Menú

Un aniversario especial para Mourinho: del triplete con el Inter a su fichaje por el Madrid en cuestión de minutos

El portugués desvela que decidió firmar con el conjunto blanco tras eliminar al Barça en el Camp Nou, en la recordada noche de los aspersores.

0
El portugués desvela que decidió firmar con el conjunto blanco tras eliminar al Barça en el Camp Nou, en la recordada noche de los aspersores.
José Mourinho, el día que ganó el triplete con el Inter... y acordó su fichaje por el Real Madrid. | EFE/Archivo

Este viernes, 22 de mayo de 2020, se cumplen diez años de dos hechos muy significativos en la carrera de José Mourinho: ganar el triplete con el Inter de Milán, tras superar al Bayern de Múnich en la final de la Champions 2010 que ambos equipos disputaron en el estadio Santiago Bernabéu, y acuerda con Florentino Pérez su fichaje por el Real Madrid, apenas unos minutos después de ganar su segunda Copa de Europa tras la conquistada con el Oporto en 2004.

El técnico portugués, que entonces tenía 47 años y actualmente dirige al Tottenham Hotspur, desvela en una entrevista a La Gazzetta dello Sport cuándo decidió fichar por el conjunto blanco: fue el 28 de abril de 2010, nada más eliminar al Barcelona en semifinales de la Champions, pese a perder por 1-0, en un partido marcado por el encendido de los aspersores en el Camp Nou, con el Barcelona tratando de aguar (y nunca mejor dicho) la fiesta a un Inter que celebraba su pase a la final de Madrid.

"Si hubiera regresado a Milán tras la final del Santiago Bernabéu, con los aficionados coreando mi nombre, quizás no me habría ido del Inter. Yo todavía no había firmado con el Madrid. Quienes dicen que un delegado del Madrid vino a nuestro hotel en Madrid antes de la final (ganada contra el Bayern) dicen una tontería", afirma un Mourinho que, en cualquier caso, ya tenía decidida su marcha al conjunto blanco.

"Yo quería ir al Madrid. Ya me querían desde el año anterior, se lo propuse al presidente Massimo Moratti, pero él me convenció para quedarme. Y al Madrid ya le había dicho que no cuando estaba en el Chelsea. No le puedes decir que no tres veces al Madrid", apunta en la entrevista a La Gazzetta dello Sport.

Mourinho hizo historia en la temporada 2009/10 al ganarlo todo al frente del Inter, incluida una Copa de Europa que la hinchada nerazzurra esperaba desde 1965, cuando la ganó el equipo liderado por el español Luis Suárez Miramontes.

En el camino hacia la final del Santiago Bernabéu, el Inter eliminó al Barcelona de Pep Guardiola, campeón de todo, con una prueba de superación en el Camp Nou en la semifinal de vuelta. Tras ganar ese partido, Mourinho decidió que aceptaría fichar por el Real Madrid. "La decisión la tomé después del segundo partido con el Barcelona, porque sabía que íbamos a ganar la Champions. A Moratti se lo había hecho entender. Las palabras no eran necesarias, se notó por cómo nos abrazamos en el campo tras la final de Madrid. Moratti me dijo: 'Después de esto tienes derecho a irte'. Era el derecho a hacer lo que quería, pero a estar feliz. De hecho, estuve más feliz en Milán que en Madrid", afirmó el técnico portugués.

La etapa madridista de Mourinho duró de 2010 a 2013 y acabó con una Liga española, una Copa del Rey y una Supercopa. Rozó tres veces la final de la Champions, pero acabó hincando la rodilla las tres veces en semifinales, ante el Barcelona, el Bayern y el Borussia Dortmund.

En la larga entrevista, Mourinho también repasó un momento clave en la creación de la plantilla del Inter que ganó el triplete en 2010. En el verano de 2009, el sueco Zlatan Ibrahimovic dejó al cuadro italiano para ir al Barcelona y el camerunés Samuel Eto'o recorrió el camino opuesto. "Los problemas empezaron ese verano en un amistoso contra el Chelsea. Los diarios llevaban días diciendo 'Ibra va al Barcelona', 'Ibra no va al Barcelona'. Él, ese día, jugó 45 minutos porque es un auténtico profesional. Pero en los vestuarios nos dijo 'me voy al Barcelona, voy a ganar la Champions'", aseguró el técnico portugués.

"Mis colaboradores estaban destrozados porque decían que sin él sería imposible ganar la Champions, y los compañeros tampoco querían perderle. Yo estaba preocupado, pero al final dije: 'A lo mejor tú te vas y la Liga de Campeones la ganamos nosotros'. Fue una locura, pero en el vestuario cambió el ambiente", concluyó.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios