Menú

Muere el 'Trinche' Carlovich tras un asalto en plena calle: así era el mito más especial de Argentina

Un golpe en la cabeza tras un asalto en plena calle, terminó con la vida de una estrella diferente.

0
Un golpe en la cabeza tras un asalto en plena calle, terminó con la vida de una estrella diferente.
El Trinche Carlovich murió tras ser asaltado en plena calle | Instagram

Tomás Felipe el Trinche Carlovich, que murió este viernes a los 74 años tras recibir un golpe en la cabeza al ser asaltado, era una leyenda del fútbol argentino y, pese a que hay pocos registros de sus partidos, varias glorias lo señalan como uno de los mejores jugadores argentinos de la historia.

Carlovich nació en Rosario, una de las ciudades más futboleras del país, y allí no son pocos los que aseguran que fue mejor que Lionel Messi, Diego Maradona o Alfredo Di Stéfano, a pesar de que los escasos registros de sus jugadas y goles.

"Su leyenda es un lugar común en Rosario, en toda la provincia de Santa Fe. Se convirtió en un símbolo de un fútbol romántico que ya prácticamente no existe", dijo el también santafesino Jorge Valdano en 2015 en un programa de Informe Robinson dedicado al ídolo rosarino.

"A mí me emocionó verlo a Carlovich. Tengo un recuerdo imborrable. Era un artista", dijo José Pekerman en el mismo programa.

"Parecía que la pelota lo llevaba a Carlovich. Una pelota inteligente, que disfruta de hacer las cosas artísticas y arrastra atrás a un futbolista", añadió César Luis Menotti.

Carlovich es considerado un emblema del fútbol de Santa Fe y de Argentina a pesar de haber jugado la mayor parte de su carrera en categorías inferiores y solo tres partidos en la Primera División con Colón.

Las escasas crónicas de la época y quienes lo vieron jugar aseguran que era un centrocampista zurdo, lírico, elegante, muy hábil y técnico, capaz de hacer movimientos sorprendentes. Su jugada característica, afirman, era hacerle dos túneles seguidos a su marcador.
"Acá en Rosario se han inventado un montón de cosas acerca de mí. Pero no son verdad. A los rosarinos les gusta contar cuentos. Algún caño de ida y vuelta habré hecho, pero no es para tanto", dijo Carlovich en una oportunidad.

En 1974 la selección argentina jugó en Rosario ante un combinado local un partido de preparación para el Mundial de Alemania Occidental y en el once inicial del equipo rosarino hubo cinco jugadores de Newell's Old Boys, cinco de Rosario Central y un futbolista de la Segunda División: Carlovich.

La Albiceleste fue apabullada por el improvisado combinado, que tuvo al 'Trinche' como figura y se impuso por 3-1.

Sus compañeros, rivales y entrenadores aseguraron que, pese a su sorprendente habilidad, Carlovich no era disciplinado. Según dicen algunos de ellos, el hábil centrocampista no se entrenaba, no cumplía horarios y no tenía la "profesionalidad" necesaria para triunfar en la Primera División. Nacido en Rosario en 1946, el zurdo debutó en Rosario Central en 1969.

Tras un tiempo en Flandria, en 1972 llegó al club que lo tendría como ídolo: Central Córdoba, donde consiguió dos ascensos a la Segunda División.

En ese equipo rosarino jugó en cuatro etapas: 1972-1974, 1978, 1980-1983 y 1986.

También pasó por otros equipos como Independiente Rivadavia de Mendoza y Colón, de la Primera División. En la máxima categoría del fútbol argentino disputó tres partidos con Colón. Se lesionó en los tres.

"A veces no se da. Un poco de suerte tenés que tener también", dijo años más tarde en una entrevista con el canal Telefé. En 1986 se retiró y, desde entonces, su figura no dejó de crecer.

"A lo mejor pude ir a Francia o al Cosmos. Posibilidades tuve en su momento, me hubiera cambiado la vida. La verdad es que yo no tuve otra ambición más que la de jugar al fútbol. Y sobre todo de no alejarme mucho de mi barrio, de la casa de mis viejos. Para mí, jugar en Central Córdoba fue como jugar en el Real Madrid", afirmó en una oportunidad.

En febrero, Maradona, ahora entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, visitó Santa Fe para jugar ante Rosario Central.

Carlovich se reunió con el campeón del mundo y relató hace unos días, en diálogo con Radio Mitre, cómo fue ese encuentro.

"Vino, me abrazó y hablamos. Había llevado una camiseta yo. Adelante de todo la gente metió el gancho (la firmó) y puso: 'Trinche, vos fuiste mejor que yo'. Ya está. Le dije: 'Ahora puedo partir tranquilo, Diego, vos sos lo más grande que vi en mi vida', reveló.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios