Menú

El Liverpool da un golpe de autoridad goleando al Leicester (0-4)

Firmino logra un doblete para el conjunto de Jürgen Klopp, que se mete medio título en el bolsillo al sacar 13 puntos de ventaja a los foxes.

0
Firmino logra un doblete para el conjunto de Jürgen Klopp, que se mete medio título en el bolsillo al sacar 13 puntos de ventaja a los foxes.
Roberto Firmino saluda a los aficionados tras la goleada del Liverpool al Leicester. | EFE

El Liverpool ha dado un golpe de autoridad a la Premier League y ha arrollado a domicilio al Leicester (0-4), hasta hace poco el único capaz de mantener su ritmo y que dispara al conjunto de Jurgen Klopp, desenfrenado, hacia la conquista del título de la liga inglesa. El reencuentro con la Premier tras conquistar días atrás el Mundial de Clubes en Doha fue a lo grande. Impuso un ritmo frenético al partido el conjunto de Anfield, que minimizó al cuadro de Brendan Rodgers.

El dominio del Liverpool fue absoluto y su triunfo, desatado definitivamente en la segunda mitad, no estuvo puesto en cuestión en ningún momento. Un varapalo para los foxes que languidecen en los últimos compromisos. El Leicester acumula ya tres partidos sin ganar. Empató con el Norwich y después ha sumado dos derrotas seguidas, contra el Manchester City y ahora con el Liverpool. De hecho, el conjunto de Brendan Rodgers puede perder en esta jornada del Boxing Day su segundo puesto si el City de Pep Guardiola gana al Wolverhampton el viernes.

Pero no tuvo opción el equipo local, agazapado en su campo casi sin respuesta en ataque. Mohamed Salah pudo abrir el marcador al inicio con una acción al contraataque que inició desde el centro del campo. El egipcio enfiló la portería del Leciester pero la buena salida de Kasper Schemeichel dejó sin ángulo al atacante, que acabó por disparar al lateral de la red.

El marcador se abrió a la media hora. Trent Alexander Arnold, uno de los más destacados del conjunto de Klopp, efectuó un gran centro al segundo palo. Firmino, de cabeza, marcó. Pudo ampliar por culpa de un error de Jonny Evans que dejó a Sadio Mané solo ante Schmaichel. El senegalés disparó a bocajarro y el portero danés evitó el segundo.

Aceleró en el tramo final el Liverpool que noqueó definitivamente al Leicester. La avalancha red empezó en el 71 con un penalti que llegó por una mano dentro del área de Caglar Soyuncu. James Milner, que poco antes había saltado al césped por Naby Keita, transformó desde los once metros. Dos después un preciso medio de Alexander Arnold desde la derecha dejó la pelota a los pies de Firmino, que anotó su segundo tanto personal y el tercero en el partido. Y en el 78 fue el lateral el que recibió el premio a su gran partido. Recogió un balón de Sadio Mané en el pico del área y su disparo superó a Schmaichel.

La goleada eleva a trece puntos la ventaja del Liverpool respecto al Leicester. Y eso que los reds tienen un partido pendiente, contra el Southampton.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios