Menú

La saga López Rekarte regresa a la Real Sociedad... ahora con Maitane

Este sábado arranca la Liga Iberdrola, y en LD hablamos con Maitane, la última en llegar de una familia intrínsecamente ligada a la Real Sociedad.

0
Este sábado arranca la Liga Iberdrola, y en LD hablamos con Maitane, la última en llegar de una familia intrínsecamente ligada a la Real Sociedad.
Maitane, nada más proclamarse campeona de la Copa de Esukadi con la Real. | Real Sociedad | Real Sociedad

Los apellidos López Rekarte van íntimamente unidos a la Real Sociedad. También al Barcelona, o al Mallorca, o al Dépor. E incluso a la selección española. Pero es en el conjunto donostiarra donde apellido y escudo van intrínsecamente ligados.

Y más desde este verano de 2020. Habrá un nuevo capítulo en la saga. El que protagonizará la futbolista Maitane López. Formada en el Collerense mallorquín, y después de pasar cinco temporadas en el Levante de la Liga Iberdrola, recala esta temporada en la Real con el objetivo de clasificarlo para la Champions League.

maitane-t2.jpg

"Es un sueño cumplido. Desde pequeña siempre fui de la Real. Siempre me ponía su camiseta, aun siendo una niña bien pequeña, con una tremenda ilusión. Lo que estoy viviendo en estos momentos es algo increíble, con lo que soñé toda mi vida", declara la futbolista en exclusiva para Libertad Digital.

López Rekarte igual a Real Sociedad

El primero de los López Rekarte en jugar con el conjunto donostiarra fue Luis María. Nacido en el 62, su debut profesional se produciría en el Alavés. Regresaría a la Real -donde se había formado- en 1985, para ocupar el lateral derecho sin discusión durante tres temporadas consecutivas. De ahí al Barça, Depor (o Superdepor mejor dicho) y Mallorca. 1 liga y 3 copas del Rey avalan su trayectoria.

Su hermano Aitor López Rekarte, nacido 13 años más tarde, jugó más tiempo para el conjunto txuri urdin. En total 11 temporadas, casi la totalidad de su carrera, ocupando también el carril diestro. Llegaría a ser internacional, y un símbolo de la Real de los años 2000. Aquella que quedó subcampeona de Liga.

Del tercer hermano, José Ignacio, dicen que era el que mayor talento atesoraba. Pero las lesiones le impidieron llegar a la elite del fútbol. "Yo era muy pequeña y no le pude ver, pero en mi familia se dice eso, que mi padre era el mejor de los tres. Jugaba de medio centro, y parecía que iba a llegar lejos, pero una lesión muy grave le apartó del fútbol cuando comenzaba a despuntar en Segunda B".

No obstante, la saga no comienza aquí. Ni mucho menos. En el padre de estos tres futbolistas radican los cimientos de una familia tan exitosa. "Aquí le conocen como ‘El bomba’, y se convirtió en un entrenador de prestigio en Euskadi. Con él empezó todo esto", atestigua, orgullosa, Maitane, su nieta.

Fútbol en la sangre

Una Maitane López Millán que nació en Águilas, Murcia, el 13 de marzo de 1995. Ahí fue donde su padre dio sus últimos coletazos como futbolista, lastrado por las lesiones .A los 5 años la familia se trasladó a Mallorca, y aquella niña pequeña le cogió el gusto al balón. Algo inevitable, por otro lado. Lo llevaba en la sangre.

"Cada vez que mi tío venía a jugar a Mallorca íbamos a Son Moix a verle jugar. Era una ilusión tremenda. Disfrutaba mucho con todo aquello, y disfrutaba mucho jugando al fútbol".

Tras formarse en el Collerense, un club lanzadera de grandes futbolistas del panorama nacional como Virginia Torrecilla, Mariona Caldentey, Patri Guijarro o Patri Mascaró, recaló en 2015 en el Levante, donde ha rendido a un excelente nivel, siendo indiscutible en la medular, y llevando al conjunto granota a quedar finalmente tercero el año pasado tras el parón y no continuidad derivado del coronavirus.

whatsapp-image-2020-09-29-at-170209.jpeg

"Tener toda mi familia paterna relacionada con el fútbol, y a un nivel tan alto, ha sido clave para mi trayectoria. Me puedo apoyar y aconsejar en ellos, y eso es muy importante. Me siento muy afortunada de tener esta familia".

Ahora, con 25 años, en plena madurez futbolística, Maitane López ha cumplido su sueño. Y el de toda su familia. Jugar en la Real.

"El futbol y la vida son etapas, y yo creo que la mía en el Levante había terminado. Necesitaba nuevos retos. Tuve otras opciones, muchas de ellas del extranjero, que era algo que también me motivaba, pero mi ilusión por jugar con esta camiseta me hizo decantarme rápido".

Objetivo Champions

Maitane no escatima a la hora de marcarse un reto para esta temporada. "Queremos quedar lo más arriba posible. Hay mimbres para ello. Quizá no se nos tenga aún tan en cuenta, pero creo que podemos luchar por la tercera plaza, que nos daría acceso a la Champions League", apunta la futbolista.

"Natalia (Arroyo) trata de que juguemos mucho con el balón, de que nos divirtamos, y eso me gusta. Voy a darlo todo para seguir creciendo, para aportar al equipo, y para conseguir el objetivo. Espero conseguir grandes cosas con este escudo" comenta Maitane, consciente de lo que supone para ella y para su familia poder despuntar en la Real.

Y la cosa no ha podido comenzar mejor. Esta semana el equipo donostiarra se proclamaba campeón de la Copa Euskadi tras imponerse al Athletic Club en la tanda de penaltis. Maitane fue titular y disputó todo el encuentro.

"Es un orgullo y una motivación seguir con la historia de la familia en la Real. Llegar a Primera es muy complicado, y que en una misma familia hayan podido llegar varios miembros supone una gran alegría para todos. Demuestra que somos una familia trabajadora y ambiciosa. Es un sueño seguir haciendo historia para la Real como una Rekarte más".

No hay duda. La saga de los López Rekarte continúa en Zubieta.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios