Menú

El papel de Sarkozy en la trama del Mundial de Qatar

Según apunta la investigación, el Mundial, beIN Sport Francia y la compra del PSG se fraguaron en una comida en el Elíseo convocada por Sarkozy.

Libertad Digital
0
El papel de Sarkozy en la trama del Mundial de Qatar
Sarkozy en un partido de fútbol junto al jeque del PSG, Alkhelaifi | Archivo

El expresidente de la UEFA y antigua estrella del fútbol francés Michel Platini permaneció durante 15 horas detenido para ser interrogado por un caso de presunta corrupción en la atribución a Qatar del Mundial de 2022. La Fiscalía Nacional Financiera trata de determinar si el ex número 10 de la selección francesa participó de forma irregular en la compra de votos para que el país del Golfo Pérsico fuera designado sede de esa competición. Platini llegó este martes a los locales de la Brigada Anticorrupción, en la localidad de Nanterre, a las afueras de París, sobre las 9:30 horas (7:30 horas GMT) y fue puesto en libertad después de las 00:30 horas (22.30 horas GMT), momento en el que abandonó el lugar acompañado de su abogado William Bourdon.

SophieDion y Claude Guéant, muy próximos al expresidente francés Nicolas Sarkozy, también fueron interrogados por los investigadores a lo largo de la jornada. Los abogados de Platini trataron de restar importancia a esta detención, que calificaron de "técnica".

Según ellos, el expresidente de la UEFA ya había prestado testimonio, en comparecencia libre, el año pasado; pero los investigadores han querido aclarar algunos puntos y le han detenido para evitar que concertara su versión con los otros interrogados. Agregaron que Platini está respondiendo a las preguntas y ofreciendo "explicaciones útiles", no sólo de la atribución del Mundial de 2022, también de la Eurocopa de 2016 que organizó Francia. Según los letrados, el exfutbolista afirma que "no tiene nada que reprocharse" y dice ser "ajeno a unos hechos que le superan", además de mostrar su confianza.

La cena de Sarkozy

De la investigación se infiere que el exfutbolista participó el 23 de noviembre de 2010 en una comida organizada en el Palacio del Elíseo por el entonces presidente de Francia Nicolas Sarkozy junto con el emir de Qatar Hamad Ben Khalifa Al-Thani. Fue pocos días antes de la votación que designó a Qatar por 14 votos frente a 8 para EEUU, que inicialmente era lo que preveía la FIFA para el mundial.

Los investigadores sospechan que en aquel encuentro se pudo cerrar el apoyo de Platini a la candidatura del emirato del Golfo, al igual que otras decisiones, como el lanzamiento de un canal de deportes, BeIn Sports, o la compra por el fondo soberano Qatarí del París Saint-Germain.

A aquel encuentro también asistieron, según la Fiscalía, el entonces secretario general del Elíseo y mano derecha de Sarkozy, Claude Guéant, y la asesora en asuntos deportivos del presidente Sophie Dion. También se sentó a al mesa el entonces primer ministro y ministro de Exteriores de Qatar, Hamad ben Jassem.

Según recuerda El Mundo Platini había contado a Le Monde que acudió a la cena para decirle a Sarkozy que había decidido cambiar su voto a Qatar, pero que al llegar vio a los qataríes invitados y que no sabía que estarían en El Elíseo. Acto seguido llamó a Blatter para contárselo.

Según dice ahora Platini, Sarkozy no le había pedido el cambio de voto. Sin embargo Blatter contradice a Platini ya que en 2015 declaró a Financial Times que lo que le dijo Platini es que "me ha dicho el jefe del Estado –Sarkozy– que tenemos que considerar la situación de Francia". Blatter fue más allá y en otros medios añadió: "La elección de Qatar fue el resultado de la intervención francesa, que cambió cuatro votos".

El resto de acuerdos

En la información de este jueves del diario El Mundo se recuerdan otras publicaciones que apuntan a que en aquella comida se coció algo más que la atribución del mundial a Qatar. France Football dice que en aquella comida convocada por Sarkozy también se cerró la compra del PSG por los qataríes y la creación de beIN Sport en Francia, todo a cambio de la promesa de Platini de que votaría por Qatar.

Es en ese momento cuando la participación de Sarkozy cobra especial relevancia porque, tal y como recuerda El Mundo, Qatar Sport Investments pagó 76 millones de euros por el PSG al fondo americano Colony Capital, cuyo representante en Francia era el íntimo amigo de Nicolas Sarkozy, Sébastien Bazin. Amistad que se remonta a 1993 cuando un terrorista con dos kilos de dinamita se encerró en una escuela en Neully, donde era alcalde Sarkozy y una de las rehenes la hija de Bazin. Sarko negoció con el terrorista y logró la liberación de los rehenes. Actualmente, Bazin preside el grupo hotelero Accord, que se ha convertido en patrocinador del PSG, que está participado por Qatar al 10,44% y en cuyo consejo de administración se sienta desde 2017 Nicolás Sarkozy.

En cuanto a beIN Francia, es una filial del grupo qatarí Al-Jazira, fue lanzada en 2012 y la dirigió Nasser Al Khelaïfi, hoy presidente del PSG y también próximo de Sarkozy.

Pero las relaciones entre Francia y Qatar no terminan aquí. Sophie Dion, que fue la vicepresidenta del grupo de amistad Francia Qatar de la Asamblea Nacional cuando era diputada entre 2012 y 2017 es, además, catedrática en la Sorbona de Ética y seguridad en el Deporte, cátedra financiada por la fundación qatarí Centro Internacional para la seguridad en el deporte.

Platini y Blatter

Platini, estrella de la Juventus y de la selección francesa, ganó tres Balones de Oro. Su paso del césped a los despachos recibió un empujón cuando el presidente François Mitterrand lo impuso como copresidente del comité organizador del Mundial 98 que organizó (y ganó) Francia. Ayudó a Blatter a llegar a presidente de la FIFA y ésta le ayudó a él para presidir la UEFA.

Aunque luego terminaron a la greña, su relación fue provechosa. Platini fue suspendido por cuatro años en 2015 por el comité ético de FIFA. Éste consideró "desleal" un pago de 1,8 millones en tiempos de Blatter por labores de asesoramiento. La justicia suiza no halló delito en ello.

La votación

Platini nunca ha negado que apoyó a Qatar en la atribución de aquel Mundial, en contra de la opinión del entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que apostaba por Estados Unidos. De hecho, se considera ese momento como el punto álgido de las diferencias entre ambos, que acabaron con importantes críticas a través de los medios y llevaron a Platini a no apoyar en 2015 al suizo en su elección para un nuevo mandato.

Cuando los casos de corrupción hicieron caer a Blatter, Platini se lanzó a la presidencia de la FIFA, pero en ese momento aparecieron acusaciones de corrupción contra él, como el cobro de los 1,8 millones de euros, una información que el entorno del exfubolista francés considera que solo el suizo pudo filtrar.

Durante años, Platini y Blatter colaboraron de forma estrecha y el francés se convirtió en asesor del suizo cuando éste accedió a la presidencia de la FIFA en sustitución del brasileño Joao Havelange en 1997.

El hombre que dirigió la UEFA entre 2007 y 2015 se encuentra apartado del mundo del fútbol desde hace casi cuatro años, sancionado por las instancias de la FIFA por el cobro irregular de 1,8 millones de euros. La detención de Platini se produce a pocos meses de que en octubre próximo expire la sanción y pueda volver a ocupar funciones relacionadas con el fútbol.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation