Menú

Europa League

Sevilla y Villarreal se dejan los deberes para el final en la Europa League

Los andaluces caen ante el Standard de Lieja por 1-0 y el submarino amarillo empata sin goles ante un Rangers que jugó toda la segunda parte con diez.

Sevilla y Villarreal se dejan los deberes para el final en la Europa League
Lance del partido Standard de Lieja-Sevilla. | EFE

El Sevilla,cinco veces campeón de la Europa League, está obligado a vencer en la última jornada al Krasnodar ruso para no quedar eliminado en la fase de grupos, después del partido que este jueves ha perdido por la mínima en Bélgica frente al Standard de Lieja (1-0).

Líderes dela Liga al consumirse el primer tercio, y a expensas de solucionar su eliminatoria ante el Villanovense en dieciseisavos de la Copa del Rey, los sevillistas mostraron una versión sin alardes que acabó costándole muy caro. Así, con esta derrota, el equipo de Pablo Machín se queda con 9 puntos en su grupo e igualado con los de Lieja, aunque con el enfrentamiento directo favorable al club español, en su búsqueda de un billete para los cruces.

El único gol de la noche llegaba a los 61 minutos, con la firma de Djenepo, tras una pared con Carcela, y seis minutos después se complicaba aún más la situación para los nervionenses con la expulsión de Sarabia por doble amarilla. De ahí al final, los belgas tuvieron más ocasiones para haber aumentado su ventaja, pero el 2-0 no acabaría subiendo al marcador.

Mientras, en Escocia, el Villarreal ha empatado sin goles ante el Rangers FC (0-0) en Ibrox Stadium. Pese a jugar la segunda parte con superioridad numérica por la expulsión de Candeias, el cuadro de Javi Calleja se atascó de cara a portería en un mal partido en el que los castellonenses no pudieron sellar el pase a los dieciseisavos de final de la competición.

Necesitaba ganar en el mítico Ibrox Stadium para clasificarse, por séptima vez, para las eliminatorias de la Europa League, pero el Villarreal no supo encontrar la máquina expendedora de billetes. Ni jugar con uno más, ni poder mover ficha desde el banquillo y poner a Gerard Moreno o Santi Cazorla sirvió de nada, y el Rangers de Steven Gerrard se fue más contento a los vestuarios.

Ahora el submarino amarillo lidera el grupo y sigue dependiendo de sí mismo, pero ese gol que no llegó en Glasgow les priva de hacer los deberes y de poder olvidarse de la competición continental en la última jornada de la fase de grupos. De hecho, podría incluso quedar eliminado, así que jugará una auténtica final en el Estadio de La Cerámica ante el Spartak de Moscú.

Temas

0
comentarios