Menú

Un dispositivo policial sin precedentes: así será la seguridad para el River Plate-Boca Juniors

Unos 4.000 efectivos, de ellos 2.054 policías nacionales, conforman el dispositivo de seguridad. El partido dejará 42 millones de ingresos directos.

Libertad Digital
0
Un dispositivo policial sin precedentes: así será la seguridad para el River Plate-Boca Juniors
Un amplio dispositivo policial de cara a la final de la Libertadores entre River Plate y Boca Juniors en el Santiago Bernabéu. | Archivo

Unos 4.000 efectivos, de ellos 2.054 policías nacionales, conforman el dispositivo de seguridad para el partido que los equipos argentinos del River Plate y el Boca Juniors disputarán el próximo domingo (20:30, hora peninsular española) en el estadio Santiago Bernabéu en Madrid, correspondiente a la vuelta de la final de la Copa Libertadores.

En estos días de puente la Constitución se espera una presencia masiva de aficionados en la capital de España, con cerca de 50.000 seguidores argentinos. De ellos, unos 500 pueden ser calificados de "especialmente violentos". Por ello, las fuerzas y cuerpos de seguridad han montado un dispositivo policial sin precedentes en cuanto a un evento futbolístico se refiere; si acaso, lo más cercano sería la final de la Liga de Campeones que el Inter de Milán y el Bayern de Múnich disputaron en mayo de 2010 en el Bernabéu.

Un dispositivo del que el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha dado cuenta este viernes en rueda de prensa, tras presidir la última reunión preparatoria del operativo destinado a garantizar la seguridad antes, durante y después del partido. También ha explicado que finalmente los lugares de celebración serán la Puerta del Sol o la Plaza de Colón, y no Cibeles y Neptuno —como estaba previsto en un primer momento— dependiendo de quién gane: en el primer caso si triunfa River y en el segundo si lo hace Boca.

El jueves de la semana pasada, la Conmebol solicitó trasladar a Madrid la final de la Libertadores —el máximo torneo de clubes de fútbol de Sudamérica— tras la suspensión del encuentro de vuelta previsto hace dos semanas en Buenos Aires por la violencia. Una petición que acabaría siendo aceptada por las autoridades competentes —Gobierno español, FIFA, UEFA, Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y Real Madrid—.

Para evitar la repetición de estos altercados en la capital española se va a desplegar uno de los operativos de seguridad más importantes de la historia, si no el que más, conformado por un total de cerca de 4.000 efectivos: 2.054 policías nacionales —la mitad llegados de fuera de Madrid—, 150 policías municipales centrados en la movilidad, 1.700 vigilantes de seguridad privada y el resto efectivos de Samur y Cruz Roja (emergencias sanitarias) y Protección Civil, según ha explicado el delegado Rodríguez Uribes.

Además, se establecerá un Centro de Coordinación Permanente (CECOR) en la Jefatura Superior de la Policía y otro en el estadio madridista.

¿Cuánto hay que pagar por la seguridad?

Preguntado por los costes del despliegue y el reparto de la factura, el delegado del Gobierno ha destacado sobre todo que el acontecimiento espera dejar unos ingresos directos de 42 millones de euros, según datos de la patronal madrileña, así como otros 50 millones inducidos por la "marca España" y la "marca Madrid".

"Que se celebre en España es también un éxito económico", ha subrayado Rodríguez, que ha dicho que el coste de anteriores dispositivos para partidos declarados de máximo riesgo como este ha ascendido a 650.000 euros sólo en lo que a la Policía Nacional se refiere.

Pero aunque no ha querido comparar, el dispositivo en esta ocasión parece mucho mayor. Basta destacar que el clásico Real Madrid-Barcelona que se celebró en noviembre de 2015, sólo unos días después de los atentados islamistas de París —y que el delegado ha puesto como ejemplo de despliegue de anillos de seguridad para un partido en el Bernabéu—, contó con casi 1.100 policías nacionales, casi la mitad que esta ocasión.

Por lo demás, Rodríguez Uribes ha indicado que será después de la celebración cuando podrá hacerse una estimación de gastos e ingresos por el evento.

De todos modos, ha reconocido que está sobre la mesa el debate de quién debe pagar los gastos de la seguridad en cada partido, una "reflexión antigua" y que habrá que retomar para replantearse quién se hace cargo de los gastos de la seguridad pública. Las conversaciones con la Conmebol prosiguen y aún no se sabe qué va a aportar.

Lo que sí ha indicado es que el Real Madrid, propietario del estadio, se hará cargo de los servicios de 1.700 efectivos de la seguridad privada.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios