Menú

El motivo por el que el VAR se equivocó en el gol de Suárez y se seguirá equivocando

Suárez hace falta a Cuellar. El VAR confirmó la decisión de Burgos Bengoetxea con la manida regla de sólo entrar en jugadas manifiestamente claras.

0
Suárez y Messi celebran el polémico tanto. | EFE

"Me dice (el árbitro) que están diciéndole desde arriba que lo están mirando. Están cinco minutos viendo la jugada y no son capaces… él me dice que desde arriba le comentan que hay un contacto que es mínimo", son las palabras de Recio, futbolista del Málaga. Esta, ya que no ha habido, ni habrá, aclaración del árbitro de campo ni del árbitro del VAR, es la única explicación sobre la jugada que rompió el empate a uno entre Barcelona y Leganés.

La acción, en directo, es complicada para De Burgos Bengoetxea, el árbitro de campo. Un balón dividido al que llegan dos jugadores al mismo tiempo. ¿Quién toca antes la pelota? ¿Hay falta? ¿Tiene cogida la pelota Cuellar? Además, ninguno de los dos tiene buena fama entre los árbitros. En este caso, el portero puede verse perjudicado por su pasado ya que ha fingido agresiones y eso los colegiados lo saben. Pero para esto se inventó el VAR.

El árbitro de VAR, Iglesias Villanueva, consultó la jugada durante varios minutos (muestra de que las dudas eran evidentes) para no cambiar la decisión inicial. ¿Por qué? Por el punto número uno del protocolo del VAR que dice así: "Sólo se pedirá la intervención en errores claros y manifiestos, no en jugadas interpretables". Esta es la base principal del VAR y quizá el problema de raíz. Como pasó en los flagrantes penaltis de Rully sobre Vinicius o de Íñigo Martinez sobre Jaime Mata, puede haber alguien, por muy clara que parezca la jugada, que piense al contrario de la mayoría. Y así sucedió este domingo en la jugada entre Suárez y Cuellar. Hay personas que no pertenecen al Barcelona o Leganés que piensan que no es panalti y esa discrepancia, por mínima que sea, hace que el VAR, por el protocolo, decida no intervenir y no corregir al árbitro al considerar la jugada "interpretable". En otras palabras, ya no es blanco o negro, es gris. Actuarán correctamente, según el protocolo del VAR, pero el error es doble. Del árbitro, comprensible dada la dificultad del directo, y del vídeoarbitraje ya que las imágenes no dan lugar a la duda.

cuellar-suarez.jpg
Momento en el que Suárez golpea a Cuellar

El contacto no es "mínimo", como le explicaron a Recio desde el VAR. Suárez puede llegar a tocar la pelota (casi ni se aprecia) pero se observa como el delantero da una patada a Cuellar en su brazo derecho de tal manera que hasta el gol puede ser en propia meta. Y aunque no se considerara falta, siempre sería juego peligroso al entrar con los tacos por delante.

El Leganés, como ya han hecho muchos clubes de fútbol con otras jugadas que les han afectado, han pedido una aclaración al Comité Técnico de Árbitros.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco