Menú

Tsunami Democràtic amenaza con colapsar Barcelona durante el Clásico: el autobús del Madrid, en el punto de mira

Comunicado convocando a toda la ciudadanía en favor de la autodeterminación. "El clásico lo jugamos todos", dice. Preocupación en el Real Madrid.

0
Comunicado convocando a toda la ciudadanía en favor de la autodeterminación. "El clásico lo jugamos todos", dice. Preocupación en el Real Madrid.
Clásico entre el Real Madrid y Barcelona con mensajes políticos | Cordon Press

El Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid se tendría que haber disputado el pasado 26 de octubre. Por petición de LaLiga y con la aprobación del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol, se decidió retrasar el partido esperando que mejorara la situación en Cataluña. Barcelona y Real Madrid se pusieron de acuerdo en una nueva fecha, el 18 de diciembre, pero todas estas decisiones, enfocadas en que haya más seguridad en torno al partido, pueden venirse abajo.

La organización Tsunami Democràtic, a través de las redes sociales, ha dejado claro que este partido será el escenario ideal para sus reivindicaciones independentistas. "Con presos, exiliados, sin autodeterminación ni plenitud de derechos fundamentales, no hay normalidad. El día 18, el Clásico lo jugaremos todos", aseguran en el comunicado.

Tsunami Democràtic hace un llamamiento a toda la ciudadanía para que viajen a Barcelona y se reserven esa fecha en el calendario. "Tsunami es consciente de la trascendencia de un partido como el Barça-Madrid para los aficionados al deporte. Con todo, el momento político, judicial y represivo es excepcional. Todo el mundo debe entender que hay que sentarse y hablar sobre libertad, derechos fundamentales y la autodeterminación", afirman.

Preocupación y cambio de planes en el Real Madrid

Fuentes del Real Madrid admiten que están preocupados por el recibimiento que van a tener en Barcelona y, sobre todo, cuando vayan de camino al Camp Nou en el autobús. Es clave hacer el camino más corto posible. Los blancos se hospedará en el Hotel Sofía, a tan sólo un kilómetro del estadio. Aseguran estas fuentes que irán a jugar pese a que nadie les ha garantizado su seguridad que es lo que más le tiene en alerta. "Hubiéramos ido a jugar igual el 26 de octubre que es cuando se tenía que haber disputado el partido", afirman.

Desde el Real Madrid son cautos con este asunto. Creen que su llegada puede deparar momentos de tensión e incluso violencia contra el autobús en el que viajan los jugadores o en los aledaños del hotel donde van a descansar. Son conscientes de que el club no ha hecho nada que les ponga en el punto de mira de los independentistas, pero no son inocentes y saben que se les observará como si ellos fueran el gobierno o el Estado español.

El Real Madrid variará su planificación habitual porque quieren estar el menor tiempo posible en Barcelona. En un Clásico sin estas amenazas, los blancos viajarían el día antes a la ciudad condal y dormirían en el hotel, pero el Real Madrid viajará a Barcelona el mismo día del partido y pasará solo unas horas concentrados. Y claro, volverán a la capital de España tras el partido que comienza a las 20:00 horas. Van a hacer todo lo posible por evitar cualquier incidente y entre esas medidas está, por ejemplo, no pasar por la terminal del aeropuerto de Barcelona. Se irán directamente desde la pista.

Se acerca la fecha del Clásico y el Real Madrid sigue sin obtener respuesta por parte de las fuerzas de seguridad. Crece la inquietud mientras desde Tsunami Democràtic movilizan a sus seguidores para que hagan la vida imposible al Real Madrid.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios