Menú

Roberto Carlos: "La noche antes de la Séptima estuvimos despiertos hasta las cuatro"

"No teníamos miedo, pero sí mucho respeto por la Juve. Y estábamos ansiosos por que el partido empezara de una vez", dice el brasileño.

0
"No teníamos miedo, pero sí mucho respeto por la Juve. Y estábamos ansiosos por que el partido empezara de una vez", dice el brasileño.
Roberto Carlos, en una visita reciente a esRadio. | David Alonso Rincón

Roberto Carlos da Silva ha rememorado algunos de sus mejores momentos en el Real Madrid, al que llegó gracias a un Lorenzo Sanz que ejerció de "padre" para él, y ha recordado cómo el día antes de la final que supuso la séptima Copa de Europa "no" pudieron "dormir" y se quedaron hablando hasta las cuatro de la madrugada.

"Casi dos años después de mi llegada, estábamos para jugar contra Juventus la final de la Champions. Como todos sabemos, el Real Madrid tenía la mayor cantidad de títulos en la competición, pero en aquel entonces, hacía 32 años que no la ganábamos. Habíamos sufrido en la Liga esa temporada. La Juve estaba en la final por tercer año consecutivo. Llegamos al partido sin ser los favoritos", declara en un artículo en la plataforma The Players' Tribune.

Por ello, ninguno en la plantilla pudo conciliar el sueño. "La noche anterior a la final ninguno de nosotros pudo dormir. Normalmente nos íbamos a la cama a las 10 de la noche, pero aquella noche estábamos sentados en el lobby a las cuatro de la madrugada, contándonos historias. No teníamos miedo, pero sí mucho respeto por la Juve. Y nos sentíamos ansiosos de que el juego empezara de una vez", manifestó.

Finalmente, el gol de Mijatovic les dio el título. "No sólo ganamos aquel partido con nuestra calidad, sino que también lo hicimos con nuestra motivación. Lo quisimos más que ellos", dijo. "Después nos dirigimos a la Plaza de Cibeles. Las calles estaban inundadas de cientos de miles de personas, vestidas con sus camisetas y bufandas blancas, cantando y celebrando. Nunca olvidaré aquella noche. Si tuviera que elegir mi momento favorito de mis años en el Real Madrid, sería aquel triunfo", reconoció.

Fue precisamente Cibeles lo primero que conoció al llegar a la capital española cuando fichó por el Real Madrid en 1996. "Cuando aterricé en el aeropuerto, no fui directamente a conocer el lugar donde viviría. Ni tampoco fui al Santiago Bernabéu, el estadio más majestuoso de Europa. No. Fui con alguna gente de un periódico español a Plaza de Cibeles", rememoró. "Fue algo así como llegar a Río de Janeiro por primera vez e irse directamente al Cristo Redentor", comparó.

"Lorenzo Sanz era como un padre para nosotros"

El actual Embajador del club blanco recordó también a Lorenzo Sanz, el presidente que le llevó al Real Madrid y que falleció recientemente por coronavirus. "Cuando supe que se había contagiado con el virus, recé para que se recuperara. Pero también sabía que había estado enfermo por un tiempo, y al final el virus ha sido una de las tantas cosas que se lo han llevado", apuntó.

"Solo el recuerdo de Lorenzo ya me hace sonreír. Aunque era un presidente, por encima de todas las cosas era un aficionado. Vivía para el Real Madrid. Estaba siempre muy involucrado, y siempre con nosotros en el vestuario. Cuando empatábamos o perdíamos, nos dejaba tranquilos (...) Era como un padre para nosotros", aseguró. "Teníamos contacto todos los días. Siempre me daba consejos. Nunca jamás lo he llamado Lorenzo Sanz, y eso que lo he intentado. Para mí siempre era Presidente, o Presi", indicó.

El brasileño, que afirmó que su primer partido en el Bernabéu fue "uno de los mejores días" de su vida, habló de la época de los galácticos. "Llegabas al vestuario, te sentabas, mirabas a tu alrededor y veías al ganador del Balón de Oro, al jugador del año en España, al Pichichi, al mejor portero del mundo... Ser parte de ese ambiente fue muy especial. A veces, me sentaba y pensaba: "Mira de dónde has venido y mira dónde estás ahora". Sentía orgullo", subrayó. Ganamos la Champions League dos veces más, en 2000 y 2002. Y sin embargo se me hace difícil recordar todos los detalles", confesó. "Sólo el día en el que dejé de jugar para el Madrid logré darme cuenta de todo lo que había logrado", aseveró.

De su último partido, una victoria "increíble" ante el Mallorca en el Bernabéu el 17 de junio de 2007, se queda con cómo le trató la afición. "Todos sabían que era mi partido de despedida. David Beckham también se marchaba. Desde el momento en el que salimos del hotel y empezamos a viajar rumbo al estadio, la gente nos dio todo su afecto. Se sentía casi como un cumpleaños, ¿sabes? Allí es cuando me di cuenta de lo que había hecho por el club. Allí es cuando me di cuenta de todo lo que la afición me amaba", expresó.

"Quiero ver a la gente de nuevo en las calles"

Por otra parte, el exlateral madridista mostró su dolor por la situación que vive Madrid con la pandemia de coronavirus. "Me entristece profundamente", dijo. "En lo personal, el virus no me ha afectado. Mi familia y yo estamos sanos. Pero estoy triste por las familias de todos los que han muerto. Conozco a algunos de ellos", señaló. "En el último mes he salido de mi casa dos veces, y eso fue para ir al supermercado. Quedarme en casa todo el día me está haciendo caminar por las paredes. Pero por el momento, es lo correcto y lo que hay que hacer", afirmó. "Las dos ocasiones en las que he salido, he echado una mirada alrededor y apenas he podido reconocer a mi ciudad (...) Las calles están completamente vacías. Nunca había visto a Madrid así", desveló.

A pesar de todo, Roberto Carlos apeló a ser "optimista". "Mi filosofía siempre ha sido de tratar de resolver los problemas con una sonrisa en mi rostro. Así que mantén la cabeza alta y mira hacia delante. Cree en ti mismo. Sé paciente. Permanece en calma. Y trata de ayudar a los demás", declaró.

En este sentido, la pandemia ha servido para darse cuenta de que todos los seres humanos tienen "las mismas vulnerabilidades", y que lo más importante son la familia y los amigos. "Al quedarnos en casa estamos todos juntos luchando contra este virus, para que las cosas puedan volver a la normalidad lo antes posible. Como muchos, echo de menos el fútbol, y espero el día en el que el Real Madrid pueda regresar a Cibeles con un nuevo título. Pero ahora mismo, lo único que deseo es ver a la gente de nuevo en las calles. Esa es la victoria por la que todos estamos luchando", concluyó.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios