Menú

Europa League

El Villarreal pasa a cuartos de la Europa League sin sobresaltos y el Sevilla sucumbe en la prórroga

El submarino amarillo vuelve a superar al Zenit (2-1). El Sevilla, tras el 2-2 al final de los 90 minutos, acaba cayendo en Praga (4-3).

Libertad Digital
0
Jesús Navas, en acción ante el Slavia de Praga. | EFE

El Sevilla, pentacampeón de la Europa League, ha caído eliminado a manos del Slavia de Praga en los octavos de este torneo, al perder por 4-3 en una sufrida prórroga, a la que se llegó con 2-2, el mismo marcador de la ida, y en la que se puso con 2-3. Sin embargo, el holandés Van Buren y el marfileño Traoré remontaron para los checos.

En un choque muy igualado e intenso, el Slavia se adelantó en dos ocasiones con sendos tantos al inicio de cada parte: del camerunés Michael Ngadeu-Ngadjui al saque de un córner (m.14) y de Tomas Soucek en el minuto 46, de penalti.

El Sevilla se repuso e igualó el choque con goles del galo Wissam Ben Yedder, tras un penalti sobre el holandés Quincy Promes a un minuto del descanso, y de Munir El Haddadi, con una espectacular volea en el 54'. El conjunto de Pablo Machín fue el que golpeó primero en la prórroga con un cabezazo del argentino Mudo Vázquez a centro de Promes en el 98, pero primero empató Van Buren en el 102 y casi al final, en el 119, Traoré llevó la decepción al equipo español.

El Villarreal sigue disfrutando en Europa

Mejor le han ido las cosas al Villarreal, que sigue encontrando en Europa el bálsamo a una sufrida temporada en LaLiga Santander y ya está en los cuartos de final de la Europa League, tras superar de nuevo al Zenit San Petersburgo, al que derrotó en La Cerámica por 2-1.

El Villarreal afrontaba este partido con una cómoda renta, tras haber ganado en Rusia por 1-3 en la ida, y los de Javi Calleja no dieron pie a la sorpresa y superaron al Zenit por un global de 5-2, una diferencia que pocos imaginaban cuando se conoció el resultado del sorteo. Gerard puso el 1-0 a la media hora y, nada más comenzar la segunda mitad, volvió a aparecer Gerard, esta vez poniendo un centro perfecto desde la banda derecha para que Bacca lo cabeceara al fondo de las mallas.

El submarino amarillo disfrutaba de los minutos más tranquilos de toda la temporada e incluso pudo ampliar su renta en la recta final con un balón al travesaño de Jaume Costa. Sin embargo, lo que acabaría llegando fue el gol del Zenit, ya intrascendente, en el tiempo de prolongación y con la firma de Ivanovic.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios