Menú

Las nuevas normas que se van a aplicar a partir de ahora en la Liga Santander

Este viernes arranca una nueva temporada en el fútbol español y con ello las nuevas normas a las que los árbitros tendrán que estar atentos.

Alfredo Hidalgo
0
Este viernes arranca una nueva temporada en el fútbol español y con ello las nuevas normas a las que los árbitros tendrán que estar atentos.
Carlos Del Cerro Grande pitará el Athletic-Barcelona. | Cordon Press

Este viernes a partir de las 21:00 arranca una nueva temporada de la Liga Santander con un Athletic Club de Bilbao - FC Barcelona en San Mamés. Nuevos equipos, nuevos jugadores, nuevos entrenadores y nuevas normas arbitrales que se empezaran a aplicar en la primera jornada liguera. Este reglamento reformado toca casi todos los aspectos del juego, desde los cambios hasta la forma de proceder en una situación de mano o el tipo de amonestación en una falta.

En los aspectos generales del juego se producen varios cambios que pueden producir que se pierda menos tiempo o a la hora de los cambios de posesión. A partir de ahora se podrá amonestar a los miembros del cuerpo técnico con tarjetas, ya no se les notificará su expulsión con un aviso. En una situación de cambio, el árbitro puede obligar al jugador sustituido a salir por el punto más cercano del campo, no hará falta que tenga que acercarse hasta los banquillos cuando sea cambiado.

Cuando el portero saque de puerta se puede encontrar con un contrario dentro del área y está permitido que te robe el balón al considerarse una reanudación inmediata del juego. También ahora el cancerbero en un penalti puede estar un paso o poner un pie por delante de la línea de gol. Las barreras no podrán estar conformadas por jugadores atacantes, tendrán que estar un metro por delante. El bote neutral ya no existe, cuando se produzca una situación en la que se para el juego, el balón se devolverá al equipo que tenga la posesión y el jugador contrario tendrá que estar a cuatro metros. En caso de que la pelota toque en el árbitro y cambie la posesión, se parará el juego y se devolverá.

En el aspecto de las manos, se pitará siempre infracción cuando se juegue el balón de forma intencionada y si el brazo se encuentra por encima del hombro. Ahora, si se marca o se genera una ocasión de gol, se pita y si es voluntaria se castiga con tarjeta amarilla. Si la posición de la mano hace la función de que el cuerpo ocupe más espacio (posición antinatural), se pitará en cualquier caso, tanto si es directamente como si la pelota viene de rebote. Si el defensa tiene el brazo más extendido de lo habitual en una situación la que va al suelo durante una jugada dentro del área se pitará penalti.

En el capítulo de las faltas es donde más se ha endurecido la normativa. Ahora cualquier entrada brusca se puede sancionar con una expulsión, los pisotones se amonestarán con tarjeta amarilla, pero una entrada por detrás en la zona del Tendón de Aquiles se mostrará la tarjeta roja. Si una ocasión manifiesta de gol se corta tanto fuera como dentro del área y no tiene ninguna intención de jugar el balón se castigará con tarjeta roja, pero si es una jugada prometedora valdrá con mostrar la amarilla. En la disputa del balón, cuando se usen los brazos y se toca la cara, sanción sera con cartulina amarilla.

Estas normas servirán para que haya menos polémica en las decisiones arbitrales y por lo tanto, estén más claras para los jugadores/entrenadores implicados en el juego y los árbitros tengan una realización de su trabajo más sencilla.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios