La nueva España de Luis Enrique se gusta ante Croacia (6-0)

Asensio lidera el set en blanco con un doblete y tres asistencias. Saúl firmó el primero cuando pintaban bastos. Hubo seis madridistas en el once.

0
Asensio lidera el set en blanco con un doblete y tres asistencias. Saúl firmó el primero cuando pintaban bastos. Hubo seis madridistas en el once.
Marco Asensio celebra uno de sus dos goles a Croacia. | EFE

Esta España es otra España. El pasado sábado ya ofreció grandes sensaciones en Wembley ante Inglaterra (1-2), y en su segundo compromiso en la Liga de las Naciones, tres días después en el Martínez Valero de Elche, el equipo de Luis Enrique ha pasado por encima de Croacia, subcampeona en el pasado Mundial.

El técnico asturiano ha dado bríos renovados a un conjunto perdido durante la cita de Rusia, donde fue de más a menos. Eliminada en octavos de final contra los anfitriones, la selección española urgía de un tremendo lavado de cara y Luis Enrique, por lo visto en estos dos encuentros, parece que va dando con las teclas adecuadas.

Una de ellas se llama Saúl Ñíguez. El centrocampista del Atlético de Madrid, que esta noche jugaba ante su público, firmó un gol providencial que cambió descaradamente el signo del partido en el minuto 24. Después de su gol en Wembley, el ilicitano volvió a marcar con la selección. Totalmente incomprensible que Fernando Hierro no le diera un solo minuto en el Mundial. España necesitó como agua de mayo jugador de sus características (movilidad, llegada al área rival, disparo a puerta...), pero el técnico malagueño lo mantuvo siempre en el banquillo. Y así nos fue.

Pero el héroe esta noche fue Marco Asensio. El balear lideró a la selección con dos goles en apenas dos minutos y luego con tres asistencias (en los tantos de Rodrigo, Sergio Ramos e Isco tras el descanso). Sublime el joven crack de Palma. Junto a él, otros cinco madridistas (Ramos, Carvajal, Nacho, Isco y Ceballos) figuraron en el equipo inicial, en el once con más jugadores del conjunto blanco que se recuerda en mucho tiempo. Por contra, el Barça parece ir perdiendo peso en esta selección, pues sólo Busquets fue de la partida para Luis Enrique. Mención especial también para Ceballos y Gayá, que cumplieron con muy buena nota en su debut con la absoluta.

Croacia era una buena piedra de toque para España. Los subcampeones del mundo empezaron fuerte sobre el césped del Martínez Valero, presionando muy arriba y con bastante intensidad, mostrándose de inicio superiores frente a un equipo bastante errático, especialmente en defensa. No tardaron los Vatreni en buscarle las cosquillas a España, y errores como los protagonizados atrás por Busquets, De Gea y Nacho se convertían en ocasiones contra el marco defendido por el guardameta del Manchester United.

Rakitic y Santini tuvieron en sus botas el 0-1, pero lo que acabaría llegando fue el 1-0. Poco después de la lesión de Vrsaljko, fuera de combate a las primeras de cambio. A los 24 minutos, un gran centro de Carvajal con el exterior fue aprovechado por Saúl, en su llegada al primer palo, para conectar un gran testarazo y batir a Kalinic, estrenando así el marcador. El Martínez Valero estalló de júbilo con el tanto de su hijo predilecto y España respiró porque Croacia era superior hasta entonces. Pero el gol de Saúl cambió el guión y fue entonces cuando apareció Marco Asensio con sus dos goles: el primero tras aprovecharse de un clamoroso error de los balcánicos en defensa y el segundo, con un tremendo zurdazo desde fuera del área, sorprendiendo a Kalinic tras tocar la pelota en el larguero.

3-0 casi en un visto y no visto. Quizá demasiado premio para una selección española que hasta entonces presumía más de efectividad que de brillo.

Con tan holgada ventaja en el marcador, el equipo de Luis Enrique se gustaba cada vez más y, al poco de comenzar la segunda parte, Rodrigo, aprovechando un pase en profundidad de Asensio, se presentó solo ante la portería rival para terminar marcando el cuarto. A partir de ahí, los goles empezaron a caer como churros: el quinto llevó la firma de Sergio Ramos, de cabeza a la salida de un córner botado por Marco, y el sexto lo consiguió Isco, que sorprendió a su defensor con un impresionante control orientado dentro del área tras haber recibido un pase de su compañero balear en el Real Madrid.

Asensio fue el líder del set en blanco a los croatas, pero todos se gustaban ante un equipo irreconocible. Luis Enrique aprovechó para introducir cambios, dando entrada a Rodri, Azpilicueta y Thiago. Precisamente, el jugador del Bayern tuvo en sus botas el séptimo, pero se encontró con la soberbia respuesta por parte de Kalinic. Isco y Rodrigo también pudieron marcar el 7-0. Pero ese séptimo tanto no llegó y la goleada se quedó en media docena de goles.

Gran exhibición de la selección española ante una Croacia que empezó mejor en Elche y que acabó desquiciada. Modric, firme candidato al Balón de Oro y al premio The Best, ha sufrido una de las peores derrotas en su carrera que quizá podría pasarle factura en sus aspiraciones. Y España, con Luis Enrique al mando de la nave, ha demostrado que está de vuelta, dispuesta a hacer olvidar rápidamente el juego triste y previsible del último Mundial.


Ficha técnica

España, 6: De Gea; Carvajal (Azpilicueta, m.75), Nacho, Ramos, Gayá; Busquets (Rodri, m.59), Ceballos, Saúl (Thiago, m.65); Isco, Rodrigo y Marco Asensio
Croacia, 0: Kalinic; Vrsaljko (Rog, m.20), Mitrovic, Vida, Pivaric; Brozovic (Pjaca, m.63), Rakitic; Perisic, Modric, Kovacic; y Santini (Livaja, m.71).

Goles: 1-0, m.24: Saúl; 2-0, m.33: Asensio; 3-0, m.35. Asensio; 4-0, m.49: Rodrigo; 5-0, m.56: Ramos; 6-0, m.70: Isco
Árbitro: Benoit Bastien (Francia): Mostró tarjeta amarilla a los croatas Santini (m.12) y Brozovic (m.39)
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Naciones, Liga A y grupo 4, disputado en el estadio Martínez Valero de Elche ante 33.732 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios