Menú

Los números de Lopetegui en comparación con sus cuatro antecesores en el Real Madrid

El Madrid tiene un balance de cinco victorias, dos empates y cuatro derrotas, con 17 goles a favor y 12 en contra. Peores números que con Benítez.

0
Julen Lopetegui, durante el derbi del Santiago Bernabéu contra el Atlético de Madrid. | EFE

Otra derrota más. Y ya van cuatro. Desde que se exhibiera ante la Roma en el estreno en Champions, el Real Madrid de Julen Lopetegui va cayendo en picado: victoria poco convincente ante el Espanyol (1-0), goleada en Sevilla (3-0), empate sin goles en el derbi ante el Atlético (0-0), tres puntos cedidos en Moscú ante el CSKA (1-0) y derrota en Vitoria frente al Alavés, con un gol de Manu García en el 95' para más inri (1-0).

Desde que Marco Asensio marcara a pocos minutos del descanso el gol de la victoria en el choque frente al Espanyol, el pasado 22 de septiembre, el Madrid acumula 409 minutos sin ver portería. O lo que es lo mismo, seis horas y 49 minutos sin marcar. Cuando menos preocupante en un equipo tradicionalmente tan goleador.

Muchos señalan a Lopetegui como el principal culpable de la crisis por la que atraviesa el Real Madrid, aunque no menos cierto es que él, a diferencia de sus predecesores en el banquillo blanco (Zinedine Zidane, Rafa Benítez, José Mourinho y Manuel Pellegrini, por orden cronológico inverso), no cuenta en su plantilla con un gran goleador como es Cristiano Ronaldo.

En sus nueve temporadas en el Madrid, el crack portugués, que ahora milita en la Juventus de Turín, ha marcado un total de 451 goles, a una media de 50,11 por curso, siendo su campaña más productiva la 2014/15 con 61 tantos y la que menos la primera (2009/10), con sólo 33.

El club blanco se encomienda ahora a jugadores como Gareth Bale, Karim Benzema o Marco Asensio para que marquen los goles que lograba Ronaldo. Pero está claro que, por un motivo o por otro –en el caso del galés, su principal hándicap son las lesiones–, no es lo mismo.

Uno de los motivos que llevaron a Florentino Pérez y su Junta Directiva a fichar a Julen Lopetegui fueron sus sobresalientes números con la selección española. Antes de ser destituido por Luis Rubiales a las puertas del Mundial de Rusia, el técnico vasco dejaba al equipo nacional con un balance de 14 victorias, seis empates y ninguna derrota en 20 partidos dirigidos (de septiembre de 2016 a junio de 2018), con 61 goles a favor y 13 en contra.

Sus números en el Madrid no son en absoluto parecidos: cinco victorias (Getafe, Girona, Leganés, Roma y Espanyol), dos empates (Athletic y Atlético) y cuatro derrotas (Atlético en la Supercopa, Sevilla, CSKA Moscú y Alavés).

Un registro muy pobre en comparación con sus cuatro antecesores en el Real Madrid. De los cinco últimos técnicos que ha tenido el conjunto blanco, en sus once primeros partidos en el banquillo madridista, Lopetegui es el que presenta menos victorias (5), más derrotas (4), menos goles a favor (17) y más en contra (12). Todo en su contra.

Pellegrini: 8 victorias, 1 empate, 2 derrotas 31 goles a favor, 11 en contra
Mourinho: 9 victorias, 2 empates, 0 derrotas 27 goles a favor, 4 en contra
Benítez: 7 victorias, 4 empates, 0 derrotas 24 goles a favor, 2 en contra
Zidane: 8 victorias, 2 empates, 1 derrota 36 goles a favor, 9 en contra
Lopetegui: 5 victorias, 2 empates, 4 derrotas 17 goles a favor, 12 en contra

Preocupa esa larga sequía sin marcar, que se extiende ya a los 409 minutos. Cuatro partidos oficiales consecutivos sin ver portería rival (Sevilla, Atlético, Moscú y Vitoria), en los que el Madrid ha realizado muchos remates (un total de 75) pero sólo unos pocos entre los tres palos (19).

Se dice pronto, y por raro que suene, es la tercera vez en sus 116 años de historia en la que el Madrid encadena cuatro partidos sin marcar. La primera vez fue en 1982, con Vujadin Boskov en el banquillo, y la segunda en 1985, con Amancio Amaro. Ahora, 33 años después, vuelve a ocurrir con Lopetegui.

Además, el técnico de Asteasu, de 52 años, es el primer entrenador del Real Madrid que pierde cuatro de sus primeros 11 partidos oficiales al frente del club, desde que a Vicente del Bosque le ocurriera entre abril y mayo de 1994.

Números, todos ellos, que dejan retratado a un Julen Lopetegui más cuestionado que nunca. Se reclama paciencia con el preparador vasco, pero los seguidores madridistas empiezan a estar hartos no sólo por los números y las derrotas, sino también por un estilo de juego, de toque y posesión —en muchas ocasiones estéril porque no hay ni velocidad ni desborde—, que no gusta en absoluto al aficionado porque para nada responde a la histórica seña de identidad del equipo, con un fútbol de transición, eléctrico y, en definitiva, de correr.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco