Menú

El Fuenlabrada empata ante el Racing de Santander y se proclama campeón de Segunda B

El club madrileño hace valer su ventaja de la ida en El Sardinero (1-2) al empatar sin goles en el Fernando Torres.

LD / Efe
0
El Fuenlabrada empata ante el Racing de Santander y se proclama campeón de Segunda B

El CF Fuenlabrada defendió sin apuros la ventaja cosechada en El Sardinero ante el Racing de Santander, que buscó sin éxito los dos goles que necesitaba para voltear la eliminatoria en el Fernando Torres, donde la mejor temporada de la historia del club fuenlabreño acabó con título.

El Fuenlabrada conquistó el galardón que le reconoce como mejor equipo de la temporada de Segunda B tras un duelo de fiesta para la localidad, que disfruta de la proeza del ascenso a Segunda al tercer intento consecutivo. El Racing peleó hasta el final sin éxito liderado por un combativo David Barral.

Tuvo la primera ocasión a los 4 minutos, con un derechazo, y la última en el tiempo añadido con un testarazo. Ente medias Barral creyó en la remontada, se pegó con todos y estuvo en las acciones de peligro del Racing. El equipo cántabro fue de más a menos. Comenzó creyendo en la remontada, pero la seguridad defensiva del Fuenlabrada le hizo bajar los brazos y conformarse con el deseado ascenso a LaLiga 1/2/3.

Meré, técnico del Fuenlabrada, premió a la plantilla y prolongó las rotaciones de la ida. No lo acusó un equipo que ha acabado como un tiro en su físico. Mientras estuvo en el campo, en el primer acto, Caballero puso el ritmo e hizo jugar a sus compañeros. El físico corre de parte de Randy, que aparece imponente en cualquier zona del campo y lanza carreras desafiando rivales. Le faltó acertar en el remate.

El peligro corría de parte del Racing. Una falta envenenada de Noguera, un cabezazo picado de Barral. El premio no llegaba y el Fuenlabrada inquietó a balón parado hasta que le anularon un tanto de Héctor por fuera de juego. Al borde del descanso la ocasión de Cayarga fue la última acción de peligro visitante hasta la recta final del partido, cuando el Racing ya a la desesperada buscó goles con Iván Ania pidiendo a su equipo que se volcase y diese todo hasta el final.

El peligro del contragolpe lo puso Jeisson y el centro de mayor peligro Iribas, pero no hubo ocasiones de peligro para un Fuenlabrada que fue dejando pasar el tiempo, sintiéndose cómodo con el marcador y limitándose a defender. Los últimos diez minutos dejaron las ocasiones de Rafa de Vicente, que se topó con el lateral de la red, un testarazo jugándose el físico de Barral y un remate que rozó el palo de Noguera. Era el fin de una eliminatoria sentenciada en la ida entre dos equipos felices por el ascenso.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation